21.06.2024 |
El tiempo

ELECCIONES 28M

Cascada de abandonos en el PRC por la corrupción y las «cacicadas»

Los casos de presunta corrupción que sobrevuelan la gestión de los regionalistas en las Administraciones Públicas y sus actitudes «caciquiles», merman las listas electorales del partido de Miguel Ángel Revilla 

Un año de Gobierno de PP y Vox en Castilla y León: Podría funcionar en Cantabria

De izquierda a derecha, los regionalistas Guillermo Blanco, José María Fuentes-Pila, Francisco Javier López Marcano, Miguel Ángel Revilla y Jezabel Morán. / ALERTA
De izquierda a derecha, los regionalistas Guillermo Blanco, José María Fuentes-Pila, Francisco Javier López Marcano, Miguel Ángel Revilla y Jezabel Morán. / ALERTA
Cascada de abandonos en el PRC por la corrupción y las «cacicadas»

Las «cacicadas» y los casos de corrupción que sobrevuelan la gestión del Partido Regionalista de Cantabria están suponiendo una ‘sangría’ para las listas electorales de los regionalistas de cara a las elecciones autónomicas y municipales del próximo 28 de mayo. Miembros del partido en las localidades de Ruente, Hazas de Cesto, Piélagos, Tudanca o ayer mismo Laredo, se están ‘borrando’ de las respectivas candidaturas del partido, y no pasa un día sin que se conozca un nuevo abandono. La última en dejar el barco del «revillismo» ha sido la concejala de Educación y Cultura de Laredo, Izaskun Sarabia,que ayer explicó que debaja el cargo y se daba de baja de su partido, el PRC, por «motivos éticos», al considerar que existe una «falta de confianza» hacia ella por parte del candidato a la Alcaldía, Pedro Diego. 

La última en dejar el barco del «revillismo» ha sido la concejala de Laredo, Izaskun Sarabia

Tras celebrarse este martes el pleno municipal en el que ha informado de su renuncia a su acta de concejal, Sarabia ha explicado que el PRC la ha colocado en la lista al Ayuntamiento en el puesto 9 cuando ha recordado que estuvo en el 4 en los anteriores comicios de 2019. Sarabia achaca esa situación a que desde las anteriores elecciones, Diego le trasladó su «descontento» cuando ella no quiso firmar «antes» el acuerdo con el PSOE para gobernar Laredo, que al final se conformó entre socialistas, regionalistas y Sí Se Puede Laredo. «Parecía que no le interesaba tanto trabajar por el pueblo, sino ocupar un sillón», ha opinado después de cuatro años Sarabia sobre Pedro Diego, y considera que desde ese día «estuvo sentenciada por el partido».

Sarabia achaca esa situación a que desde las anteriores elecciones, Diego le trasladó su «descontento» cuando ella no quiso firmar «antes» el acuerdo con el PSOE para gobernar Laredo, que al final se conformó entre socialistas, regionalistas y Sí Se Puede Laredo. «Parecía que no le interesaba tanto trabajar por el pueblo, sino ocupar un sillón», ha opinado después de cuatro años Sarabia sobre Pedro Diego, y considera que desde ese día «estuvo sentenciada por el partido». Izaskun Sarabia concurrió en las anteriores elecciones con el PRC como independiente, aunque al final se afilió al partido porque, según ha señalado, es «doctrina» de la formación si se es concejal electa. Sarabia ha lamentado la situación que se ha producido ahora después de que ha considerado que ha llevado a cabo una gestión «positiva» al frente de la Concejal lía de Educación y Cultura, sobre todo «en momentos duros de pandemia y ofrecer soluciones de cara a paliar las restricciones, así como sacar adelante propuestas como la Batalla de Flores Escolar, el Festival de la Magia, Festival de La Luz teatro o actividades infantiles».

