03.08.2021 |
El tiempo

VALENTINA REDONDO

Valentina Redondo vuelve a Cantabria para resolver un raro asesinato a bordo de un barco

La escritora María Oruña posa para los medios de comunicación durante la presentación de su libro "Lo que la marea esconde", a bordo de un barco en aguas de la capital cántabra. "Lo que la marea esconde" es la nueva novela de habitación cerrada de Oruña, que homenajea a clásicos de este género como Agatha Christie. En esta obra, la teniente Valentina Redondo regresa para esclarecer el extraño asesinato de una de las mujeres más poderosas de Santander en el camarote de una goleta. EFE/ Pedro Puente Hoyos
La escritora María Oruña posa para los medios de comunicación durante la presentación de su libro "Lo que la marea esconde", a bordo de un barco en aguas de la capital cántabra. EFE/ Pedro Puente Hoyos
Valentina Redondo vuelve a Cantabria para resolver un raro asesinato a bordo de un barco

La teniente Valentina Redondo regresa para esclarecer el extraño asesinato de una de las mujeres más poderosas de Santander en el camarote de una goleta, bajo el título "Lo que la marea esconde", una nueva novela de habitación cerrada de María Oruña que homenajea a clásicos de este género como Agatha Christie.

María Oruña (Vigo, 1976) es una escritora gallega que desde joven conoce a fondo Cantabria, donde la también viguesa Valentina Redondo es teniente de la Guardia Civil y se dedica a investigar asesinatos como el que centra este libro, de Judith Pombo, una mujer muy poderosa que preside la Real Sociedad de Tenis de La Magdalena.

No es casualidad que la presentación de la novela, publicada por Destino y que ya está en las librerías, haya tenido lugar a bordo de uno de los barcos de Los Reginas, que ofrecen desde hace más de cien años rutas por la Bahía de Santander, pues supone un guiño al libro, ya que Pombo aparece muerta en el camarote de una goleta, propiedad del club de tenis.

"Que nadie se meta en un camarote", bromeaba el editor del libro, Emili Rosales, con los asistentes a la presentación, que han podido observar enclaves reconocibles del libro como el Palacio de La Magdalena, el propio club de tenis o el Hotel Real.

Oruña explica que Santander va como anillo al dedo a la novela por la historia de esos edificios. Además, el asesinato tenía que producirse en el mar porque, de haber sido en tierra, el caso lo habría gestionado la Policía. "¿Qué ciudad más elegante que esta?", pregunta.

A su juicio, lo más difícil de escribir las más de 400 páginas de idas, venidas y misterios de este libro ha sido encontrar coherencia en su argumento en "un ejercicio respetuoso al lector y sin hacer trampas ni recurrir a artificios literarios".

"Lo difícil es hacer el conjunto, que la voz narrativa sea agradable, que las palabras sean contundentes, ásperas o fieras según lo que toque, que la musicalidad del texto te haga seguir leyendo aunque ya sepas quién es el asesino", incide.

Oruña sostiene que el libro "no es una yincana, se trata de disfrutar el viaje y la ambientación".

De la protagonista, Valentina Redondo, destaca que es "un hacha en su trabajo, no porque sea inteligentísima, sino porque ella consigue mucho: el que busca, encuentra". "En ese sentido, soy muy currante. En lo demás no soy tan seria", reconoce, tras ser preguntada por sus similitudes y diferencias con la teniente.

María Oruña confiesa que ella juega "muy mal" al tenis, pero le gusta. "Lo escogí porque buscaba un ambiente de cierto nivel social. Podía haber sido golf o equitación", añade, en referencia al clásico estatus social que representaban estos deportes, aunque matiza que hoy en día la raqueta es muy accesible.

Los personajes representan distintos estatus social y sus posibles motivos para haber asesinado a la presidenta de la Real Sociedad de Tenis de La Magdalena van desde la política al feminismo, el sexo, la ecología o las apuestas ilegales.

"El lector decidirá cuánto hay de hipócrita en cada sospechoso y si la víctima era tan terrible como para morir así o simplemente se guiaba por un estado de defensa del que se escucha más cuando se grita más alto", explica.

La escritora gallega ha ambientado en Cantabria la serie de novelas "Los libros del Puerto Escondido": "Puerto escondido" (2015), "Un lugar a donde ir" (2017), "Donde fuimos invencibles" (2018) y la nueva entrega "Lo que la marea esconde" (2021).

En todas estas historias de misterio, los protagonistas son los paisajes cántabros y el equipo de la teniente Valentina Redondo, que se ha ganado la admiración de cientos de miles de lectores.

"Lo que la marea esconde" rinde homenaje a Agatha Christie -que en la novela de Oruña da nombre a una gata- que, como ella misma cuenta en su autobiografía, se lanzó a la escritura por culpa de "El misterio del cuarto amarillo" de Gastón Leroux.

Con esta novela, más bien un reto personal, Oruña ha trabajado para ser "una artesana" como estos grandes escritores y lograr una estructura en la que todo funcione como "un reloj que tenga coherencia".

Para acabar el paseo en barco, María Oruña desvela que este no ha sido el último caso de Valentina Redondo, aunque no ha querido avanzar dónde estará ambientado su próximo trabajo.

Valentina Redondo vuelve a Cantabria para resolver un raro asesinato a bordo de un barco
Comentarios