28.05.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

TRIBUNALES

La Justicia pide cárcel para el expresidente de Federación Cántabra Fútbol por apropiación indebida

El expresidente de la Federación Cántabra de Fútbol Alberto Vilar. / alerta
El expresidente de la Federación Cántabra de Fútbol Alberto Vilar. / alerta
La Justicia pide cárcel para el expresidente de Federación Cántabra Fútbol por apropiación indebida
La Audiencia de Cantabria juzga la próxima semana al que fuera presidente de la Federación Cántabra de Fútbol desde 1990 a 2012 acusado de disponer, presuntamente, de más de 148.000 euros de fondos de la entidad en varias operaciones y para el que la Fiscalía pide dos años de cárcel por un supuesto delito continuado de apropiación indebida.

Según el Ministerio Fiscal, entre 2010, 2011 y 2012 "aprovechando su posición en la Federación, con intención de obtener un ilícito enriquecimiento", dispuso de dinero de la entidad "para su propio interés personal".

En concreto, durante estos tres años la Fiscalía detalla que el ex presidente se apropió supuestamente de más de 16.000 euros para enseres personales, como unas gafas, plantas para su hogar o una vitrocerámica, para el seguro de su hogar, gastos judiciales o en dietas no justificadas.

Por otro lado, según la Fiscalía, entre 2010 y 2012 obtuvo 24.400 euros de la venta de entradas a terceros, tickets que la Federación Cántabra de Fútbol solía comprar a la Federación Española de Fútbol para encuentros tanto nacionales como internacionales.

Finalmente, relata que el acusado, el tesorero y los secretarios de la Federación, los cuales no están investigados en la causa, "acordaron modificar el acta" de la asamblea general de 1999 para añadir "que se acordaba por unanimidad suscribir un plan de pensiones a su favor y a cargo de las cuentas de la Federación".

De este modo, según el ministerio público, se suscribieron cuatro planes de pensiones: dos contratados en julio de 1999 y otros dos en noviembre de 2003, "todos con aportaciones periódicas a cargo de la Federación".

En mayo de 2007, el acusado solicitó el rescate de las dos primeras y recibió 59.500 y 20.200 euros, respectivamente; y en abril de 2007 pidió la anulación de las dos segundas por jubilación y recibió 16.200 y 12.200 euros, respectivamente.

Los hechos constituyen, a juicio de la Fiscalía, un delito continuado de apropiación indebida agravado por la cuantía, con la concurrencia de la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas.

La pena solicitada es de dos años de prisión y 2.400 euros de multa, además del pago de una indemnización a la Federación Cántabra de Fútbol que asciende a 148.888 euros.

Por su parte, la Federación Cántabra de Fútbol, que ejerce la acusación particular, considera que el acusado es autor de varios delitos independientes: de un delito de apropiación indebida agravado por la cuantía -subsidiariamente de un delito de administración desleal- por la disposición de fondos a su favor; y de un delito de estafa agravado por la cuantía -subsidiariamente de un delito de apropiación indebida independiente del anterior- por la manipulación del acta para la contratación de las primas y la percepción de las aportaciones periódicas.

Su petición de pena es de tres años de prisión y multa de 8.100 euros por el primero de los delitos; y cuatro años de cárcel y multa de 9.000 euros por el segundo.

En concepto de responsabilidad civil por ambos delitos, la indemnización reclamada por la Federación asciende a 182.619 euros.

La Justicia pide cárcel para el expresidente de Federación Cántabra Fútbol por apropiación indebida
Comentarios