06.10.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

BUSTABLADO

Barcenillas: El pueblo de las casonas

El lugar, perteneciente al municipio de Ruente, aspira este año a ser ‘Premio Pueblo de Cantabria’ por su rico y bien cuidado patrimonio arquitectónico
Casona de Barcenilla.
Casona de Barcenilla.
Barcenillas: El pueblo de las casonas

Barcenillas, el pueblo de las casonas, perteneciente al municipio de Ruente, está enclavado en la falda de una ladera junto al río Saja, en plena Ruta de los Foramontanos, y haciendo frontera con el término de Cabuérniga. Su origen de marcado signo agrícola y pastoril, se relaciona con la existencia del camino que atravesaba el valle para buscar la salida hacia tierras castellanas. Su desarrollo y esplendor se produce, al igual que la mayoría de los núcleos del entorno, durante los siglos XVII y XVIII, coincidiendo con la llegada de capitales de los emigrantes.

Por ello, en el pueblo no vamos a encontrar evidencias anteriores (góticas o renacentistas), sino un barroco que queda patente en sus casonas de grandes dimensiones y fachadas de sillería con ostentosos trabajos de talla en piedra y madera, como queda patente en la casa del Cantero, magníficamente conservada; las de la Plaza del Cantón; la que se encuentra en el camino de subida a Lamiña, con una arcada de cinco arcos; o la de Calderón, caracterizada por su extremo barroquismo.

Pues bien, el lugar aspira este año al «Premio Pueblo de Cantabria», que convoca el gobierno regional, con una candidatura promovida por la Asociación Cultural de Barcenillas y el Ayuntamiento de Ruente. Una decisión consensuada entre el alcalde del municipio, Jaime Díaz Villegas, y miembros de la Asociación Cultural y vecinos de la localidad que ha dado lugar a un proyecto interesante y deseoso de alcanzar el premio.

La candidatura se apoya en la implicación vecinal para su buen desarrollo, analizando la trayectoria y las actuaciones pasadas y futuras, que pretenden preservar la identidad del pueblo y el fomento de la convivencia de los vecinos y visitantes. El «Premio Pueblo de Cantabria» de carácter anual, es una iniciativa de la Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo del Gobierno de Cantabria, que reparte 130.000 euros para el ganador y dos accésit de 10.000 euros para segundo y tercer premio.

En el caso de lograr el primer premio, Barcenillas ha presentado un proyecto muy ambicioso con varias actuaciones, que serán sometidas a votación entre los habitantes de la localidad para hacer partícipes a todos los vecinos de las mejoras a realizar. Entre ellas se encuentran el acondicionamiento de la ruta de las cascadas de Úrsula para su adaptación a personas con movilidad reducida; la cubrición o soterramiento de los contenedores de basuras y reciclaje; la recuperación de la Ruta de los Foramontanos con la incorporación de seres mitológicos del Valle de Cabuérniga, como las anjanas; el soterramiento del cableado eléctrico; el acondicionamiento de una parte del centro cultural como zona de coworking; la instalación de un mirador panorámico junto a la iglesia de San Sebastián; la recuperación de la bolera; el acondicionamiento del viejo lavadero; la construcción de una zona de aparcamiento fue del pueblo y la recuperación de zonas verdes, entre otras ideas.

PATRIMONIO Barcenillas es un ejemplo por el cuidado de su patrimonio edificado, que ha sabido mantener sus características para protegerlo y mantenerlo aún mejor si cabe. Pasear por Barcenillas es descubrir una serie de elementos arquitectónicos de gran valor, con un magnífico estado de conservación, un pueblo sorprendente que desde el momento en que el visitante llega nota la presencia de sus vecinos comprometidos con el pueblo, un patrimonio humano, con una enorme implicación vecinal en todos los proyectos que se desarrollan en la localidad, como resalta la Asociación Cultural que lleva su nombre y que promueve diversas actividades culturales y sociales como la organización de mercadillos rurales y navideños, la recogida de alimentos para personas en riesgo de exclusión y la Cabalgata de Reyes, además de clases de baile, concursos de fotografía, actividades para gente mayor como concursos de parchís y cartas, comida popular, fiestas patronales y tareas ocupacionales infantiles.

El pueblo se encuentra en uno de los parajes naturales más conocidos y con un potencial turístico muy desarrollado, en pleno corazón de la Reserva del Saja y a las puertas del Valle de Cabuérniga. Un lugar con una amplia tradición artesana, ganadera y cultural que afronta el futuro adaptándose a las nuevas tecnologías.

