29.01.2022 |
El tiempo

MARIAN 'LA VIKINGA'

"Marian 'La Vikinga' tiene cualidades para ser Campeona de España"

Dani Rasilla, entrenador de la primera boxeadora profesional cántabra, avisa de que su pupila tiene aptitudes «para ser campeona de España» | Cree que ‘La Vikinga’ «va a dar muchas alegrías» y avisa de que «su golpe va a doler»

Dani ‘La Cobra’ Rasilla, en su gimnasio.
Dani ‘La Cobra’ Rasilla, en su gimnasio.
"Marian 'La Vikinga' tiene cualidades para ser Campeona de España"

Tiene todo el sentido del mundo que Marian Herrería haya elegido para dar el gran paso la misma velada en la que se homenajeará a Daniel Rasilla. Porque él fue su gran valedor. «Uno de los últimos proyectos de mi padre fue convertir a Marian en la primera boxeadora profesional cántabra de la historia», dice su hijo, el cuatro veces campeón de España, hoy entrenador y, a la fuerza, promotor. Es quien ha guiado el día a día de está púgil a la que ya ve preparada para dar el salto y empezar a escribir una carrera que también servirá para abrir puertas en Cantabria. La posibilidad de quitarse el casco venía rondando desde tiempo atrás e incluso estaba «programado», pero todo se precipitó tras el fallecimiento de Rasilla. «Nos sentamos y dijimos que había que llevarlo adelante y que lo teníamos que hacer ahora». Y ahí están, a diez días justos de una velada que será histórica.

«Hemos hecho una preparación muy buena», destaca Rasilla junior, que es el entrenador de Herrería, quien mejor la conoce sobre el ring y quien ha guiado sus pasos desde el primer día que asomó por el gimnasio. La fecha está marcada en rojo desde hace tiempo. Será el sábado 27 de noviembre y no el 20 como erróneamente quedó escrito en estas páginas hace dos días. La gran cita no la va a coger con la guardia baja porque quien la guiará desde su esquina afirma que han «trabajado mucho tanto táctica como técnicamente» para que todo salga perfecto. Porque el combate del Pedro Velarde esperan que sea sólo el primer paso y la boxeadora cántabra no quiere pagar la novatada y que la cacen con un golpe en frío.

Marian Herrería dará el salto al profesionalismo después de haber hecho los deberes y haber acumulado «mucha experiencia en el campo amateur». Su entrenador está seguro de que «a corto plazo va a dar muchas alegrías porque es una boxeadora valiente y con un boxeo muy atractivo que va a conectar con el público». Quizá fue Rasilla senior el primero que lo vio y quizá por eso convirtió en su «proyecto» e incluso en «su sueño» ayudarla a convertirse en profesional. ¿Y qué es lo que vio en ella para designarla como la elegida? «Vio constancia, vio que es una deportista muy leal, una chavala acojonante y por la que merece la pena apostar».

Confía ‘La Cobra’ Rasilla que el salto que va a dar su pupila no resulte demasiado drástico para ella porque «en sus últimos combates amateur ya practicó un boxeo profesionalizado». Para quien todavía no la haya visto en acción sobre un ring, su entrenador explica que se trata de una «boxeadora de choque, que no rehuye el combate, que controla bien la media y la corta distancia y que, además, tiene un golpe que va a doler». En su opinión, va a dar el salto «en el momento justo, con 28 años y con la experiencia necesaria».

Las sensaciones que vaya a tener Marian Herrería sobre el ring serán diferentes a las que habrá tenido durante todo este tiempo como amateur. A la fuerza ha de ser así. De lo contario, serían muchas más las que darían el salto. De partida, «hay un cambio obvio como es el de pasar a no tener casco». Ya no hay coraza de seguridad y cada mano recibida se sentirá mucho más. Porque, además, pasarán a llevar «un vendaje más duro y más pequeño porque pasa de las diez a las ocho onzas». Cada ejecución puede ser decisiva; cada paso pasa a tener sus consecuencias. Lo bueno es que, para empezar, la cántabra disfrutará de la ventaja de contar con el público de su parte en un día especial en el que también se rendirá el debido homenaje a Rasilla padre. «Es una boxeadora fuerte mentalmente, capaz de superar el debut y brindar un buen espectáculo», resume su entrenador.

En opinión de ‘La Cobra’ Rasilla, Herrería está en disposición de dar forma a una trayectoria profesional «de cuatro o cinco años compitiendo habitualmente». De hecho, se atreve a asegurar que tiene aptitudes y capacidad «para ser campeona de España», pero no hay que adelantar acontecimientos. No hace falta hacerlo. Paso a paso y lo primero será superar un debut en el campo profesional, que se anuncia complicado. «Podíamos haber buscado una rival más fácil para el primer combate, pero no me gusta. Prefiero que el combate se convierta en un reto para que Marian se vaya forjando en el ring y vaya superando diferentes dificultades», explica Rasilla.

