31.05.2020 |
El tiempo
domingo. 31.05.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria
13:32
22/05/20

VUELTA A LA EXTREMA POBREZA

VUELTA A LA EXTREMA POBREZA

Hace ya varias semanas que las noticias las copan a partes iguales aquellas que tienen que ver con la crisis sanitaria --los muertos y los contagiados-- y las que hacen referencia a las consecuencias en la economía, que tiene una de sus expresiones en las manifestaciones de ciudadanos que piden la apertura total de los sectores productivos en muchas ocasiones sin tener en consideración las medidas de prevención establecidas para contener la expansión del coronavirus. La crisis sanitaria del coronavirus, con su secuela de crisis económica tendrá efectos devastadores en las sociedades de los países más desfavorecidos y volverá a cebarse con las clases sociales más vuilnerables. 

Entre tanto aspaviento, esta semana el Banco Mundial ha emitido un comunicado desolador: se estima que 60 millones de personas volverán por culpa del coronavirus a la pobreza extrema. A vivir con menos de 1,90 euros al día. Volverán, que quiere decir que ya habían salido gracias a los esfuerzos de las últimas décadas tanto por parte de los países como de la comunidad internacional, que se había fijado la erradicación de la misma como el primero de sus ODS para la Agenda 2030.

Pero no es el único informe de estas características que se ha publicado en estos días. Según el Programa Mundial de Alimentos, no inyectar dinero en las economías más vulnerables, entre las que destacan una cuarentena de países en África y otros cuyos contextos son de por sí extremadamente frágiles, como Afganistán, Haití, o algunos países centroamericanos, podría implicar además que la población de hambrientos agudos se duplique en este 2020, alcanzando los 265 millones de personas. 

Para la ONU, reducir la cobertura sanitaria en estos países por culpa de la Covid-19 provocará la muerte de 6.000 niños al día si no se inyecta capital en estas economías y el cierre de centros de salud por falta de material y personal privará de acceso a anticonceptivos a 47 millones de mujeres, lo que se traduce en siete millones de embarazos no deseados antes de finalizar el año.

Lo advirtió el presidente del Banco Mundial, David Malpass, si se quiere alcanzar una rápida recuperación de la economía global, no se puede dejar a nadie atrás. Lo que se conoce comúnmente como "menos banderas y más solidaridad".

VUELTA A LA EXTREMA POBREZA
Comentarios