19.06.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

SOCIEDAD

¿Quieres probar el mejor helado de Cantabria? Te contamos dónde encontrarlo

Las heladerías españolas ofrecen una experiencia única durante el verano. Helados López en Ontaneda y Regma en Santander destacan por sus sabores artesanales, representando lo mejor de la tradición heladera cántabra.
Dos personas comiendo unos helados. EP
Dos personas comiendo unos helados. EP
¿Quieres probar el mejor helado de Cantabria? Te contamos dónde encontrarlo
Ya se acerca el verano y cuando el sol brilla con intensidad y el calor invita a buscar refugio en una delicia helada, las heladerías se convierten en verdaderos oasis de frescura y sabor. Desde los rincones más emblemáticos de España hasta los tesoros ocultos en pequeños pueblos, cada heladería cuenta una historia única, uniendo tradición, innovación y pasión por el helado.

Entre las heladerías más destacadas de España, encontramos joyas como Gelateria Romana en Madrid, donde la autenticidad italiana se fusiona con sabores artesanales que transportan a sus clientes a las calles de Roma con cada bocado. También está Rocambolesc en Girona, una experiencia gastronómica única fundada por los hermanos Roca, famosos por su restaurante El Celler de Can Roca. Y no podemos olvidar Heladería Sirvent en Barcelona, una institución con más de 90 años de historia, que ofrece helados artesanales elaborados con recetas tradicionales.

Sin embargo, si nos adentramos en la pintoresca región de Cantabria, descubriremos un tesoro gastronómico en cada rincón. Entre ellos, destaca una pequeña localidad que alberga una verdadera joya heladera: Ontaneda.

En Ontaneda, un pueblo de ensueño en el corazón de Cantabria, se encuentra Helados López, una pequeña heladería familiar con más de medio siglo de historia. Conocida por su compromiso con la calidad y la autenticidad, Helados López ha cautivado los corazones y los paladares de locales y visitantes por igual. Su incomparable helado de queso y su tradicional barquillo son solo algunas de las delicias que hacen que esta heladería sea tan especial. Pero más allá del sabor excepcional, Helados López es un lugar donde se tejen lazos de comunidad y se comparten momentos de alegría. La pequeña tienda se convierte en un punto de encuentro para amigos y familiares, donde se intercambian risas y se disfruta de la frescura de un buen helado en buena compañía.

Mientras tanto, en Santander, la heladería Regma ha dejado una huella imborrable en el paisaje gastronómico de Cantabria. Con una larga tradición y una amplia variedad de sabores artesanales, Regma es un destino obligado para los amantes del helado en la capital cántabra. Sus creaciones innovadoras y su atención al detalle han conquistado el paladar de quienes buscan una experiencia heladera única en Santander.

En resumen, tanto Helados López en Ontaneda como Regma en Santander representan lo mejor de la tradición heladera de Cantabria. Cada una a su manera, estas heladerías ofrecen no solo deliciosos helados, sino también una experiencia única que combina la excelencia artesanal con el calor humano que solo se encuentra en los negocios familiares. Con una puntuación de 4,3 y más de mil reseñas, este local no solo ofrece helados, sino una experiencia de sabor que lleva décadas deleitando a generaciones. No te puedes perder su famoso helado de turrón que es simplemente sublime.

Visitar estas heladerías es más que disfrutar de un helado; es sumergirse en la rica historia y el sabor auténtico de Cantabria.

No perder de vista estas heladerías

Heladería Capri, con una valoración de 4,1, se destaca por sus helados hechos en casa y sabores únicos que cambian según la temporada. Su apertura a las 12:00 es esperada diariamente por aquellos ansiosos por probar sabores como el de cheesecake de frambuesa o pistacho.

En la hermosa localidad de Somo, Helados de Luna brilla con una puntuación de 4,9, destacándose por sus ingredientes orgánicos y locales. Abre a las 16:00, justo a tiempo para una tarde de playa y un helado gourmet.

Helados Trueba, localizado en Sarón, es otro destino imperdible con una valoración de 4,6 por sus innovadores sabores y calidad excepcional.

Heladería Angelati, en San Vicente de Toranzo, también se destaca con una puntuación de 4,6, ofreciendo sabores únicos que capturan la esencia de Cantabria.

Heladería Bico de Xeado en Santander, con una puntuación de 4,5 se enorgullece de su leche fresca y local que es la base de todos sus helados. Su apertura a las 15:00 marca el momento perfecto para un descanso refrescante en un día caluroso.

Estas heladerías no solo ofrecen un escape del calor veraniego, sino también una experiencia culinaria que celebra la rica cultura heladera de Cantabria. Desde sabores tradicionales hasta innovaciones audaces, cada heladería aporta su propio encanto y especialidad, asegurando que cada visita sea memorable. ¡No te pierdas la oportunidad de probar estos deliciosos helados durante tu próxima visita a Cantabria!

¿Quieres probar el mejor helado de Cantabria? Te contamos dónde encontrarlo
Comentarios