23.05.2022 |
El tiempo

UNAI MEDINA

La mejor versión de Medina

El lateral cuajó el sábado su mejor actuación con el Racing | Reconoce que el equipo estuvo «impreciso» con el balón pero pone en valor su capacidad de «dar la vuelta al partido»

Unai Medina, en el entrenamiento de ayer. / Hardy
Unai Medina, en el entrenamiento de ayer. / Hardy
La mejor versión de Medina

Unai Medina se ha mostrado como un jugador fiable desde el mismo día que llegó. Desde el principio ha dado la impresión de ser un futbolista diesel, de los que no llaman la atención ni por ser la estrella del partido ni tampoco por ser el peor de la fiesta. Ni anunciaba que fuera a ser decisivo en algún partido ni parecía condenado a firmar algún error grosero que costara puntos. Sin embargo, poco a poco ha ido creciendo, su desparpajo ofensivo es cada vez mayor y, por ejemplo, ya resultó fundamental para la importante victoria del Racing en Los Campos de Sport contra el Rayo Majadahonda al dar la asistencia de gol a Manu Justo para que marcara el gol decisivo. El sábado pasado en Las Gaunas, el mismo campo en el que había jugado la campaña pasada de manera regular, dio otro paso adelante y completó su mejor actuación con la camiseta verdiblanca.

Tan buen partido hizo Unai Medina que, a pesar de ser lateral derecho, casi se puede decir que se convirtió en el mejor argumento ofensivo que tuvo su equipo en el primer tiempo. Para él, fue el primer partido del año porque ante el Sanse no pudo jugar al convertirse en víctima del Covid apenas tres horas antes de que comenzara la contienda. Y ese día, según afirmaría su entrenador, estaba también llamado a ser importante porque el planteamiento de partido con el que iba a partir el conjunto cántabro pretendía dar mucho protagonismo a los laterales. Sin embargo, tuvo que seguir el relato por la televisión.

Él, diplomático como es tanto dentro como fuera del campo, se limita a decir que terminó «contento» con su actuación en Logroño. No quiere aprovecharlo para convertirse en el rey de la baraja porque, tras unos cuantos años ya calzando botas de taco, es bien consciente de que «hay partidos que salen mejor que otros» y podría suceder que la historia sucediera de manera contraria mañana, cuando el Racing de Ferrol visite Santander. O no, a saber. Lo que toca es disfrutar y exprimir su buen estado de forma para seguir «satisfecho a nivel particular» y con el deseo de «seguir así más tiempo».

Unai Medina tuvo la virtud de brillar en un contexto complicado para los suyos, ya que el partido que completó el Racing no pudo ser más gris y, durante muchos momentos, decepcionante. Recuerda el lateral vasco que era una cita «complicada» porque, de partida, el equipo ya venía de un partido contra el Sanse en el que «no estuvo bien». Había ganas de dejar esa mala imagen atrás pero eso también conlleva una presión añadida por el peligro de convertirlo en tendencia. Quizá por eso, como reconoce Unai Medina, el conjunto cántabro comenzó el encuentro contra el Logroñés «un poco impreciso». Tanto, que lo más normal habría sido que el equipo riojano se hubiera adelantado en el marcador, pero no pasó y eso le dio al Racing una segunda vida: «Le dimos la vuelta al partido y por suerte pudimos ganar con ese gol de Manu (Justo)».

Tras ese mal encuentro del Racing, lo que toca estos días, el poco tiempo que hay entre la cita de Las Gaunas y la de mañana contra el Racing de Ferrol, es adivinar por qué el juego del conjunto cántabro fue tan poco fluido o por qué fue tan incapaz de mostrar cierta superioridad respecto al rival que tenía delante, que contaba con uno de los presupuestos más bajos de los cuarenta clubes de toda la categoría. Como tampoco fue algo nuevo, sino una continuidad, está la tentación de concluir de que el juego del equipo es así y que con ello hay que vivir. Medina apunta a que estuvieron «imprecisos con el balón». En su opinión, les faltó «tener un poco más de pausa». A su vez, también considera que, cuando se decidían a apretar, no lo hacían bien y «se metía mucha gente por dentro, con lo que hicieron bastante daño».

El defensor verdiblanco niega la mayor y rechaza la idea de que ese pobre juego del conjunto cántabro responda a su propio libro de estilo. Cree que hay que tener en cuenta las circunstancias porque a lo largo de toda una temporada «hay todo tipo de partidos». «Los ha habido en los que hemos estado más precisos con el balón y  en los que hemos tenido más juego y hemos hecho más goles y otros en los que al final se ha hecho muy difícil», subraya. Y cree que no le pasa sólo al Racing, sino incuso también al líder, al mismo que le saca seis puntos al segundo, que es el propio conjunto cántabro: «El otro día ganaron en el 92 y sufriendo. Y es que, la liga es muy difícil y cada partido hay que pelearlo mucho para ganarlo».

Sostiene Unai Medina que en el seno del vestuario están lejos de ser conformistas y que en todo momento quieren enseñar una mejoría y una cierta evolución. En ese sentido, admite que están «trabajando y hablando» para que, por ejemplo, los extremos que viven por delante de los laterales «ayuden más a los centrocampistas o cojan a su lateral, pero son pequeños detalles que se irán mejorando». Lo que espera y en lo que confía es que «de aquí a final de temporada, se note esa mejoría».

Lo cierto es que con la victoria cosechada en Las Gaunas, el Racing comenzó bien una intensa semana con tres partidos en ocho días que bien podía marcar el futuro del propio equipo. La victoria le permitió quedarse en solitario en el segundo puesto, en tierra de nadie y a seis puntos del líder y a otros seis puntos del tercer clasificado. Quedarse con todo el botín que se ponga en juego mañana en Los Campos de Sport será fundamental para tener posibilidades el domingo de dar un importante golpe a la pelea por el ascenso directo y anunciar batalla al respecto. En ese sentido, Unai Medina afirma que son conscientes de que se les vienen encima «buenos partidos», ya que tras el Racing de Ferrol y el Deportivo tocará jugar contra Cultural y Badajoz, pero que es necesario centrarse «en el primero de ellos». Y el primero es el equipo de Cristóbal Parralo: «Viene en una buena dinámica por mucho que perdieran el pasado fin de semana. Es un gran equipo y va a ser complicado». Lo bueno es que la contienda será en Los Campos de Sport y ahí, como recuerda el defensor verdiblanco, tienen «muy buenos números que hay que intentar mantener».

La mejor versión de Medina
Comentarios