22.06.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

El papa seguirá en el hospital toda la próxima semana

Fachada del hospital romano Gemelli, donde se encuentra el papa. / GIUSEPPE LAMI
Fachada del hospital romano Gemelli, donde se encuentra el papa. / GIUSEPPE LAMI
El papa seguirá en el hospital toda la próxima semana
El papa Francisco está mejorando tras su operación el pasado miércoles por una hernia abdominal, pero se le ha desaconsejado hacer esfuerzos y por tanto no celebrará por primera vez en su pontíficado públicamente el ángelus mientras que los médicos le han indicado que debe estar al menos toda la próxima semana ingresado en el hospital Gemelli de Roma.

El médico que le operó tanto el pasado miércoles como en julio de 2021 en una intervención en el colon, Sergio Alfieri, compareció hoy ante los medios para dar todo lujo de detalles sobre la salud del papa y su posoperatorio.

"En los últimos días se han suspendido todo tratamiento por vía venosa y se alimenta con una dieta semilíquida. Está apirético (sin fiebre) y hemodinámicamente estable. Sus análisis de sangre y la radiografía de tórax postoperatoria son buenos", explicó Alfieri en una rueda de prensa en el hospital.

Sin embargo, ante la necesidad de permitir que la malla implantada para la reparación de los músculos del abdomen cicatricen de forma óptima, los médicos le han aconsejado que no realice esfuerzos y no aparezca en público para celebrar el ángelus desde el hospital, como ya hizo en su anterior hospitalización en julio de 2021 tras la operación del colon.

Será así la primera vez que en su pontíficado el papa no celebra el rezo ángelus públicamente, ya que incluso durante la pandemia lo celebró en el palacio pontificio y fue retransmitido.

"Por consejo del cuerpo médico y del asistente personal sanitario, y como se deduce de los tiempos normales de recuperación postoperatoria en operaciones de este tipo, mañana el papa rezará en privado el rezo del Ángelus, uniéndose espiritualmente, con afecto y gratitud, a los fieles que querrán acompañarlo, dondequiera que estén", explicó el Vaticano en un comunicado.

Alfieri también subrayó que "el papa no ha tenido ningún tipo de problema cardíaco ni ha sufrido algún infarto", precisó Alfieri a las preguntas de los periodistas durante una rueda de prensa en el hospital.

Desde el punto de vista cardiorespiratorio el papa está bien, agregó el doctor, responsable de cirugía del hospital Gemelli, y explicó que hace dos meses tuvo un pequeño problema (la pulmonía) "como puede tener cualquier persona de 86 años pero no tiene ningún tipo prácticamente de tratamiento, lo único el problema en la rodilla, pero no tiene ni ha tenido ningún problema".

Sobre cuantos días tendrá que estar ingresado, Alfieri comunicó que al menos durante toda la próxima semana. "Es una decisión tomada por prudencia para facilitar la recuperación, pero todo procede bien", aseguró.

"Para asegurarnos de que vuelve a Santa Marta (su residencia) en las mejores condiciones, nos gustaría que quedase ingresado durante una semana. La recuperación total es de tres meses para todo el mundo. Es muy importante que vuelva al trabajo físicamente fuerte. Pero nosotros podemos sugerírselo, porque es él quien decide. Le dimos una sugerencia médica para el domingo, y él decidirá", explicó.

Alfieri puntualizó que "si no se presta atención a la cicatrización y a los desgarros de la malla habrá que volver a llevarlo al quirófano. Si, por el contrario, se observa una convalecencia cuidadosa, no tendrá ninguna molestia" y matizó que la otra vez durante la hospitalización rezó e ángelus, "pero después de siete días y no tuvo que reposar la pared abdominal".

"Pero ya les digo, todo marcha bien, todo muy bien hasta la fecha. No impedimos que el papa haga cosas, el papa decide por sí mismo. Podrá caminar durante su recuperación, pero no es una persona que regresa a la oficina en público para trabajar tres días después de la cirugía, sino que es un jefe de Estado", señaló.

Aunque Alfieri aseguró que si el papa tiene 86 años, "tiene la cabeza como un hombre de 60 años", cuando decidió operarse al día siguiente de la TAC lo hizo porque tenía previsto que era la mejor fecha porque en agosto iría de viaje, explicó el doctor.

Detalló además que el papa no está sufriendo mucho dolor y por eso "se somete a una terapia analgésica normal para asegurarse de que pueda respirar bien, porque cuando te operan el abdomen, intentas respirar más superficialmente para sentir menos dolor" pero que no "es un analgésico blando, nada especial, para que le permita una buena respiración".

El papa seguirá en el hospital toda la próxima semana
Comentarios