02.10.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

RACING

«No voy a sacar conclusiones»

Romo entiende que no debe hacer «valoraciones» de lo sucedido ayer l Cree que lo importante es que los suyos «vayan buscando sus individualidades y entendiendo determinados mecanismos»
Arturo comenzó jugando por banda izquierda en el primer tiempo. / RRC
Arturo comenzó jugando por banda izquierda en el primer tiempo. / RRC
«No voy a sacar conclusiones»
Fernández Romo ya demostró el pasado año que no cambia su discurso gane o pierda su equipo alguno de los partidos de pretemporada que disputa. En ambos casos, insiste en no dar importancia al resultado. «Son momentos de pocas valoraciones y es evidente que también de cero conclusiones y de cero juicios de valor», aseguró ayer, una vez terminado el segundo test de pretemporada, esta vez ante un equipo de su misma categoría, un rival de los que se cruzarán por su camino cuando llegue la hora de la verdad.

Su intención siempre es que los futbolistas aprovechen citas como la de Sarón para que «vayan encontrando esas buenas individualidades, para que vayan entendiendo determinados mecanismos que en fases de los partidos aparecen y para que se vayan dando algunas relaciones que puedan ser importantes para el grupo a lo largo del año». Son este tipo de aspectos los que apunta en su libretita particular y, en ese sentido, se subió satisfecho al autobús. El de ayer fue sólo un paso más.

Los dos equipos que puso ayer en escena, uno en cada periodo, repitieron el mismo 4-2-3-1 que se antojó innegociable durante toda la campaña pasada y que también exhibió el Racing en su aparición del viernes pasado en Sarón. El madrileño no confirmó que vaya a ser de nuevo su apuesta con vistas a su primera aventura en Segunda División, sino que es el único que puede utilizar con los jugadores que tiene. «No tenemos tres delanteros en la plantilla», recordó. Considera que lo fundamental a estas alturas es «repartir minutos y equilibrar los equipos para que exista un poco de criterio en todo lo que va pasando». De este modo, elige el dibujo que considera más apropiado para «tener más peso y ganar el partido».

Aún así, dio la sensación de que hubo una mayor movilidad tras el descanso a partir, sobre todo, de la figura de Juergen. Y es que, el preparador verdiblanco recordó que el fútbol no es algo «cerrado, sino que es algo abierto y, a partir de ahí, ha de existir el movimiento». «No hay nada en mi cabeza que se aleje de lo que van a ser los jugadores y de lo que pueda darnos más peso para ganar los partidos», insistió. Por ejemplo, destacó que antes del descanso también Iñigo Vicente había retrasado continuamente su posición para recibir sin que quizá llamara tanto la atención. Puso el acento también en que había alineado a «dos extremos más clásicos» en el segundo tiempo con Marco Camus y Alfon mientras que en los primeros 45 minutos jugó Arturo, un hombre que suele meterse mucho por dentro. «Hay que dar importancia a las relaciones que se dan en base al tipo de partido que se pueda dar, al rival que haya delante y a las sensaciones propias y, a partir de ahí, ir casando cosas», resumió el técnico madrileño.

Para Fernández Romo, haber dado la cara y haber sido incluso superior durante muchos minutos a un equipo que lleva mucho tiempo asentado en Segunda División no le hace ser «ni optimista ni pesimista» respecto al proyecto que está fabricando. «No saco ninguna conclusión al respecto», insistió. Y es que, recordó que cada equipo tiene su propia hoja de ruta y el Sporting tendrá su «propio camino de trabajo» del mismo modo que el Racing tiene el suyo. «Su entrenador buscaba unas cosas y yo otras. En ese sentido, poco se puede concluir pero en ningún caso sacaría conclusiones ya fuera ganando o perdiendo», subrayó.

Le preguntaron a Fernández Romo por el estado que había presentado Matheus, que desde el pasado martes está entrenando ya en La Albericia. Recordó que ha aterrizado «con retraso respecto a lo esperado» y que eso, lógicamente, hace que lleve «bastante retardo respecto a sus compañeros». Por lo tanto, al brasileño le toca ahora seguir «un plan específico» que hará que, por ejemplo, todavía no se le pueda ver en acción el próximo fin de semana contra la Cultural Leonesa. «Mi idea es que entrene viernes y domingo y que el sábado lo haga al margen antes del partido», resumió. Tiene claro que no va a cometer «el error de precipitar su aparición o de poner a jugar a alguien que se puede lesionar».

Le cuestionaron también al entrenador del Racing sobre Yeray y los planes que pueda tener con él. Lo primero que hizo fue ponerse un galón en la solapa: «Si hay un entrenador actualmente que ha apostado por él soy yo, ya que la temporada pasada no sólo jugó minutos importantes, sino que también le dimos responsabilidad en partidos en los que nos estábamos jugando el ascenso». No fueron minutos de la basura cuando ya estaba todo el pescado vendido y eso es cierto. Se felicita por que el canterano ya haya vuelto de nuevo a la rutina y que se haya estabilizado su situación. Ahora queda que con «calma» se vaya poniendo físicamente al día  y que, a partir de ahí, si hace «los méritos» necesarios, pueda ganarse «su oportunidad».

«No voy a sacar conclusiones»
Comentarios