16.06.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

POLONIA ELECCIONES

El partido polaco Ley y Justicia asegura la victoria, pero tusk podría gobernar

El partido conservador Ley y Justicia asegura la victoria, pero los resultados reflejan un respaldo más moderado que en 2019. Donald Tusk se erige como una figura destacada, generando expectativas de cambio.

Jaroslaw Kaczynski, presidente de Ley y Justicia. EFE
Jaroslaw Kaczynski, presidente de Ley y Justicia. EFE
El partido polaco Ley y Justicia asegura la victoria, pero tusk podría gobernar

En unas elecciones de alto calibre político en Polonia, el partido conservador Ley y Justicia (PiS) se asegura la victoria según los resultados a pie de urna, aunque con un respaldo más moderado en comparación con su desempeño en 2019. Aunque el PiS obtiene el 36.8%, otorgándole 200 escaños, la cifra es inferior al 43.59% alcanzado anteriormente. La Coalición Cívica, compuesta por liberales y verdes, se posiciona en segundo lugar con el 31.6%, logrando 163 escaños.

La formación Tercera Vía, una coalición de Polonia 2050, una nueva fuerza de centro-derecha, y el Partido Campesino, parte del Partido Popular Europeo, se sitúa en tercer lugar con el 13%, ganando 55 escaños. La coalición de izquierda, Nueva Izquierda, se coloca en cuarto lugar con el 8.6%, obteniendo 30 escaños, y la Confederación, una coalición de libertarios y nacionalistas, cierra el panorama con el 6.2% y 12 escaños.

Estas elecciones, que registraron una participación destacada del 73%, evidenciaron un PiS que, a pesar de mantener su base, no logró expandir su apoyo. Las regiones de aumento significativo en la participación se localizaron en el oeste y la capital, Varsovia, bastiones de la oposición.

El líder de la oposición, Donald Tusk, respaldado por la Unión Europea y el embajador de Estados Unidos, ha logrado entusiasmar a una nueva generación con la posibilidad de cambio. Colaborando con Tercera Vía y Nueva Izquierda, se proyecta que alcanzarían 248 escaños.

Después de ocho años de gobierno del PiS, la juventud urbana polaca muestra una tendencia más secularizada, menos influenciada por la religión y crítica al legado de San Juan Pablo II, principal apoyo del gobierno actual. Temas como los derechos LGTBI, la ley del aborto y el matrimonio homosexual se han convertido en puntos de fricción con la Comisión Europea.

Se espera que el presidente Andrzej Duda encargue la formación del gobierno al PiS, que tendrá 14 días para buscar la mayoría parlamentaria antes de pasar la responsabilidad al segundo partido. A pesar de los intentos del PiS de debilitar a la Confederación, no han logrado mantener la mayoría absoluta, y la oposición se presenta como un desafío formidable.

El futuro gobierno de la oposición enfrentará el reto de integrar los intereses de tres formaciones divergentes, mientras lidiará con una oposición fuerte en el parlamento. A nivel internacional, Alemania podría ganar influencia sobre Estados Unidos en Polonia, reflejándose en el apoyo a Ucrania. La victoria de la oposición será percibida como un freno a las fuerzas de derecha en Europa, influenciando las dinámicas políticas a nivel continental.

El partido polaco Ley y Justicia asegura la victoria, pero tusk podría gobernar
Comentarios