24.02.2021 |
El tiempo
miércoles. 24.02.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria
Ricardo Alba
22:10
21/01/21

La mirada

La mirada
La mirada

Ahora que nos miramos tanto como nunca nos habíamos mirado, la mirada ha adquirido una trascendencia fundamental en nuestras vidas: el poder del lenguaje. Cruzamos miradas de diferente naturaleza según el caso: penetrantes como la del búho, las cariñosas de tu peludo, las descaradas como de un mapache, la suplicante del mendigo, la mirada distraída del turista, la mirada doliente del enfermo, la mirada amorosa de un latido, miradas fingidas de caimán, miradas cómplices de infortunio, miradas generosamente endulzadas, miradas embaucadoras de serpiente, miradas paralizantes como un hechizo o miradas intrigantes como las de ‘Las Meninas’ de Velázquez, un juego que el maestro puso en escena para hacerse visible él mismo.

El uso de la vista, la mirada, es un atributo fecundo en el Arte incluso para quien no puede ver, caso de Borges que en uno de sus poemas, ‘La pesadilla’, escribe ‘No me arroja una mirada su mirada ciega’. El Arte es versátil con la mirada, lo mismo te mira a ti que has de verlo tú o, en ocasiones, te coloca entre dos miradas. En la película ‘Canción de cuna’, Fiorella Faltoyano encarna a la madre priora de un convento, mientras Alfredo Landa, interpreta al médico que atiende la salud de la comunidad de monjas. En la escena de la despedida ambos se sostienen la mirada, una mirada que expresa tanta emoción, tanto sentimiento, que dice lo mucho que no pueden decir los labios. Dos miradas dignas de un Oscar.

Cuando el Arte dirige la mirada al espectador de la obra provoca emociones encontradas, entiéndase como la de sentirse perseguido por ‘La Gioconda’, o bien, atrapado por la sencillez y esperanzadora mirada de ‘La joven de la perla’. Al decir de los expertos en Arte, lo bonito no son los ojos sino la mirada porque es la que fragua belleza, y es apurado no estar de acuerdo. La mirada transmite emociones de toda horma, lo dijo Bécquer: ‘El alma que hablar puede por los ojos, también puede besar con la mirada’ y lo rubricó Paulo Coelho de puño y letra: ‘Nada, absolutamente nada sustituye la mirada del ser humano’.  

La fotografía, disciplina en la puerta de engrosar la lista de Bellas Artes, aparece como expresión artística sujeta a controversia. El debate principal, aparte de si debe reconocerse como el octavo Arte, consiste en si lo que importa es la técnica fotográfica, o si lo realmente importante es la mirada del fotógrafo. Bueno, debería considerarse como fundamental la mirada de quien mira la foto, qué emoción recibe o qué rechazo provoca. En cualquier caso, la fotografía ha encontrado su hueco en la Cultura, paraguas acogedor de las propuestas artísticas en sus amplísimas modalidades.

 Ahora que nos miramos tanto como nunca nos habíamos mirado, estamos aprendiendo a mirar -a fijar la vista con atención-, y no sólo a ver- poseer el sentido de la vista-. Así y según nos legó el lingüista José Moreno de Alba, “vemos todo lo que miramos, pero no miramos todo lo que vemos; basta tener los ojos abiertos para ver, pero para mirar necesitamos ejercer, en alguna medida, la voluntad”.

Comentarios