28.05.2024 |
El tiempo

ESPAÑA

La izquierda carga contra Manos Limpias y los jueces por la denuncia contra Begoña Gómez por corrupción

Qué es Manos Limpias, la asociación que ha denunciado a Begoña Gómez y también sentó en el banquillo a la infanta Cristina por el caso Noos, que acabó con Iñaki Urdangarín en la cárcel

La carta de Sánchez a la ciudadanía por los asuntos turbios de su esposa

Archivo - El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, asiste con su esposa, Begoña Gómez Fernández, al desfile de la diseñadora Teresa Helbig, en IFEMA Madrid, a 17 de febrero de 2023, en Madrid (España). La edición número 77 de la Mercedes-Benz Fashion Wee
Archivo - El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, asiste con su esposa, Begoña Gómez Fernández, al desfile de la diseñadora Teresa Helbig, en IFEMA Madrid, a 17 de febrero de 2023, en Madrid (España). La edición número 77 de la Mercedes-Benz Fashion Wee
La izquierda carga contra Manos Limpias y los jueces por la denuncia contra Begoña Gómez por corrupción

Este miércoles, 24 de abril, se ha conocido la justicia ha abierto diligencias de investigación por corrupción contra Begoña Gómez, mujer del Presidente de Gobierno, Pedro Sánchez. Los motivos, según explica, es por la presunta comisión de los delitos de tráfico de influencias y corrupción en los negocios de Gómez tras recibir una denuncia del colectivo Manos Limpias.

Pero, ¿quién es Manos Limpias? El Colectivo de Funcionarios Públicos Manos Limpias es, según su página web, “el primer y único sindicato” de España que reclama “lograr la independencia del Poder Judicial y la verdadera y real democratización” de las instituciones. Esta organización fue fundada en 1995 y desde entonces está dirigida por el abogado y expolítico Miguel Bernad Remón. 

SENTÓ EN EL BANQUILLO A LA INFANTA CRISTINA

En un escenario donde la corrupción a menudo parece desvanecerse en las sombras del poder, el sindicato Manos Limpias ha demostrado ser un vigilante incansable en la búsqueda de la justicia. Su actuación en el caso Nóos es un claro ejemplo de su compromiso inquebrantable con la legalidad y la transparencia.

En diciembre de 2014, este sindicato tomó la iniciativa como acusación popular en uno de los casos más mediáticos de España, implicando a la Infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarin. Manos Limpias no solo exigió responsabilidades, sino que también fue la única acusación que pidió una pena de prisión para la Infanta, solicitando ocho años de cárcel y multas que ascienden a más de dos millones de euros por su papel en las actividades fraudulentas de Aizoon, la empresa que compartía con Urdangarin.

La firmeza de Manos Limpias no se detuvo ahí. En febrero de 2012, anticipándose a los posibles intentos de fuga, el sindicato pidió medidas cautelares contra Urdangarin, incluyendo una fianza de tres millones de euros y la retirada de su pasaporte. Esta acción no solo subrayó la seriedad de las acusaciones sino que también enfatizó la necesidad de garantizar que los implicados enfrentaran la justicia.

La labor de Manos Limpias en este caso ha sido crucial para subrayar que nadie, independientemente de su posición o conexiones, está por encima de la ley. Su participación ha llevado a una mayor transparencia y ha servido de recordatorio de que la justicia debe ser igual para todos. A pesar de las críticas y desafíos, el sindicato ha mantenido su postura, demostrando un compromiso sin fisuras con los principios de justicia y equidad.

El caso Nóos no es solo un capítulo más en la historia judicial española; es un testimonio del papel vital que pueden jugar los ciudadanos y las organizaciones en la supervisión y el control del poder. Gracias a la persistencia de Manos Limpias, el caso ha permanecido en el ojo público, asegurando que los implicados no evadan su responsabilidad ante la sociedad. Este sindicato continúa siendo un faro de integridad, recordándonos la importancia de la vigilancia ciudadana en la democracia.

LA IZQUIERDA CONTRA LA JUSTICIA

El ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, en los pasillos del Congreso ha tachado de "denuncia falsa" la acción de Manos Limpias interpuesta contra la esposa del presidente y que ha sido admitida por el juez. También el portavoz socialista en el Congreso, Patxi López, ha salido en defensa del presidente: "Empiezo a estar un poco harto..., ya está bien". 

Mertxe Aizpurua, extrema izquierda vasca, y militante de Bildu, ha expresado su postura al respecto, identificando la situación como un claro ejemplo de 'lawfare' o acoso judicial, una táctica que, según ella, busca desestabilizar y deslegitimar a políticos mediante el uso manipulado de recursos judiciales.

"Sabemos bien lo que es el lawfare y qué objetivos buscan quienes lo promueven y amparan. Siempre nos encontrarán frente a quienes pretendan impedir el mandato popular. Siempre", declaró Aizpurua en la red social X, evidenciando su firme apoyo a Sánchez en estos momentos críticos.

Aizpurua no ha sido la única en expresar su opinión; el partido Podemos también ha mostrado su solidaridad hacia Sánchez, aunque ha criticado que no actuara decididamente contra el 'lawfare' cuando miembros de su propio partido fueron objeto de acoso. Ione Belarra, secretaria general de Podemos, destacó la necesidad de una reforma judicial y de los medios de comunicación para proteger la democracia de lo que considera ataques orquestados por la derecha.

"En Podemos sabemos bien qué significa el lawfare y la persecución mediática. Teníamos que haberles parado los pies cuando acosaron al vicepresidente y a una ministra del gobierno en su propia casa", manifestó Belarra, refiriéndose a las tensiones vividas por Pablo Iglesias e Irene Montero.

La decisión de Sánchez de cancelar su agenda y anunciar su futura decisión el próximo lunes ha colocado al Gobierno en una posición delicada. Los ojos de la política española y de la comunidad internacional están ahora puestos en el líder socialista, esperando su próxima movida en un ajedrez político que parece cada vez más complicado.

Los partidos de la oposición, por su parte, observan atentos mientras plantean sus estrategias ante un posible cambio de liderazgo o elecciones anticipadas. Mientras tanto, Sánchez se prepara para una de las decisiones más significativas de su carrera, una que podría redefinir el futuro político de España en los próximos años.

La izquierda carga contra Manos Limpias y los jueces por la denuncia contra Begoña Gómez por corrupción
Comentarios