04.12.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

SEKOU GASSAMA

El Racing apuesta por Sekou

El club cántabro anunció ayer la cesión por parte del Valladolid del espigado ariete de Granollers, a quien muchos querían y con quien confía en encontrar el gol que le está faltando

Sekou, posando ayer en Los Campos de Sport. / RRC
Sekou, posando ayer en Los Campos de Sport. / RRC
El Racing apuesta por Sekou

El Racing necesita gol. Esto no quiere decir que sólo con la llegada de un delantero centro se vayan a solventar sus problemas porque sus carencias vienen de un poco más atrás, del vacío que se abre cuando el balón cruza la línea de medios, pero sin duda que va a ayudar. Faltan ideas, ritmo, imaginación y posiblemente talento para llevar la pelota a los últimos, pero también falta alguien en punta que, por lo menos, meta el miedo en el cuerpo a los centrales rivales. Hasta la fecha, Matheus se ha mostro muy voluntarioso pero poco peligroso mientras que a Cedric le está costando decir aquí estoy yo. El club cántabro cree que ya ha encontrado a quien pueda meter para dentro las que tenga, un futbolista que, además, es diferente a los otros puntas que ya tiene. Es Sekou, cuya cesión hasta el treinta de junio del año que viene se anunció por fin en la tarde de ayer.

Su nombre es Sekou Gassama y su familia es de Senegal, pero él nació en Granollers. Tiene 27 años y, sobre todo, apareció en el primer plano mediático la última vez que el Racing había jugado en Segunda División antes de la actual temporada, que fue la que comenzó con Iván Ania y terminó con José Luis Oltra. El inicio de aquel curso 19-20 del que va a ser la gran referencia en punta del conjunto cántabro fue tremendo defendiendo los intereses del Almería. De hecho, marcó seis goles en catorce encuentros, uno de ellos en Los Campos de Sport. Fue uno que dolió mucho, en el descuento, en el minuto 94 para ser más precisos. Se elevó sobre todos los presentes en el área y cabeceó para dentro. Fue otro de los muchos golpes que recibió el Racing en el tiempo extra en aquella maldita campaña que incluso acabó en pandemia.

Aunque en aquel tiempo parecía increíble, Sekou fue apartado del Almería en los primeros meses de competición. El club rojiblanco, recién adquirido por un millonario nervioso, comenzó a realizar una colección de fichajes que le afectaron a él. Les parecía poca cosa y quisieron realizar una extraña maniobra a partir de la cual había que creerse que un club de Arabia Saudí había pagado 20 millones por él para, de esta manera, aumentar el limite salarial del club rojiblanco. No coló. La Liga no se lo creyó y aquella misma campaña terminó jugando en el Fuenlabrada. Mientras Chuti Molina fue incapaz de atar a un delantero en enero, otro recién ascendido se hacía con uno de los arietes más peligrosos del momento.

Lo cierto es que Sekou ha sido todo un trotamundos del fútbol porque apenas ha podido estabilizarse en el contexto de unos mismos colores. A lo largo de su carrera, ha pasado por las canteras del Valladolid, el Rayo Vallecano y el Valencia después de haberse formado en la del Fútbol Club Barcelona. Además, también pasó por el FC Damm, el Sant Andreu, el Bergantiños, el Badalona, el Almería en tres etapas diferentes, el Fuenlabrada, el Valladolid y el Málaga. Quien tiene sus derechos es el club de la capital de Castilla y León, con quien incluso ha disputado 35 minutos esta misma campaña en el primer partido liguero contra el Villarreal. Sin embargo, Pacheta entiende que no tiene sitio en el primer equipo y desde hace un tiempo le han estado buscando un destino donde jugar en calidad de cedido.

pretendientes. Tiene el cartel de ‘se cede’ desde hace tiempo y eso ha hecho que hayan sido muchos los clubes que se han interesado en hacerse con sus servicios. Llamaron a la puerta el Lugo, el Zaragoza, el Andorra y el Burgos y parece ser que a la última puja acudieron este último junto al Racing. Y es el club santanderino quien se ha llevado al delantero después de invertir una buena cantidad para hacer frente a buena parte de su ficha. Tiene 27 años y el pasado curso defendió los intereses del Málaga también como cedido por el Valladolid, que se hizo con sus servicios en el 2020. Sin embargo, no se puede decir que tuviera suerte en la Costa del Sol. De hecho, no ha vuelto a sentirse tan peligroso como se sintió en aquellas primeras jornadas de la 19-20 en el Almería. Mikel Martija a buen seguro que confía en que en Los Campos de Sport va a encontrar su mejor versión y por eso ha apostado fuerte por él.

En concreto, en el Málaga participó en 22 partidos, siete de ellos como titular, para completar sólo 804 minutos de juego en los que anotó tres goles. Se trata de un futbolista muy alto, de prácticamente 1,90, al que es fácil que un entrenador interprete como una alternativa a utilizar en las segundas partes, cuando todo está perdido, para bombear balones directos hacia él. Sin embargo, en el Racing tendrá que ser algo más porque el conjunto cántabro necesita una referencia clara arriba, alguien que marque goles porque han pasado tres partidos y todavía no ha visto puerta. Ha tenido ocasiones e incluso ha estampado un balón en el larguero, pero no ha celebrado aún ningún tanto.

La llegada de Sekou, que completará esta tarde su primer entrenamiento con sus compañeros, deja a Fernández Romo con cuatro delanteros, nómina que completan Cedric, Matheus y Peque. Habitualmente, el técnico juega con uno pero como, hasta la fecha, no tiene al media punta que necesitaría para poner en marcha con mayor soltura su 4-2-3-1, el domingo apostó por que jugaran los dos primeros juntos. Después entró el último de ellos, que fue quien más peligro generó, pero está claro que el entrenador está buscando alternativas para dotar de más mordiente a los suyos arriba porque, por ahora, no la tiene. Confía en que con Sekou la pueda tener. Será un jugador que, además, solicite centros desde la banda para aprovechar su envergadura y buen juego aéreo. Necesitará, por lo tanto, extremos a pierna natural y a buen seguro un media punta que conecte con él. Porque el ariete que va a llegar procedente del Real Valladolid no es de los que se fabrica goles él solo, sino de los que reclama que le lleven el balón al área.

El Racing apuesta por Sekou
Comentarios