«En estos cuatro años, mi sueldo ha sido de una media de 350 euros al mes, por asistencia a plenos y comisiones», ha subrayado Sarabia en relación a que ha estado liberada. Por ello, rechaza que haya sido relegada al puesto 9 en la lista, lo que ha calificado de «castigo», aunque ha asegurado que ha recibido «numerosas muestras de cariño» desde que se ha conocido que deja la política municipal. Goteo continúo de abandonos. Desde que comenzó la confección de las listas electorales de cara a los póximos comicios, el número de regionalistas que han preferido no concurrir a las elecciones bajo las siglas del PRC ha ido creciendo cada semana. Ya a principios de febrero, el alcalde de Ruente, Jaime Díaz, decidió volver a presentarse, pero esta vez con otras siglas, con las del Partido popular, tras abandonar al PRC, por sentir que no estaban atendidas las necesidades de su municipio ni del mundo rural cántabro. Este cambio de partido no sentó nada bien en el seno del PRC, que sintió herido su orgullo e incluso amenazó con denunciar ante la Comisión de Seguimiento del Pacto Antitransfuguismo la inclusión en las listas electorales PP de Díaz Villegas. Pero el caso de alcalde de Ruente no ha sido el único. El alcalde del PRC de Hazas de Cesto, Alejandro Llano, se ha incorporado a la candidatura del PSOE en este municipio, al igual que los concejales de Piélagos Antonio Gómez y Beatriz Cavada. Este hecho se conoció tras la publicación en el Boletín Ofcial de Cantabria (BOC) de las candidaturas electorales en la región, en la que se incluye a los tres en las listas con las que los socialistas concurrirán a las elecciones del 28 mayo en ambos municipios. Ante esta situación, los comités locales del PRC Piélagos y Hazas de Cesto han exigido al PSOE que inste a Antonio Gómez y Beatriz Cavada a la entrega del acta de concejales del Ayuntamiento de Piélagos, y a Alejandro Llano la entrega del acta y su dimisión como alcalde de Hazas de Cesto. En un comunicado, el PRC les ha definido como «transfugas» y ha exigido al PSOE que inste a Llano a renunciar como alcaldes y que los tres entreguen sus actas de concejales.

Ante estas acuçsaciones del PRC, el PSOE de Piélagos afirmó que «no ha incorporado tránsfugas» en su candidatura al municipio, tal y como le acusó el PRC después de conocer que dos de sus concejales, Antonio Gómez y Beatriz Cavada, figuraban en las listas de los socialistas para las elecciones del 28 de mayo, por lo que les instó a la entrega del acta. Los socialistas señalaron que el secretario general del PRC de Piélagos, Alfredo Rodríguez Otero, «traicionó a sus compañeros», a los cuales «consideramos nuestros compañeros tras estos años, desde la lealtad, el trabajo en equipo y las ganas de trabajar». A su juicio, dicha «traición» tiene motivaciones políticas, ya que, según el PSOE, Rodríguez Otero «está ya negociando con el PP» y «manteniendo conversaciones en conocidos locales del municipio con reconocidos dirigentes» de este partido, lo que «es contradictorio con el talante progresista que ahora quieren vender», y «sabe» que tanto Gómez Mirones como Cavada Gómez «son totalmente contrarios a cualquier pacto con el PP».

LA CORRUPCIÓN, UN ESTIGMA REGIONALISTA. Los abandonos protagonizados por miembros del PRC se han venido acelerando tras estallar varios casos de presunta corrupción en áreas de a Administración Pública gestinodas por los regionalistas. El más relevante de estos ha sido de estos la trama en la Consejería de Obras Públicas, en la que se calcula un quebranto de millones de euros y que se ha saldado con la detención de un alto funcionario y la dimisión de su superior, el consejero de Obras Públicas José Luis Gochicoa. Más recientemente, es el caso de Felipe Piña, candidato a la Alcaldía de Santander, y que ha sido imputado por un presunto delito deprevaricación en una denuncia presentado por el sector de los taxis y que tiene que ver con su gestión como director general de Transportes. A pesar de la gravedad de las acusaciones, el ‘pupilo’ de Javier López Marcano, no ha dimitido y mantiene su candidatura, bajo las sigles del PRC, al Consistorio de la capital cántabra. Otro de los casos que ha generado una gran convulsión dentro de las filas regionalistas fue el del concejal regionalista de Camargo Hector Lavín. En este caso, el Partido Regionalista de Cantabria en Camargo pidió a Lavín que entregara su acta de concejal en el Ayuntamiento después de que se desmarcara en la votación de la propuesta de adjudicación del contrato del servicio de limpieza y basuras. Un movimiento del PRC que a juicio del coordinador de Vox en Camargo, Javier Barrón fue «una purga realizada por los regionalistas a su portavoz, por mantener su criterio en el contrato de basuras y da un tufo a corrupción inaceptable».

