21.06.2024 |
El tiempo

TURISMO

Aquí se conserva el trozo más grande de la cruz de Cristo

Monasterio de Santo Toribio de Liébana
Monasterio de Santo Toribio de Liébana
Aquí se conserva el trozo más grande de la cruz de Cristo
Liébana se ubica en la frontera con Asturias, en el centro del Parque Nacional de los Picos de Europa. En la actualidad forman parte de ella 5.500 habitantes que viven de la actividad local y del atractivo turístico que general. Desde el punto de vista local, la actividad se basa en la producción de productos como el orujo, el queso, la miel, mermeladas, o embutidos, mientras que desde el ámbito turístico, por su ubicación cuenta con el Teleférico de Fuente Dé y sus diferentes actividades relacionadas con el ambiente montañoso en el que se encuentra. Pero, sobre todo, Liébana cuenta con una enorme riqueza cultural.

Una de las riquezas que presenta Liébana, son sus monasterios y sus construcciones, tal es su importancia que en Liébana llegaron a existir más de una veintena de monasterios entre los siglos VIII, IX y X. Su historia se engloba en un periodo marcado por la invasión musulmana en la que la gente, los ilustres, los religiosos, huían hacia el norte del país y se escondían entre las montañas en zonas de difícil acceso, es por ello que muchos se refugiaron en la región entorno a numerosos monasterios. En la actualidad, el más característico se conoce como el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, que pone fin al Camino Lebaniego, y también cuenta con otras construcciones como la iglesia de Santa María de Lebeña y la iglesia de Santa María la Real de Piasca. 

Personajes ilustres marcaron su historia 

Gracias al Obispo Toribio de Astorga, Liébana cuenta con su gran historia. Toribio había estado en Jerusalén y de allí trajo varios objetos entre los que se encontraba un trozo de la Cruz de Cristo. Este trozo es el que ahora se conserva en el Monasterio es considerado por la Iglesia como el trozo más grande que se conserva de la cruz de Cristo. Así, Liébana se ha convertido en uno de los lugares más visitados por los peregrinos. Y, por otro lado, el Beato de Liébana, que ha pasado a la historia por escribir los Comentarios del Apocalipsis, y que resultó ser una gran obra en la época en la que se escribió.

Aquí se conserva el trozo más grande de la cruz de Cristo
Comentarios