26.06.2022 |
El tiempo

«El año que viene seré mejor»

El Racing oficializó ayer la renovación de Marco Camus por tres temporadas, hasta junio del 2025 | El jugador confía en seguir creciendo y mejorando como cree que lo ha hecho este curso

Marco Camus, besando el escudo del Racing. / RRC
Marco Camus, besando el escudo del Racing. / RRC
«El año que viene seré mejor»

El Racing confirmó en la mañana de ayer que Marco Camus continuará al menos tres temporadas más vestido de verdiblanco, hasta el 30 de junio de 2025. El acuerdo estaba cerrado desde hace semanas pero ambas partes optaron por esperar al día de ayer para sellar la firma y hacerlo oficial. Es lo que querían todos y por eso la resolución sólo podía ser una. Se actualiza así la ficha de una de las más firmes realidades de la cantera verdiblanca, de un jugador asentado en el primer equipo y con un margen de progresión aún muy grande. En su nuevo contrato, se contemplan unos emolumentos y una cláusula de rescisión diferentes en función de si el equipo está en Primera RFEF, en Primera División o en Segunda División, que es donde estará el próximo curso. Si de aquí a doce meses alguien quiere llevárselo, tendrá que poner cinco millones encima de la mesa.

Precisamente fue la cláusula de rescisión lo que demoró más de lo previsto inicialmente el fin de la negociación, ya que el agente de Marco Camus quería que estuviera más acorde a sus emolumentos, lo que parece lógico. Con todo, al final llegó a buen puerto y el extremo santanderino seguirá donde quiere estar. «La verdad es que estoy muy contento porque creo que ha sido una decisión fácil, ya que tenía claro desde un primer momento que quería seguir», afirmó el canterano tras el entrenamiento de ayer y después de confirmarse su renovación. Todo estaba atado desde tiempo atrás pero, según explicó, quisieron esperar a que el Racing concluyera la liga regular «para no desviar la atención». Y así ha sido. Se han cumplido los plazos por mucho que todo el entorno verdiblanco supiera que era un hecho.

«Estoy contentísimo porque es el equipo de mi tierra, de mi vida y en el que quería quedarme», se felicitó el centrocampista cántabro. Se culmina así una temporada que para él ha sido redonda, ya que se ha asentado en el primer equipo, donde no ha sido titular pero sí importante, ha renovado y, para colmo, el Racing ha logrado el ascenso, algo que era «un sueño» para él. De hecho, se le vio disfrutar como el que más ese pasado primero de mayo en el que se celebró la gran fiesta.

Sostiene Camus que está en el mejor sitio para seguir creciendo porque, a pesar de no estar en el once con regularidad, considera que ha dado «un salto de calidad en todos los aspectos». Y no quiere que esa evolución se detenga porque asegura que confía «mucho» en sí mismo y en que va a seguir «progresando cada año». Quiere hacerlo también la próxima temporada, cuando se estrenará en Segunda División, «una categoría diferente donde hay muchísima más calidad y mejores jugadores». Ha de hacerse sitio entre los mejores y confía plenamente en sus aptitudes porque es consciente de que aún tiene 21 años y que está en edad «de progresar cada año y evolucionar para ser mejor futbolista y ser todavía mejor el año que viene».

Sostuvo Marco Camus que el cuerpo técnico que encabeza Fernández Romo le ha ayudado «muchísimo» a mantener esa progresión que ha protagonizado esta misma temporada. «Mi mejora ha sido gracias a ellos y a mis compañeros», añadió. Y es que, cree que entre todos le han hecho «potenciar» sus propias cualidades y «ser mejor táctica y defensivamente». «Al final, se lo tengo que agradecer a ellos», insistió. Se ha asentado en banda izquierda aunque, como él mismo recordó, en temporadas anteriores solía repetir que prefería jugar en la derecha. Ahora está «abierto a las dos opciones» sabiendo que tanto por un extremo como por el otro tiene «cualidades» como para cumplir con lo que le pidan los entrenadores.

Los contactos para atar su renovación comenzaron «hace unos meses». Desde enero, él ya tenía libertad para haber hablado con cualquiera porque su contrato terminaba el próximo treinta de junio, pero él mantenía la puerta cerrada porque «tenía claro» por dónde debía ir su futuro. Por eso estaba «tranquilo» por mucho que las negociaciones no terminaran de cerrarse, ya que entendía que era cuestión de tiempo. Es lo que sucede cuando se sientan en la mesa dos partes que «quieren seguir juntas». Él siguió centrado y ayudando al colectivo a conseguir el objetivo, el cual alcanzaron con un mes de antelación sobre el horario previsto.

Altibajos. «La temporada ha sido muy exitosa. Desde que empezó teníamos todos muy claro que había que subir a Segunda División y lo hemos hecho un mes antes de acabar la temporada, algo que muy pocos van a conseguir en el futuro», resumió el extremo santanderino. Desde el punto de vista individual, reconoció que ha pasado «por altibajos, épocas de un mayor rendimiento y otras de uno peor, pero es algo que les pasa a todos los jugadores». De este modo, si se para a hacer «una visión global», asegura estar «contento» con todo lo sucedido. «Tanto cuando he intervenido como titular como cuando lo ha hecho como suplente, he conseguido sumar al equipo, que es lo que intentaba conseguir este año, y cada vez he sido más importante», destacó.

A esa progresión evidente ha ayudado que le ha respetado la salud. Y ya era hora porque, como recordó, llevaba dos años en los que las lesiones no le dejaban «progresar del todo». A lo largo de los últimos meses, ha mantenido «un trabajo» con el que ha intentado «prevenir todo este tipo de lesiones» consciente de que su forma de jugar hace que sufran más de lo normal los isquiotibiales. Por eso en el gimnasio ha tenido que hacer horas extras para realizar un trabajo específico que ha dado sus frutos, ya que apenas se ha perdido un par de jornadas.

Lo que les queda por delante tanto a Marco Camus como al equipo es un partido de campeones que parece más molesto que ilusionante. Al menos, cuando aún quedan diez días para su disputa. Va a ser complicado que el Racing se acerque al equipo que fue antes de la consumación del ascenso pero el santanderino es optimista a este respecto. Sobre todo, porque en el vestuario ya han hablado del asunto y les hace «mucha ilusión» conseguir el título, ya que sería el primero de la historia de la competición. «Además, también tendría un premio el año que viene, que es saltarse una eliminatoria de Copa del Rey, por lo que pensamos que puede ser un partido muy bonito», apuntó el centrocampista cántabro. Además, recordó que delante tendrán al Andorra, «un rival muy fuerte que ha sido el mejor del otro grupo». De este modo, aseguró que están «con ganas de competir» y llevarse la copa a casa. «Estamos para esto, ya que nosotros no salimos a ningún partido a no ganar», concluyó.

«El año que viene seré mejor»
Comentarios