La exregionalista alega que abandona el partido por «motivos éticos»

Además, en relación al Consistorio camargués, hay que recordar que el Grupo Municipal Popular de Camargo denunció que el sumario de la investigación de la supuesta trama de irregularidades en la Consejería de Obras Públicas alude a una conversación grabada por la Policía en la que dos de los implicados afirmaban que «se había comprado a un concejal del PRC». La conversación se habría dado entre el funcionario que era jefe del Servicio de Carreteras, actualmente en prisión provisional al considerarse como el cabecilla de las presuntas irregularidades, y el responsable de una de las empresas implicadas. Según señaló el PP, la conversación hacía referencia a la fallida adjudicación del contrato de la recogida de basuras y limpieza viaria que llevó a una crisis en el equipo de Gobierno y a la expulsión del PRC del concejal Héctor Lavín -ahora no adscrito-, después de que éste votara junto a la alcaldesa en sentido contrario a lo indicado por su grupo municipal, rompiendo la disciplina de voto.

Decisiones «caciquiles» del PRC. Algunos de los miembros del PRC han alzado la voz en los últimos meses contra la forma de gestionar la democracia interna del partido, como es el caso del comité local saliente del PRC de Santillana del Mar, encabezado por su portavoz y edil de Cultura del Ayuntamiento, Pilar Cayón, que aseguró que impugnará la asamblea de militantes porque la candidatura alternativa estaba encabezada por un miembro de otra formación, lo que va en contra de los estatutos. En un comunicado, Cayón aseguraba que en esa asamblea se presentaron dos candidaturas ante unos militantes igualados en número. Una de las candidaturas fue la suya, que optaba a la reelección, y otra liderada por Rubén Ruiz Fernández, que en 2019 se presentó a las elecciones municipales con la candidatura del Partido Alternativa Vecinal Independiente (AVI). Pilar Cayón detallaba que a la hora de votar los representantes de la dirección regional del partido permitieron que participase en ese comicio interno una persona no incluía en el censo de militantes, algo que fue impugnado por la candidatura de Cayón, pero que no prosperó por decisión de los cargos de la organización del partido.

Por este motivo, los miembros de Comité Local abandonaron la asamblea sin esperar a la votación final y en la calle fueron testigos, según Cayón, de cómo «personas que no estaban en la reunión trasladaron la urna con las papeletas hasta la vía pública para que una persona, dentro de su vehículo, procediera a emitir su voto». Para Cayón, este hecho es «completamente irregular y más propio de una sociedad caciquil que de una sociedad democrática», y por ello «ante la gravedad de los hechos» y «la nula disposición» por los responsables del partido a tomar las medidas se decidió iniciar el proceso de impugnación de la asamblea de militantes. Fuentes del PRC explicaron en su momento que la elección del nuevo comité local regionalista de Santillana del Mar, encabezado por Rubén Ruiz Fernández, se ha hecho conforme a los estatutos del partido.

Otros cambios de partido. Aunque mucho más acusado, no solo el PRC ha vivido este baile de candidatos precio a las elecciones. Por ejemplo, la concejala ‘popular’ y presidenta de la Comisión gestora de Castro Urdiales, Ana Urrestarazu, abandonó el PP justo antes de las elecciones autonómicas del 28 de mayo. Urrestarazu aseguró que durante toda la legislatura ha vivido momentos que le han hecho sentir «incómoda y molesta debido a ciertas acciones que han sido llevadas a cabo con la aparente complicidad incluso de algunos cargos del Partido Popular». También Ciudadanos ha vist como algunos de sus miembros cambiaban de siglas de cara a los próximos comicios, como es el caso de Óscar López, actual concejal de la corporación municipal en Cabezón de la Sal y alcalde pedáneo de Ontoria y Vernejo, que anunció que concurrirá en las próximas elecciones al Ayuntamiento y a la pedanía encabezando ahora la candidatura del PP.

