23.06.2024 |
El tiempo

TURISMO

Los inigualables Dobres y Cucayo: pueblos recónditos de Cantabria para perderte en febrero

En el corazón de la comarca de Liébana, en Cantabria, se encuentran Dobres y Cucayo, dos pueblos que representan la esencia de la montaña cántabra. Estos enclaves, ubicados a casi mil metros de altitud, son joyas del patrimonio rural que han mantenido su identidad ancestral gracias a su aislamiento secular.

 

 

Dobres
Los inigualables Dobres y Cucayo: pueblos recónditos de Cantabria para perderte en febrero

Situados en una de las zonas más remotas de la hermosa comarca de Liébana, Dobres y Cucayo son dos ejemplos magníficos de la esencia de la montaña cántabra. Estos pueblos milenarios, situados a casi mil metros de altitud, han logrado conservar gran parte de su identidad ancestral debido a su prolongado aislamiento. Este aislamiento solo se rompió con la construcción de túneles en 1965, que proporcionaron acceso a través de la carretera CA-894 desde La Vega.

El entorno de Dobres y Cucayo se encuentra bajo la influencia de la cordillera Cantábrica y a las puertas de los Picos de Europa. Aquí, en este idílico rincón para los amantes de lo rural, todavía es posible admirar usos y costumbres auténticos. Ambos pueblos, que forman parte del municipio de Vega de Liébana, se encuentran en el extremo suroccidental de Cantabria y son conocidos por su gran valor histórico y etnográfico.

La llegada a Dobres y Cucayo es un viaje a un pasado remoto, donde todavía se sienten los ecos de la historia y la tradición. Destacan la iglesia de San Mamés y las casas nobiliarias en Dobres, así como los molinos medievales cerca del curso del río Frío en Cucayo, auténticos tesoros etnográficos.

El paisaje que rodea a estos pueblos es de una belleza impresionante, con montañas que cortan el aliento y un entorno natural que invita a la exploración y el disfrute del aire libre. Desde estos pueblos parten numerosas rutas de senderismo y pistas de montaña, atravesando bosques de gran valor ecológico y ofreciendo vistas impresionantes de los valles y picos cercanos.

Dobres y Cucayo son destinos ideales para quienes buscan experimentar la vida rural tradicional en un entorno natural excepcional. Su ubicación remota y su rica historia los convierten en lugares únicos para visitar y explorar.

Los inigualables Dobres y Cucayo: pueblos recónditos de Cantabria para perderte en febrero
Comentarios