22.02.2024 |
El tiempo
jueves. 22.02.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria

PABLO TORRE

El Racing espera a Pablo Torre

El club ha pedido formalmente su cesión y el jugador ha dejado claro al Barça que sólo saldría cedido para volver a vestir de verdiblanco | Sólo falta que ambos clubes acuerden el porcentaje de la ficha que pagará cada uno

Pablo Torre, en su presentación como jugador del Barça.
Pablo Torre, en su presentación como jugador del Barça.
El Racing espera a Pablo Torre

El Racing puede cerrar en cuestión de horas el fichaje más importante del verano, el de un jugador capaz de cambiarlo todo, de encender la luz en mitad de la oscuridad. Se trata de Pablo Torre, un futbolista que no sólo revitalizaría deportivamente al conjunto cántabro, sino al propio club. Sería capaz de insuflar una tremenda dosis de optimismo en el entorno con capacidad incluso de reactivar la campaña de abonados por mucho que ya haya comenzado la campaña. Y es que, como recordó Quique Setién en la última junta de accionistas, los aficionados pagan para ver a futbolistas como el media punta de Soto de la Marina, que no sólo es muy bueno, sino que también es de la casa.

La operación retorno está en marcha. La explicó en detalle ayer la cadena Ser y quedó confirmada por este periódico. Todas las partes están condenadas a entenderse porque todas quieren llegar al mismo sitio. Y, por encima de todo, la culpa de que la historia no pueda tener otro desenlace es del propio futbolista, que ha dejado claro al Fútbol Club Barcelona y a sus agentes que sólo saldrá cedido para jugar en el Racing, que no quiere ir a ninguna otra parte. Lo que queda ahora es atar los habituales flecos que permiten cerrar una negociación así porque, obviamente, el club cántabro ha solicitado ya formalmente el retorno del jugador para que se siga fogueando y haciendo mayor en sus filas.

La chispa saltó cuando Xavi, el entrenador azulgrana, fue preguntando por el jugador cántabro en la rueda de prensa previa al partido liguero de su equipo contra la Real Sociedad. El técnico catalán admitió que estaban abiertos a buscar una cesión porque el plan inicial no tenía demasiado sentido. La idea de partida era la de que el jugador se mantuviera en todo momento en la órbita del primer equipo y que entrenara con él pero que jugara con el filial. Pero ni Pablo Torre pinta nada en una categoría como Primera RFEF, en la que ya demostró el pasado curso que se le queda muy pequeña, ni apenas iba a disponer de entrenamientos a las órdenes de Xavi hasta el parón del Mundial. Y es que, los equipos como el culé, que están metidos en todas las competiciones y en todos los saraos, no entrenan, sino que sólo juegan y recuperan.

La situación en la que se ha visto el futbolista de Soto de la Marina una vez culminada la pretemporada era previsible. Podía pasar. De partida, se antojaba difícil que fuera a encontrar sitio en el primer equipo al ser un recién llegado y haber otros jóvenes futbolistas ya asentados para jugar en su misma posición. Le falta, además, demostrar su valía en el fútbol profesional y quizá por eso han acordado entre todos buscarle una cesión para que el próximo verano volviera al club culé como una realidad incontestable y olvidándose de la opción de jugar en el filial.

El futbolista lo ve con buenos ojos pero ya ha expresado a los interesados que sólo quiere salir cedido al Racing. Se lo ha dejado claro a su agencia de representación, que se lo ha trasladado a la entidad presidida por Joan Laporta. El Barça considera que puede ser un buen destino para él porque se aseguraría que fuera a recalar en una plaza donde estaría bien acompañado, donde sería muy valorado y donde jugaría y sería importante. Son muchos los clubes de Segunda División que han preguntado por su cesión desde que Xavi abriera la puerta el pasado fin de semana, algunos incluso con pretensiones verdaderas de ascenso, pero Pablo Torre, que si en el futuro le va bien en el Barça puede dejar en las arcas verdiblancas veinte millones de euros, sólo tiene ojos para su equipo de toda la vida.

Ahora lo que queda es ponerse de acuerdo porque hay que acordar de qué parte de la ficha se va a hacer cargo el Racing y de cuál el Barça. Si se la reparten al 50%, Pablo Torre pasaría a ser, probablemente, el jugador que más cobrara de la plantilla, lo que no dejaría de tener todo el sentido porque a buen seguro que también sería el más diferencial. De hecho, las dos campañas anteriores, en las que ya fue fundamental, se produjo una situación que urgía corregir al ser de los que menos cobraba. Al ser tan joven y tener las ideas tan claras, no fue algo a lo que diera prioridad.

El acuerdo se va a producir en cuestión de horas o, como mucho, de días. Lo bueno es que en cuanto llegue estaría en disposición de jugar porque está en forma después de haber completado una pretemporada en un equipo de primer nivel y porque conoce perfectamente al entrenador y a la mitad de sus compañeros, que siguen desde el curso pasado y que, además, han empezado jugando. No iba a haber muchas caras extrañas cuando empezara a rodar el balón.

El Racing ha hecho evidente en las dos primeras jornadas que verdaderamente necesita a alguien como Pablo Torre, un jugador capaz de aportar imaginación y fútbol en las cercanías del área. Si de algo carece el conjunto cántabro es de llegada arriba y alguien como él podría resultar diferencial. De pronto, podría recibir Fernández Romo esos recursos de los habló tras encajar una dura derrota en Granada, la segunda consecutiva de la temporada. Y en ninguna de ellas ha visto puerta el equipo verdiblanco. De hecho, entre la pretemporada y la temporada, el Racing se ha enfrentado a cinco equipos de su misma categoría y, además de no haber ganado a ninguno, sólo ha marcado un gol, que fue desde el punto de penalti y jugando contra diez. Es obvio que al proyecto le faltan cosas, que además de Pablo Torre pueden llegar otros, pero sólo la presencia del de Soto de la Marina sobre el césped puede cambiarlo todo.

El Racing espera a Pablo Torre
Comentarios