19.05.2024 |
El tiempo
Pilar Cernuda
11:30
9/11/23

Sánchez y Puigdemont, sin límites

Sánchez y Puigdemont, sin límites

​Parece que se le tuercen las cosas a Pedro Sánchez, que Puigdemont quiere ir más lejos de lo que puede ir el presidente y las instituciones judiciales europeas vigilan atentamente las negociaciones y también lo que ocurre en la Audiencia Nacional. El el pijuez García Castellón encuentra conexiones entre Puigdemont y Tsunami Democrátic, al que se le atribuyen actividades que son consideradas terroristas. Parece por tanto que se le tuercen las cosas a Pedro Sánchez … a no ser que estemos ante una nueva representación teatral,  que no se puede descartar.

​Donde no hay teatro es en las filas socialistas españolas.  En las alturas es evidente el fanatismo con el que se acepta todo lo que sugiere o decide Pedro Sánchez, pero entre los votantes la cosa cambia. En julio aún se le podía votar porque así se impedía un gobierno PP-Vox, partido maldito al que los estrategas de Moncloa presentaban en pie de igualdad con el PP. Pero cantidad de socialistas han perdido ya el complejo de la lealtad mal entendida y empiezan a decir que el presidente ha saltado líneas que no se pueden saltar. La noticia de que el gemelo de Page ha pedido la baja como militante hace daño en Ferraz y en Moncloa, porque a nadie se le escapa que el hermano Emiliano haría lo que el hermano Javier si no fuera por su compromiso de gobierno con los manchegos. Ha ido todo lo lejos que puede ir en su disconformidad pública con Pedro Sánchez.

Colaboradores de Sánchez siguen diciendo que habrá acuerdo con Puigdemont, que es cuestión de tiempo,  pero se les nota la inquietud,  la falta de confianza en  Puigdemont. Un personaje que, al contrario que Sánchez, cumple lo que dice y no es imposible que en el último minuto se empeñe en exigir que la celebración del referéndum se incluya en el pacto de gobierno. Con fecha. Puigdemont además está indignado con la imputación del juez Castellón por posibles conexiones con Tsunami Democratic, un grupo acusado de actividades terroristas. Palabras mayores, podríanintervenir los órganos judiciales de la UE, desde el Tribunal Europeo a la propia comisaría.

Y más disgustos para Sánchez: se las prometía muy felices presidiendo el congreso de la Internacional Socialista en Málaga. Aunque es una organización que sirve para poco,  creía que ese congreso le permitiría salvar la cara ante las veladas críticas de sus colegas europeos por no haber dedicado suficiente esfuerzo a la presidencia de turno. Pero se ha quedado sin un personaje clave para él y para ese congreso, el presidente de gobierno de Portugal, el más importante de los primeros ministros socialistas de la UE.

Antonio Costa ha dimitido de forma irrevocable cuando se le ha abierto un procedimiento judicial por presunta corrupción, alegando que la dignidad  no es compatible con la sombra de sospecha.

Que tome nota el presidente español: la dignidad personal es más importante queaceptar lo inaceptable para mantenerse en el gobierno.

Sánchez y Puigdemont, sin límites
Comentarios