16.06.2024 |
El tiempo

TIROTEO

Detenidos un hombre y una mujer por los disparos en el Alisal

Ambos por tenencia ilícita de armas y él también por un delito de homicidio en grado de tentativa

Vista de la zona de El Alisal donde se produjeron los hechos. / A.E.
Vista de la zona de El Alisal donde se produjeron los hechos. / A.E.
Detenidos un hombre y una mujer por los disparos en el Alisal

La sombra del miedo se cernió sobre las tranquilas inmediaciones del tanatorio de la Montañesa-Alisal en Santander hace apenas dos semanas, cuando la violencia irrumpió en un momento de duelo y recogimiento. Sin embargo, tras una meticulosa labor investigativa, la Policía Nacional ha dado un paso decisivo en la resolución de este caso que ha mantenido en vilo a la comunidad.

Las autoridades han anunciado la detención de un hombre de 28 años y una mujer de 27, ambos presuntamente vinculados a los disparos ocurridos en el mencionado recinto funerario el pasado 6 de mayo. El individuo enfrenta cargos por tentativa de homicidio y tenencia ilícita de armas, mientras que a la mujer se le imputa el delito de tenencia ilegal de armamento, según informes proporcionados por la Policía.

Los hechos, que tuvieron lugar alrededor de las tres de la tarde, sorprendieron a quienes se congregaban para dar el último adiós a un ser querido. Una llamada al servicio de emergencia alertó sobre una discusión acompañada de detonaciones, desatando una respuesta inmediata por parte de las autoridades.

A pesar de la aparente normalidad a la llegada de las unidades policiales, testimonios recabados revelaron un enfrentamiento entre dos facciones familiares, aparentemente relacionado con actividades ilícitas ligadas al tráfico de drogas. El presunto agresor, identificado como el joven de 28 años, habría extraído un arma de fuego del bolso de una mujer presente en el lugar, dirigiéndose posteriormente hacia dos individuos y efectuando al menos dos disparos que milagrosamente no causaron heridas graves.

El escenario, marcado por la fuga de las víctimas y el escape del agresor junto a sus allegados, dejó tras de sí señales de la violencia desatada, con una furgoneta marcada por los impactos de bala como testigo mudo de la peligrosa disputa.

La intervención policial, en la que se logró recuperar evidencia crucial en forma de casquillos percutidos, culminó en la identificación y posterior captura de los implicados el pasado 15 de mayo. El historial delictivo del hombre detenido, sumado a las pruebas reunidas durante la investigación, han permitido a las autoridades avanzar en el esclarecimiento de este caso que ha sacudido la tranquilidad de Santander.

Con ambos individuos a disposición judicial, se espera que la justicia arroje luz sobre los motivos detrás de este lamentable incidente, ofreciendo respuestas a una comunidad aún consternada por la violencia que irrumpió en un momento de dolor y despedida.

Detenidos un hombre y una mujer por los disparos en el Alisal
Comentarios