26.05.2024 |
El tiempo
Pilar Cernuda
06:54
11/04/24

Pedro Sánchez ya no es el mismo

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez. / EP
Pedro Sánchez.
Pedro Sánchez ya no es el mismo


Pedro Sánchez saca pecho presidencial, pero empieza a fallar su capacidad de transmitir lo que le conviene. Se repite excesivamenterecurre al insulto ante la falta de argumentos y utiliza la misma estrategia electoral que en las ocasiones últimas, a pesar del mal resultado. Si se mantiene en el gobierno es gracias a sus  acuerdos con fuerzas que, asegurójamás pactaría

Las perspectivas se presentan negras  y se le nota  la inseguridad. No maneja el escenario ni los tiempos,  y comete errores de principiante. Por ejemplo, no enviar a nadie al Senadodefender su ley estrella, la de amnistía. Él mismo la ha degradado  con el banco azul vacío, una falta de respeto a la Cámara y a la propia ley. Pero además provocó que el titular del día lo diera su  socio ERC, cuando a través Pere Aragonés, toda España escuchó que esa ley  no detiene el proyecto independentista sino que lo alienta, y  el siguiente capítulo será el referéndum. Ya no podrá Sánchez presumir  de resolver el problema catalán.

Sánchez se refugia en la política internacional  y se indigna cuando el PP le exige que mire hacia aquellos a los que gobierna.  Si mantuviera en forma su visión política comprendería que el problema palestino, serio, no es el asunto que más importa hoy a los españoles. Comprendería que por mucho que le incomode, los asuntos relacionados con las actividades profesionales de su mujer se enredan cada día más y no puede ocultarlas; y comprendería también que millones de familias no pueden más delas continuadas subidas de impuestos y han recibido con furia la noticia de que el hermano del presidente se ha ido a Elvas, a veinte kilómetros de Badajoz, para quedar amparado por la fiscalidad portuguesa. Y comprendería que el paro entre los jóvenes es una desgracia, y que la nueva ley de vivienda necesita mucha explicación porque de primeras se advierten sus consecuencias, tan malas como la ley de alquileres que ha provocado una escasez y subida de precios nunca conocida.  Comprendería también que la educación es deficiente comparada con la de países de nuestro entorno, y que es una vergüenza que el ministerio de Pilar Alegría presuma de que hay menos repetidores, porque si los alumnos no repiten es porque  se les permite pasar de curso con un buen número de suspensos, no por ser buenos estudiantes.

Eso es lo que importa, no la situación internacional por grave que sea, que lo es. Pero más grave  es lo que sucede dentro de España. Al presidente del gobierno se le nota falto de tono, de entusiasmo. No se sabe si por Begoña Gómez, porque no puede salir de casa sin que le abucheen, o porque no sabe cómo resolver los muchos problemas que se le presentan.  Y que él ha contribuido a acentuar.

Pedro Sánchez ya no es el mismo
Comentarios