SALIDAS DEL PRC 

Ruente. El alcalde de Ruente, Jaime Díaz, deja el PRC para presentarse como candidato del PP por sentir que no estaban atendidas las necesidades de su municipio ni del mundo rural cántabro.

Hazas de Cesto. El alcalde del PRC de Hazas de Cesto, Alejandro Llano, se ha incorporado a la candidatura del PSOE en este municipio, al igual que los concejales de Piélagos Antonio Gómez y Beatriz Cavada. El PRC les ha definido como «tránsfugas» y ha exigido al PSOE que inste a Llano a renunciar como alcaldes y que los tres entreguen sus actas de concejales. laredo.

Laredo. La concejala de Educación y Cultura de Laredo, Izaskun Sarabia deja el cargo y se daba de baja de su partido, el PRC, por «motivos éticos».

Los regionalistas intentaron detener una ‘sangría’

Las salidas sufridas por el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) en los últimos tiempos ha puesto en alerta a los dirigentes regionalistas que no ha dudado en cargar duramente contra aquellos que han decidido bajarse del barco. Por ello, los regionalistas no han dudado en acusar de tránsfugas a aquellos exregionalistas que han dado de lado al ‘revillismo’, amenazando con tomar medidas legales.

Así el PRC pidió en el Parlamento regional «que se persiga a cualquier político» que pase de una ideología a otra y decida seguir otros proyectos políticos diferentes a los que hasta el momento seguía. De este modo, y a instancias de los regionalistas, tras la salida del alcalde de Ruente, Jaime Díaz, el Pleno del Parlamento de Cantabria aprobó dos iniciativas de rechazo al transfuguismo con los votos a favor del PRC, PSOE y Cs pero que no contaron con el apoyo ni del PP ni de Vox tras un debate en el que los partidos se han echado en cara distintos casos acontecidos tanto en Cantabria como en España.

En la del PRC, además de plantear un rechazo al transfuguismo «como práctica de corrupción política y fraude a la voluntad de los ciudadanos», tenía como objetivo instar a todos los partidos políticos, coaliciones o agrupaciones que presenten listas electorales en las próximas elecciones de mayo de 2023 a no incluir en sus listas a políticos que los regionalistas consideren tránsfugas sea cual sea el partido al que pertenezcan. Desde el PP, Iñigo Fernández, recriminó a PRC, PSOE y Cs su actitud ante otros casos de transfugismo. Así, por ejemplo, al PSOE le ha recordado que en 2019 llevó en sus listas en Piélagos a la exconcejal de Cs Montserrat Luezas; al PRC que ese año también  presentó como candidato a la Alcaldía de Tudanca a quien aún era regidor por el PP, Manuel Grande. «¿Este no pasa nada? Este sí se puede presentar, el de Ruente no, el de Tudanca sí?», ha ironizado Fernández, quien cree que PRC y PSOE  pretenden determinar quién se puede presentar y quién no.

«Ese es el vicio del Pacto Antitransfuguismo», ha dicho el portavoz popular, quien también ha recordado que PRC y PSOE lograron sacar adelante los Presupuestos de Cantabria de 2018 con el apoyo del exdiputado de Cs y miembro del grupo mixto Juan Ramón Carrancio. Y también, el portavoz del PP, en alusión a la denuncia que va a plantear el PRC a la Comisión de Seguimiento del Pacto Antitransfuguismo por el caso de Ruente, ha dicho que tendrá que mandar esa denuncia «en furgoneta» junto a otros casos en los que los regionalistas han fichado a gente de otros partidos. De hecho, afirmó que el PRC es un partido hecho de «retales» de otras formaciones.

Cascada de abandonos en el PRC por la corrupción y las «cacicadas»
Comentarios