Según miembros de la Asociación, «somos totalmente conscientes de que el coste de todas estas iniciativas o ante-proyectos son de un coste elevado, y que previsiblemente con la dotación otorgada como premio no se podrán llevar a cabo todas ellas por eso, en caso de que Barcenillas sea agraciado con el primer «Premio Pueblo de Cantabria 2021», ya tienen pensado realizar entre los habitantes del pueblo una votación de algunas de las propuestas para hacer partícipes a todos los vecinos de las mejoras a realizar en el pueblo».

Dejan claro que la elaboración del proyecto que acompañará a la solicitud es de «cero euros» gracias al esfuerzo y trabajo aportado por sus componentes. El proyecto encaja perfectamente en los planteamientos del Ayuntamiento, dado que su titular, Jaime Díaz, trabaja por poner en valor los recursos y posibilidades turísticas del municipio.

CASONAS Del caserío destaca la Casona del Barrio El Pontón, buena muestra de la arquitectura civil montañesa del siglo XVIII. Su característica más peculiar es que es una de las pocas existentes en Cantabria con cinco arcos en el soportal. En el muro lateral izquierdo se localiza el escudo nobiliario de la familia, aunque se desconoce a qué apellido pertenece. Uno de los mejores ejemplos de arquitectura montañesa del municipio de Ruente y de todo el valle de Cabuérniga es la Casona Barrio del Cantero (s. XVIII), magníficamente conservada con fachada de piedra de sillería, arcos de medio punto en la planta baja y soportal que aún conserva el empedrado original. Otro buen ejemplo de casa montañesa con solana, de dos alturas, fachada de piedra de sillería, muros cortavientos y molduras en puertas y ventanas es la Casona de la Calle del Medio (S. XVIII).

En el pueblo tiene el domicilio social de una Fundación constituida en el año 2006 por Francisco Pérez González (Pancho), cofundador de la editorial Santillana y uno de los principales accionistas de PRISA. A pesar de no ser natural del pueblo, compró aquí una casa para instalar la fundación, que cuenta con una biblioteca cuya temática común es Iberoamérica, en todos sus aspectos, reuniendo en su conjunto una de las colecciones privadas especializadas en Iberoamérica más importantes de España.

De la Casona de Pancho destacan los arcos de medio punto, las molduras de los vanos y el casetón introducido más adelante, así como la torre que tiene en la parte trasera. Junto a la Casa de Pancho se ubica la Casa de la Plaza del Cantón, de las más antiguas del valle, con unas características que la diferencian de las del resto de la comarca. Aunque ha sufrido modificaciones, aún es posible distinguir algunos de sus rasgos originales, como el arco de medio punto con grandes dovelas sobre la puerta de acceso, típico de la Casa Llana renacentista de los siglos XVI y XVII.

Situada en el barrio del Cantón, la Casona de la Capellanía presenta unos rasgos diferentes al resto de los edificios de Barcenillas, con una disposición semejante a la de los palacios renacentistas propios del siglo XVII. La fachada principal es de sillería. En la planta baja tres arcos de medio punto (dos de ellos cegados en la actualidad) dan paso al soportal; a su izquierda está el cuarto o estancia del peregrino (lugar que daba cobijo a sirvientes y peregrinos), iluminado por una original ventana decorada con motivos vegetales.

En la Casa de Calderón (s. XVIII) llaman la atención las trabajadas y resaltadas molduras de las puertas y ventanas, así como la cuidada labor de talla de la madera en el alero y la balaustrada a la dcha.). La solana también se encuentra dividida en dos. En la fachada lateral se localiza el escudo nobiliario realizado en alabastro, material similar al mármol y poco usado en la zona por lo que es probable que se trajese de fuera. Junto a él, vemos un balcón de púlpito con balaustrada de forja.

Otro buen ejemplo más de casa montañesa es la Casona del Barrio de La Fuente, con fachada de piedra de sillería, en la planta baja dos arcos de medio punto, soportal y dos cuartos iluminados por ventanas cerradas con reja embutida. Situada en una loma que domina todo el pueblo, la iglesia de San Sebastián es un excepcional mirador donde poner fin a la visita a Barcenillas.

Barcenillas: El pueblo de las casonas
Comentarios