05.12.2021 |
El tiempo

El Badajoz y su «versatilidad»

Fernández Romo destaca la capacidad que tiene su rival de mañana de jugar de diferentes maneras  | Vaticina que puede dejar más espacios que otros equipos ante los que ya han jugado

Guillermo Fernández Romo. / Hardy
Guillermo Fernández Romo. / Hardy
El Badajoz y su «versatilidad»

El Racing está ante su particular hora de la verdad, ante una fase del calendario en la que, además de obligarle a afrontar muchos compromisos en pocos días, le medirá a buena parte de los mejores equipos de la categoría de bronce. Pueden ser, por lo tanto, partidos que brinden la posibilidad de evaluar su verdadero nivel y de confirmar que tiene las herramientas suficientes para luchar por lo máximo. Pueden ser jornadas decisivas y, aunque Fernández Romo no lo niega, cree que, en el fondo, no es el nombre del contrincante quien dé más o menos valor a los puntos que se pongan en juego. «Decisivo es cada partido, no tanto el rival, ya que si hubiésemos sacado adelante los otros partidos fuera de casa tendríamos ahora otro bagaje, por lo que no hay que salirse del discurso del día a día», explica el entrenador madrileño.

El primero en ponerse delante será el Badajoz, un equipo que, en opinión de Fernández Romo, se caracteriza por su «versatilidad», ya que es «capaz de contragolpear muy rápido o de buscar balones en campo contrario a Sergio Benito». Es el complemento al buen fútbol que suelen poner en práctica y que, como resalta el técnico verdiblanco, depende mucho de la presencia o no de David Concha. Recuerda que el cántabro no pudo jugar en Ferrol el fin de semana pasado y eso hizo que les «costara construir». Como ha dicho en más de una ocasión de Pablo Torre, tanto uno como otro son «jugadores que tienen determinadas capacidades que te ayudan a acercarte a cosas que con otros no pasan».

Intuye Romo que se van a encontrar con un partido que puede ofrecer «diferentes caras y posibilidades». Entre ellas, cabe la opción también de que el Racing se encuentre más espacios que en otros compromisos anteriores en los que se han enfrentado a rivales que se han encerrado más en campo propio. No parece que vaya a hacer algo así el Badajoz. Lo que adelantó el entrenador madrileño es que su equipo los va a buscar por mucho que no vaya a ser fácil. «Hay que ser capaces de encontrarlos y ser capaces también de generar situaciones importantes de gol», apunta.

El de hoy será el quinto partido en quince días, lo que apenas dejó el entrenamiento de ayer por la tarde en Los Campos de Sport como única sesión de preparación específica al duelo de mañana. Con todo, afirma el técnico verdiblanco que durante la charla previa al partido de Avilés ya advirtió a los suyos de que con ese encuentro copero «ya se preparaba el del domingo porque lo importante es estar juntos, sentir cosas de equipo y ponerlas en valor». «Desde ahí, lo preparamos a nivel grupal porque sabemos que va a ser un partido exigente a nivel de afición, de público y de rival. Tenemos que encontrar las circunstancias idóneas para poder competir lo mejor posible y ponernos por delante, lo que facilita en algunos casos tener el partido más controlado», añade.

Se felicita Fernández Romo por el buen rendimiento que, en su opinión, han ofrecido los futbolistas que han ido apareciendo durante estas dos semanas de concentración de partidos. Puso el ejemplo de Marco Camus, que en Avilés «ayudó muchísimo y realizó un partido muy completo y con muchos minutos, ya que jugó todo el partido». Considera que «es el momento de dar esos pasos por parte de otros jugadores». Considera que las apariciones «de los chicos del filial» está siendo «meritoria» y que su rendimiento le permite estar tranquilo. «Hay que ponerlos en partidos importantes porque han demostrado ser capaces de rendir», apunta. Y recalca que en los nueve partidos oficiales que ya ha disputado el Racing hasta la fecha, «han jugado con peso cinco o seis jugadores del filial».

«Las plantillas son para usarlas y por eso los jugadores han de estar preparados para jugar la mayoría de los partidos», destaca el entrenador verdiblanco. Quien falta por dar el paso es Jack Harper. Le habría gustado permitirle debutar en Avilés pero no le pareció «el partido idóneo para hacerlo». Con todo, él resalta que el delantero «está para jugar», pero espera a encontrar unas «sensaciones de partido más favorables o más tranquilas». «Si le preguntas a él te va a decir lo contrario porque el miércoles quería jugar, pero lo importante es que él está listo», apunta.

Quien jugó en Avilés recién salido de una lesión fue Carlos Castro. El asturiano acumuló 106 minutos a pesar de no conseguir entrar prácticamente en juego. Fernández Romo recordó que cuando le había tocado «estar bien fue al inicio de la liga». Entonces, tras toda una pretemporada, «le veía bien y resolutivo, pero jugó poco porque coincidió con un nivel de Cedric sobresaliente». Al jugar con un solo delantero, eso hace más complicado darle la alternativa y también por eso le buscó acomodo por banda, donde no se le vio a gusto. En Copa jugó pero tras reaparecer de una lesión, por lo que no estaba en la mejor disposición posible para brillar. Aún así, le vio «al menos activo, intentándolo y generando un par de situaciones que provocó». Ahora lo que le queda es recuperar ese buen nivel de agosto para cuando vuelva a surgir una nueva oportunidad.

Otro nombre propio que sale a la palestra es el de Borja Domínguez, que cada día va a más. «Son jugadores que necesitan competir y sentirse importantes; acumular partidos para ir encontrando circunstancias, ya que es un futbolista que la pide, que arriesga, que lanza pases en profundidad...», advierte. Y poco a poco lo va dando. Y va a ir mejorando, como él mismo dijera en rueda de prensa el pasado jueves, porque, como apunta su entrenador, «es un tío racional, entero y muy de equipo, por lo que lo va a conseguir lo antes posible».

Unai Medina entra en una convocatoria de 22 donde también están Jorrín y Bustillo

El Racing entrenó en la tarde de ayer en Los Campos de Sport a puerta cerrada. Una vez finalizada la sesión, Guillermo Fernández Romo dio a conocer la convocatoria de jugadores que se desplazarían a Badajoz. Fue una de lista de 22 en la que entró finalmente Unai Medina, que se ha pasado la semana entre algodones tras tener que pedir el cambio hace una semana en el encuentro ante el Calahorra. Su evolución ha sido buena y podrá ayudar a sus compañeros mañana. De entre los meritorios, viajarán a tierras extremeñas tanto Jorrín como Marcos Bustillo, que firmó una gran actuación en Avilés.

El equipo entrena hoy en el pueblo de Fausto Tienza gracias a su propia gestión

Si para alguien es especial el partido de mañana es para Fausto Tienza, que es natural de Talavera la Real, municipio de la provincia de Badajoz, que tiene casa en Badajoz y que va a vivir en Badajoz una vez que su vida profesional le permita instalarse de manera definitiva. Todos sus amigos y familiares estarán en el campo. Lo estará buena parte de su pueblo porque es una figura cuya carrera se sigue entre los vecinos y él mismo organiza un campus cada verano. Eso ha hecho que le haya sido fácil gestionar él mismo la posibilidad de que el Racing pueda entrenar esta tarde en el campo de su propio pueblo tras el largo desplazamiento.

El Badajoz y su «versatilidad»
Comentarios