17.08.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif
ALERTA El Diario de Cantabria

Sánchez promete una rebaja fiscal y más gasto en Defensa sin decir cuándo

El presidente insiste en que "hay que parar los pies a Putin" y anuncia más envío de armas

Pedro Sánchez, entrevistado en directo en La Sexta. ALERTA
Pedro Sánchez, entrevistado en directo en La Sexta. ALERTA
Sánchez promete una rebaja fiscal y más gasto en Defensa sin decir cuándo

Habrá una bajada de impuestos para hacer frente a las consecuencias económicas de la invasión de Ucrania, pero habrá que esperar. El presidente del Gobierno no quiso anticipar esta noche en la entrevista que concedió a La Sexta, ninguna medida concreta y remitió al Consejo de Ministros del próximo 29 de marzo que aprobará el Plan Nacional de choque para minimizar las repercusiones de la guerra en la economía española. También habrá, dijo, un aumento en el gasto de Defensa, pero también en este caso habrá que esperar. Al menos hasta que, después del verano, se elabore el próximo proyecto de Presupuestos. Según Sánchez el gasto de Defensa en España es ahora del 1,4% del PIB, sin embargo, los expertos apenas lo cifran en el 1,2.

Sánchez insistió en que lo que hay que evitar ahora y por todos los medios es una tercera guerra mundial y por eso, dijo, conviene «medir las palabras» y «actuar unidos en la condena, en la solidaridad y en la contundencia de las sanciones». No obstante, no descartó esta dramática posibilidad a la vista de la proximidad del agresor ruso a las fronteras del territorio OTAN y de la UE. «El ansia expansionista de Moscú está ahí», recalcó, «estamos en un momento definitorio».

«Hay que frenar la guerra y eso implica parar los pies a Putin», afirmó antes de hacer hincapié en la necesidad de suministrar «ayuda humanitaria y también material defensivo y ofensivo a Ucrania». «No sabemos qué país va a ser el siguiente», dijo. Pese a ello, no quiso anticipar qué haría España en caso de que Moscú atacara a un miembro de la Alianza Atlántica aunque sí aseguró que estamos obligados por el artículo 5 del Tratado Atlántico y por el 47 del Tratado de la UE de ser solidarios con cualquier país miembro que sea agredido. De momento, sí garantizó que España seguirá enviando armas a la resistencia ucraniana pero no tropas.

Sánchez justificó su cambio de opinión en cuestión de horas respecto al envío de armamento asiéndose al ejemplo de otras naciones que también están variando su posición: EEUU respecto a Venezuela o Irán o Suiza dejando de lado su neutralidad histórica. El presidente cree tener el apoyo mayoritario de la sociedad española aunque no el de miembros de su Gobierno pertenecientes a Unidas Podemos que mantienen una postura, en su opinión, «equivocada». Según Sánchez, la resistencia ucraniana recibe «llorando» de agradecimiento las armas españolas.

El presidente anunció además haber requisado este lunes en el puerto de Barcelona un macro yate perteneciente a un oligarca ruso que no identificó.

Para hacer frente a las consecuencias económicas de la guerra, el presidente puso dos fechas sobre la mesa. La primera, el 24 y 25 de marzo, cuando se reúna el Consejo Europeo y aborde la posibilidad de modificar la formación de precios de la energía interviniendo el precio del gas. La segunda, será el 29 de marzo cuando el Consejo de Ministros apruebe el plan de choque para hacer frente a las repercusiones económicas en España. Hasta entonces todo el Gobierno, dijo, se dedicará a dialogar con los agentes sociales y las CCAA mientras él mismo realiza una gira de capitales en busca de un apoyo cerrado a la propuesta de intervención de los precios energéticos. «Haremos todo lo que esté en nuestra mano para amortiguar las consecuencias de la guerra y que el reparto de la carga sea justo», afirmó.

En el plan nacional habrá rebajas fiscales, aseguró, pero no concretó ninguna de ellas. Sánchez espera que esta hoja de ruta reciba un apoyo amplio de la Cámara. «Si estamos unidos en torno a la condena, también debemos estarlo en la respuesta a esta crisis. No debemos permitir este chantaje energético que Putin impone a la UE», recalcó.

Él aseguró que las medidas de rebaja fiscal que ya se han ido adoptando costarán al Estado entre 10.000 y 12.000 millones de euros. Serán rebajas, dijo, que se mantendrán y a las que se añadirán otras nuevas que anoche no concretó. En este punto calificó de «chascarrillo» la afirmación del líder in pectore del PP, Alberto Núñez Feijóo, para quien el Estado se está «forrando» gracias al aumento desbocado de los precios de los combustibles y la electricidad.

Sánchez promete una rebaja fiscal y más gasto en Defensa sin decir cuándo
Comentarios