25.10.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Bachelet remarca que el tratamiento de los talibán a mujeres y niñas constituirá una "línea roja"

Enumera violaciones "creíbles" a los Derechos Humanos, como ejecuciones sumarias o reclutamiento de menores
Bachelet remarca que el tratamiento de los talibán a mujeres y niñas constituirá una "línea roja"

Enumera violaciones "creíbles" a los Derechos Humanos, como ejecuciones sumarias o reclutamiento de menores

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha reiterado este martes que el tratamiento que los talibán proporcionen a mujeres y niñas en Afganistán constituirá una "línea roja" en cuanto al cumplimiento de los Derechos Humanos por parte de los insurgentes.

En una sesión especial para abordar la situación de los Derechos Humanos en el país asiático, Bachelet ha puesto el foco en el respeto de los talibán a los derechos a la libertad de movimiento, educación, autoexpresión y empleo de las mujeres en Afganistán, que ha de guiarse por las normas internacionales a este respecto.

En particular, se ha referido al acceso a la educación secundaria de las mujeres como un "indicador esencial" de cumplimiento de los Derechos Humanos y ha abogado por un diálogo "genuino e inclusivo", también con ellas y con miembros de las minorías étnicas y religiosas, para abordar los problemas subyacentes a los que se enfrenta el país, la discriminación y el legado de décadas de conflicto.

En otro orden de cosas, Bachelet ha pedido que los miles de defensores de los Derechos Humanos, "que han contribuido al bienestar de los afganos, no se enfrenten a "represalias" o "sanciones" bajo el nuevo régimen y ha reclamado que la Comisión Independiente de los Derechos Humanos en Afganistán "sea respetada". Al mismo tiempo, ha urgido a permitir el acceso de asistencia y a proteger al personal humanitario.

La representante de Naciones Unidas, que ha considerado que en este momento "crítico" los afganos miran hacia el Consejo de Derechos Humanos para "proteger" y "defender" sus derechos, ha incidido en la necesidad de evitar que se cometan abusos contra los Derechos Humanos en Afganistán y ha lamentado que, en las últimas semanas, su oficina ha recibido "informaciones creíbles" sobre violaciones del Derecho Internacional Humanitario por parte de las partes implicadas en el conflicto.

Estas violaciones incluyen, entre otras, ejecuciones sumarias, restricciones a los derechos de las mujeres, reclutamiento de menores para servir como soldados y represión de protestas pacíficas y expresiones de disidencia y Bachelet ha expresado su "grave" preocupación por los periodistas, además de por las mujeres y las minorías étnicas y religiosas.

La Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) ha informado de que entre el 1 de enero y el 30 de junio de este año se ha producido un incremento de las víctimas civiles en Afganistán del cerca del 50 por ciento en comparación con el mismo período de 2020, una cifra que ha entre julio y agosto "indiscutiblemente", según Bachelet, que ha recordado que la situación humanitaria en Afganistán ya era mala y se ha deteriorado dados los últimos acontecimientos.

La representante especial de la Secretaría General de la ONU para Afganistán, Deborah Lyons, ya alertó hace un mes de que 18 millones de afganos se enfrentaban a una crisis humanitaria, el doble que en julio de 2020 y casi la mitad de la población del país, una cifra que previsiblemente aumentará.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estima que 270.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares y medios de vida desde enero de 2021, lo que significa que más de 3,5 millones de afganos son desplazados.

RUTAS SEGURAS PARA LOS MIGRANTES

En este contexto, Bachelet ha pedido crear rutas seguras para los refugiados y migrantes afganos, ampliar los programas de asilo y reubicación de estas personas y detener "inmediatamente" las deportaciones de ciudadanos del país que buscan protección.

Así, ha apuntado a que los países vecinos de Afganistán necesitarán financiación adicional y recursos logísticos para asistir a estas personas, por lo que ha reclamado a los estados "tener en mente" sus obligaciones y proteger y asistir a aquellos "que huyen del peligro".

"También pido a los estados que usen su influencia sobre los talibán para alentar el respeto a todos los Derechos Humanos, de todos", ha insistido, al tiempo que ha pedido al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que emprenda acciones para vigilar "estrechamente" el desenvolvimiento de la situación en Afganistán, "en particular la implantación de las promesas de los talibán".

"Una acción unida e inequívoca de los Estados miembros será una importante señal para los talibán de que volver a prácticas pasadas no será aceptable para la comunidad internacional, ni ahora ni en el futuro", ha advertido.

Por último, ha pedido a los insurgentes que adopten reglas para lograr una gobernanza "responsable" y que respete los Derechos Humanos, y que trabajen para restablecer la "cohesión social" y la "reconciliación".

Bachelet remarca que el tratamiento de los talibán a mujeres y niñas constituirá una "línea roja"
Comentarios