24.04.2024 |
El tiempo

Confirmado el nacimiento de un pollo de quebrantahuesos en Liébana

La Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos confirma el nacimiento de un pollo en Liébana, resultado de la reproducción de la pareja Jana y Centenario, como parte de LIFE Pro Quebrantahuesos

Un ejemplar de quebrantahuesos volando. / Alerta
Un ejemplar de quebrantahuesos volando. / Alerta
Confirmado el nacimiento de un pollo de quebrantahuesos en Liébana

La Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ), en colaboración con agentes del medio natural del Gobierno de Cantabria, ha certificado el nacimiento de un pollo en un nido ubicado en la comarca de Liébana. Este acontecimiento es resultado de la labor del equipo técnico, confirmando la reproducción de la pareja formada por Jana y Centenario.

Desde el año 2022, la pareja de quebrantahuesos ha mostrado signos pre-reproductivos, como la selección y defensa del territorio, así como el traslado de materiales para el acondicionamiento del nido y las primeras cópulas.

Adicionalmente, se ha detectado una segunda pareja reproductora en Cantabria, compuesta por Niebla y Biziele, ambos nacidos en los años 2019 y 2014 respectivamente.

El seguimiento realizado por la fundación ha permitido localizar el nido y documentar el proceso de incubación. Aunque en esta ocasión no ha tenido éxito, posiblemente debido a la coincidencia con los días críticos del nacimiento, un fenómeno común en parejas primerizas.

Este evento es de gran importancia en el contexto de la recuperación del quebrantahuesos, una especie catalogada como ‘en peligro’ en el Catálogo Español de Especies Amenazadas y en el Libro Rojo de las Aves de España. Se enmarca dentro del proyecto europeo LIFE Pro Quebrantahuesos.

El objetivo de este programa de conservación, coordinado por la FCQ en España, es la preservación, refuerzo y reintroducción de la especie en diversas áreas montañosas de la Península Ibérica.

La iniciativa cuenta con el respaldo del Gobierno de Cantabria, así como con el apoyo de otras comunidades autónomas y entidades como el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y Endesa.

Según la fundación, el establecimiento de una especie en un nuevo territorio después de su reintroducción es un proceso que lleva tiempo.

A pesar de las interacciones entre individuos liberados y de su movimiento por el territorio, pasan años hasta que se establecen territorios reproductores y una pareja logra criar su primer pollo. Sin embargo, en poblaciones incipientes como la de Picos de Europa, reproducciones tempranas son previsibles, dadas las condiciones de competencia territorial.

Uno de los criterios de selección de territorios reproductores por los quebrantahuesos es la disponibilidad de alimento, tanto para ellos como para sus crías. En el área elegida por las dos parejas cántabras, se trabaja desde hace años con la marca de garantía ‘ProBiodiversidad’, certificando producciones ganaderas que contribuyen a conservar la biodiversidad de las áreas de montaña.

Ambas parejas reproductoras se encuentran en el centro del área donde se promueve la ganadería extensiva en colaboración con pastores de montaña.

El proyecto LIFE Pro Quebrantahuesos se desarrolla en el marco de una acción conjunta entre diferentes entidades públicas y privadas. Entre ellas se encuentran los gobiernos autonómicos de Asturias, Aragón, Castilla y León, así como diversas organizaciones no gubernamentales dedicadas a la conservación de la naturaleza.

El quebrantahuesos, también conocido como «alimoche» o «quebranta huesos», es una especie de ave rapaz que habita en las zonas montañosas de Europa, Asia y África. Su nombre científico es Gypaetus barbatus y pertenece a la familia Accipitridae.

Esta ave se caracteriza por su plumaje predominantemente oscuro y su cola en forma de rombo. Es uno de los mayores buitres de Europa, con una envergadura alar que puede alcanzar los 2,8 metros. Su dieta se compone principalmente de huesos, que tritura con su pico potente y afilado.

El quebrantahuesos desempeña un papel crucial en el ecosistema al limpiar el entorno de cadáveres y contribuir a la dispersión de semillas. Sin embargo, su población ha disminuido considerablemente en las últimas décadas debido a factores como la pérdida de hábitat, la caza furtiva y el envenenamiento.

En España, la especie se encuentra principalmente en los Pirineos y en zonas montañosas del norte y centro del país, como Picos de Europa. La reintroducción de ejemplares criados en cautividad y la protección de su hábitat son medidas clave para su conservación.

La Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos desempeña un papel fundamental en la protección y recuperación de esta especie en peligro de extinción. Sus acciones incluyen la monitorización de poblaciones, la restauración de hábitats y la sensibilización pública sobre la importancia de la conservación de la biodiversidad.

Además de su labor en España, la FCQ colabora con otros países europeos en proyectos de conservación transfronterizos. Estas iniciativas buscan garantizar la supervivencia a largo plazo del quebrantahuesos y otras especies amenazadas en el continente.

La noticia del nacimiento de un quebrantahuesos en Liébana es un motivo de celebración para los conservacionistas y amantes de la naturaleza. Representa un paso adelante en los esfuerzos por proteger y recuperar esta emblemática especie, así como los ecosistemas montañosos donde habita.

El éxito de la reproducción de Jana y Centenario demuestra la efectividad de las medidas de conservación implementadas en la región. Sin embargo, también subraya la necesidad de continuar trabajando en la protección de hábitats y la prevención de amenazas como el envenenamiento y la persecución directa.

El proyecto LIFE Pro Quebrantahuesos es un ejemplo de la colaboración entre instituciones públicas y privadas en la conservación de la biodiversidad. Su enfoque integral abarca desde la investigación científica hasta la participación comunitaria, con el objetivo de asegurar un futuro sostenible para el quebrantahuesos y su entorno.

En última instancia, el nacimiento de un pollo de quebrantahuesos en Liébana es una señal de esperanza para la conservación de esta especie emblemática. Nos recuerda la importancia de proteger y preservar la riqueza natural de nuestro planeta para las generaciones futuras.

Confirmado el nacimiento de un pollo de quebrantahuesos en Liébana
Comentarios