La rival. La oponente de la primera boxeadora profesional cántabra será Eva Cantos, de Elda. Se presentará en el Pedro Velarde con dos victorias y otras tantas derrotas en cuatro combates. Será la tercera vez que se mida a una debutante y en las dos primeras experiencias tuvo resultados opuestos: la primera la ganó y la segunda la perdió. Viene de boxear y caer en suelo británico el pasado 30 de octubre contra la púgil local Ellie Scotney (3-0), por lo que es obvio que se trata de una boxeadora «con más experiencia» que ayudará, junto al boxeo que proponga Marian Herrería, a disfrutar de «un combate muy atractivo con un pronóstico incierto». Que nadie piense que han preparado a la cántabra una alfombra roja.

‘La vikinga’, que es como apodan a la primera boxeadora cántabra que va a dar el salto a los combates rentados, va a ser la encargada de abrir la puerta a otras que están esperando a decidirse, en la rampa de salida y también con notables aptitudes que mostrar. Una de ellas es, obviamente, su compañera Mariluz Peral. Rasilla es su entrenador desde el 2014 y, desde entonces, han tenido tiempo y viajes de sobra para valorar el tema. Él cree que ya ha hecho todo lo que tenía que hacer en el campo amateur, donde ni siquiera tiene ya la posibilidad de entrar a la selección española «porque tienen el equipo ya montado». A partir de ahí, cree que tiene tres opciones y así se lo ha dicho: «Lo puedes dejar y continuar con los estudios y el trabajo; puedes seguir como amateur, que un día te roben un combate, te mosquees y lo dejes, o, con 24 años, más de cincuenta combates en los que has ganado a todo el mundo, intentar hacer una carrera a largo plazo y conseguir muchísimas cosas».

Dicho así, suena goloso. Está con dudas y ‘La joyita’ Peral será de las que esté atenta a lo que suceda la noche del 27 en el Pedro Velarde. «Verá a ver qué tal le va en el debut a Marian porque hacen todos los entrenamientos juntas y es posible que el próximo año pueda haber una segunda profesional en Cantabria», avisa Rasilla. «Son dos boxeadoras diferentes pero bien preparadas tanto física como psicológicamente», añade. Él ahora ha de combinar su labor como entrenador y formador con la de promotor que dejó huérfana su padre. Su objetivo sería poder organizar «tres o cuatro veladas al año» para que tanto Herrería como Peral y el resto de compañeros y compañeras del gimnasio puedan pelear y acumular asaltos. Y es que, advierte el cuatro veces campeón de España que se viene «una generación muy bonita con chicos y chicas muy jóvenes de mucho talento» a las que hay que dar la oportunidad de boxear. Es una oportunidad que antes tenían gracias a la tremenda labor que hacía quien el próximo día 27 será homenajeado.

«Mi padre es insustituible»

Los alicientes para no perderse la velada del próximo día 27 son numerosos. No sólo brinda la posibilidad de disfrutar de ocho combates ameteur que sirvan para testar el nivel del boxeo cántabro y el debut de la primera boxeadora cántabra en el profesionalismo, sino también homenajear la figura de Daniel Rasilla, fallecido de manera repentina hace ocho meses y el promotor capaz de organizar casi una velada al mes, lo que permitía a los púgiles autonómicos adquirir experiencia y pelear de manera frecuente. Ejercía un papel difícil de reemplazar. «Mi padre es insustituible. Nadie va a ocupar el lugar que él ocupaba», recuerda ‘La Cobra’ Rasilla, que aspira a, por lo menos, intentar organizar tres o cuatro veladas al año. «Hacía un trabajo de locos. Es imposible que venga otra persona capaz de igualarlo», recalca. Era una labor de la que se beneficiaba todo el boxeo cántabro y por eso cree que «se merece este homenaje de todo el mundo del boxeo cántabro y de los deportes de contacto». Buena prueba de ello es el propio Sergio García, que el 5 de diciembre peleará en Los Ángeles una eliminatoria mundialista. Si en su día se hizo un nombre y pudo mostrar todas sus virtudes fue, en buena medida, por las veladas que organizaba el propio Rasilla. Por eso confía su hijo, encargado de organizar el homenaje, en que todos estén ahí porque tiene claro que «ha ayudado a muchísima gente a ser lo que son». «Espero que la gente responda porque nunca es suficiente lo que podamos hacer», destaca. Por su parte, lo ha intentando hacer «lo mejor posible» en temas, por ejemplo, que él cuidaba mucho como la cartelería y demás detalles. «Se merece que ese día estemos todos ahí para brindar ese homenaje por un trabajo tan bien hecho», concluye el excampeón cántabro.

"Marian 'La Vikinga' tiene cualidades para ser Campeona de España"
Comentarios