14.08.2020 |
El tiempo
viernes. 14.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria
Rafael Torres
23:25
4/05/20

El dinosaurio sigue ahí

El dinosaurio sigue ahí

Se especula con la posibilidad, que algunos asumen ya como certeza, de que cuando despertemos de ésta pesadilla seremos mejores. Lamentablemente, ninguna pesadilla hizo mejor nunca a nadie. Antes al contrario, cuando recobremos la conciencia tras el mal sueño, si es que la tuvimos alguna vez, si es que la recobramos, si es que despertamos, el dinosaurio, como diría Monterroso, seguirá allí.

El dinosaurio es lo que había, desigualdad, contaminación, derroche, consumismo enloquecido, neofascismos emergentes, náufragos del hambre y la guerra, egoísmo, violencia, soledad, explotación laboral, ignorancia, trata de mujeres, sectarismo político, y lo que volverá a haber después de la tragedia. Incluso lo poco que se ganó entre tanto dolor, tanto miedo y tanta muerte, el momentáneo alivio de la Naturaleza, se extinguirá aplastado por el dinosaurio otra vez en movimiento y habrá durado lo que duran las violetas.

La cosa no pinta bien ni en la Fase 0 del retorno a ese Jurassic Park al que, pese al buenismo social forzado por las circunstancias, mayoritariamente se quiere volver, y se volverá: en tanto no se habla de otra cosa que de peluquerías, de tabernas y de vacaciones, los muertos diarios del coronavirus nos van pareciendo ya pocos, poca cosa, y no digamos los contagios, y los agónicos luchadores de las UCIS, y poca cosa también la desesperada epopeya de los sanitarios desnudos, infectados, traumatizados, a los que el fascio dice que qué tontería eso de seguir aplaudiendo su sacrificio.

Por lo demás, no alarma tanto el Estado de Alarma como esa indisimulada ansiedad de ciertos empresarios y ciertos políticos para acabar con él no importa a qué precio. Los segundos que representan a los primeros en el Congreso de los Diputados ya claman por el retorno total, sin fases, del dinosaurio, pues el lucro cesante, enmascarado por una filantrópica preocupación por el empleo, se antoja insoportable en los mundos del dinero.

¿Y los Juzgados, esos pobres Juzgados que empiezan a protegerse con plásticos y materiales de fortuna, de chabola, para recibir el alud de denuncias y querellas contra el Gobierno poco menos que por crímenes de guerra? ¿Y los niños, a los que tras los primeros días de desconfinamiento ya no saca a pasear a sus horas casi nadie? ¿Y esa turbamulta de súbitos deportistas? El dinosaurio se acicala para volver, para seguir, tras la pesadilla, ahí.

El dinosaurio sigue ahí
Comentarios