27.06.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Copernicus registra en Sudamérica una "intensidad récord" de incendios en lo que va de año

El Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS) ha registrado una actividad "inusualmente alta" con una "intensidad récord" de incendios en Sudamérica en muchas regiones en el primer trimestre del año.
Copernicus registra en Sudamérica una "intensidad récord" de incendios en lo que va de año

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS) ha registrado una actividad "inusualmente alta" con una "intensidad récord" de incendios en Sudamérica en muchas regiones en el primer trimestre del año.

Así, Copernicus señala que los incendios que se declararon desde enero y que siguieron activos en febrero y marzo en la región central de Sudamérica dejaron emisiones "excepcionalmente elevadas" e incluso en algunas regiones y provincias de Paraguay y del norte de Argentina se registraron y algunas regiones y provincias de Paraguay y el norte de Argentina mostraron emisiones récord para esa época del año.

El CAMS, que se implanta a través del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio en representación de la Comisión Europea, subraya que los incendios, en concreto en Paraguay, Argentina, Colombia y Venezuela han tenido una intensidad récord y se sitúan "muy por encima" del la media del periodo 2003-2021, según la observación recabada mediante sensores satelitales de los datos del poder radiactivo del fuego (en inglés, FRP), un parámetro sobre la generación de calor que permite categorizar la intensidad de los incendios.

El punto máximo de estas emisiones inusuales se registró en enero de 2022, pero siguieron bastante por encima de los niveles medios a lo largo de febrero y algunos fuegos continuaron en marzo. El norte de Argentina y Paraguay han estado experimentando condiciones cálidas y secas durante todo el verano, lo que ha tenido como resultado un mayor riesgo de incendios que se correlaciona con la actividad observada.

En concreto, Copernicus analiza los datos del Sistema Mundial de Asimilación de Datos sobre Incendios (GFAS) del CAMS y concluye que en Paraguay y Argentina, del 1 de enero al 28 de febrero hubo un récord de emisiones de CO2 en una serie que comenzó en 2003.

En el norte de Argentina, estos fuegos han estado activos de manera continua la provincia de Corrientes y el humedal de Esteros de Iberá, y aunque las emisiones diarias totales estimadas han sido inferiores en la primera semana de marzo que en enero y febrero, continúan por encima de la media del periodo 2003-2021.

Los datos del GFAS entre el 1 de enero y el 28 de febrero muestran unas emisiones totales estimadas de carbono de los incendios en Paraguay de aproximadamente 5 megatoneladas, mientras que las emisiones totales estimadas de carbono en Argentina en el mismo periodo ascienden a cerca de 12 megatoneladas, de las cuales más de 8,5 las produjeron los incendios en el norte del país y 5,5 de ellas procedieron de la provincia de Corrientes.

Al mismo tiempo, el CAMS ha hecho un seguimiento de los incendios provocados por la sequía severa en algunas regiones de Colombia y Venezuela, donde la temporada de fuegos suele comenzar en febrero y continúa hasta abril. Los datos del GFAS mostraron mayores emisiones de incendios hacia finales de enero y a comienzos de febrero de 2022, relacionadas con un mayor riesgo de incendios forestales en la Amazonia y el valle del Orinoco, según el Sistema de predicción global de incendios (GEFF, por sus siglas en inglés).

Además, desde finales de febrero, las previsiones del GEFF en el valle del Orinoco han mostrado mejoría, gracias al cambio en las condiciones meteorológicas en la región.

Pero todo ello puede agudizarse a consecuencia del fenómeno meteorológico La Niña, sobre el que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) prevé que continúe entre marzo y mayo. Así, Copernicus estima que unas precipitaciones de lluvia menores o mayores entre febrero y mayo podrían suponer, respectivamente, un mayor riesgo de incendios en las zonas meridionales de Sudamérica y un menor riesgo de incendio en las zonas septentrionales del continente.

El fuego, además de arrasar el terreno también emite partículas contaminantes y gases de efecto invernadero que suponen un riesgo grave para la salud humana y medioambiental por la degradación de la calidad del aire que provocan, no solo donde se producen sino en un radio de acción más largo por la acción del viento. De ese modo, el CAMS ha confirmado que elevados niveles de humo llegaron hasta Ecuador y Perú procedentes de Colombia y Venezuela.

El científico sénior y experto en incendios forestales del CAMS del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM) Mark Parrington ha señalado que la CAMS vigila "de cerca" los incendios a escala mundial y regional con observaciones casi en tiempo real sobre la ubicación e intensidad de los incendios activos.

"Con una combinación de herramientas del CAMS, somos capaces de hacer seguimiento de la progresión de los incendios en Sudamérica y de aportar datos sobre sus emisiones de humo y sus impactos en la atmósfera tanto a escala local como mundial", ha comentado.

Copernicus registra en Sudamérica una "intensidad récord" de incendios en lo que va de año
Comentarios