29.01.2023 |
El tiempo
Pilar Cernuda
00:47
14/02/22

饾懙i 饾挀饾拞饾拠饾拹饾挀饾拵饾拏 饾拲饾拏饾拑饾拹饾挀饾拏饾拲, 饾拸饾拪 饾拲饾拞饾拕饾拤饾拞饾挃: 饾懗饾拏 饾拝饾拞饾挀饾拞饾拕饾拤饾拏 饾拡饾拏饾拸饾拏 饾拺饾拹饾挀 饾拵饾拏饾挌饾拹饾挀铆饾拏 饾拏饾拑饾挃饾拹饾拲饾挅饾挄饾拏

El presidente de Vox, Santiago Abascal (2i), arropa al candidato a la Presidencia de Castilla y León, Juan García-Gallardo (i), en el mitin de cierre de campaña de esta formación celebrado hoy en Valladolid. EFE/Iván Tomé
El presidente de Vox, Santiago Abascal (2i), arropa al candidato a la Presidencia de Castilla y León, Juan García-Gallardo (i), en el mitin de cierre de campaña de esta formación celebrado en Valladolid. / ALERTA
饾懙i 饾挀饾拞饾拠饾拹饾挀饾拵饾拏 饾拲饾拏饾拑饾拹饾挀饾拏饾拲, 饾拸饾拪 饾拲饾拞饾拕饾拤饾拞饾挃: 饾懗饾拏 饾拝饾拞饾挀饾拞饾拕饾拤饾拏 饾拡饾拏饾拸饾拏 饾拺饾拹饾挀 饾拵饾拏饾挌饾拹饾挀铆饾拏 饾拏饾拑饾挃饾拹饾拲饾挅饾挄饾拏

El PP ha ganado las elecciones en Castilla y Le贸n, pero Ma帽ueco tendr谩 que pactar con Vos si pretende continuar en el gobierno.

Ha quedado lejos de sus  expectativas. Como ha ocurrido en otras ocasiones en las que los candidatos mostraban un excesivo triunfalismo,  la  victoria del PP  es un fracaso. Un desastre total, sin paliativos. Hace dos semanas acariciaba la mayor铆a absoluta seg煤n las encuestas. A la hora de la verdad se ha quedado lejos de conseguirla y Alfonso Fern谩ndez Ma帽ueco se ver谩 obligado a contar con el apoyo de Vox.  Apoyo, no lo vale la abstenci贸n, como esperaba cuando barajaba el escenario menos favorable.

Pedro S谩nchez, que sab铆a que part铆a de una situaci贸n mala para su partido, hasta el punto de que hab铆a programado apenas un par de intervenciones durante la campa帽a, inicio y cierre, al advertir el declive del PP a medida que  se acercaba la fecha del 13 de diciembre empez贸 a acariciar la idea de que podr铆a ser presidente Luis Tudanca, y se sum贸 a la campa帽a para dar un 煤ltimo empuj贸n que 茅l cre铆a definitivo. No ha sido suficiente, el Psoe ha perdido en una regi贸n en la que gan贸 hace tres a帽os pero en la que no gobern贸 gracias al pacto del PP con Ciudadanos. Hoy Ciudadanos ha seguido la l铆nea de derrota que sufre desde que Albert Rivera antepuso su animadversi贸n pol铆tica y personal a Pedro S谩nchez y no le ofreci贸 su ayuda para impedir  la coalici贸n con Podemos que auguraba todo tipo de males,  desgraciadamente confirmados. Rivera se vio obligado a abandonar la pol铆tica, pero ni el PP ni el Psoe han sabido captar a sus numerosos votantes.

Ni Pedro S谩nchez ni Pablo Casado han demostrado estos 煤ltimos a帽os que cuentan con el aprecio y respeto de los espa帽oles, que han huido hacia nuevos partidos regionalistas que, si en las anteriores generales abrieron  el camino a Teruel Existe, ahora en  las elecciones de Castilla y Le贸n se han abierto a tres partidos regionales; como socialistas y populares no cambien de rumbo,  en las pr贸ximas generales habr谩 una representaci贸n significativa de esca帽os en el Congreso para partidos que se engloban en la Espa帽a Vaciada.

Ciudadanos solo contar谩 con un procurador en las Cortes de Castilla y Le贸n. Francisco  Igea no ha parado de repetir que nunca estuvo en una operaci贸n para presentar una moci贸n de censura contra Fern谩ndez Ma帽ueco,  pero ni a煤n as铆 ha conseguido la media docena de esca帽os que esperaba. Tampoco ha cumplido sus expectativas Unidas Podemos. Ni de lejos. A medida que transcurren los meses se comprueba que la coalici贸n de gobierno hace tanto da帽o a Unidas Podemos como al Psoe, a Pablo Iglesias-Belarra como a Pedro S谩nchez.  Con Yolanda D铆az preparada para crear su propia plataforma, aunque tampoco da se帽ales de que  est茅 acertando en la f贸rmula. Ni en las formas. Excesivo protagonismo,  d茅ficit de atractivo pol铆tico m谩s all谩 del sindicalismo 鈥 y sonoro fracaso de 鈥渟u鈥 reforma electoral, que ha salvado por los pelos y que est谩 muy lejos de la derogaci贸n de la que alaedeaba.

Punto y aparte merece Vox. Ha sido la gran triunfadora de las elecciones castellano y leonesas, y su papel va a ser determinante para la formaci贸n del gobierno. Es m谩s, el 茅xito en estas elecciones puede determinar el futuro de Espa帽a.

Con sus    esca帽os, se convierte en el partido del que depender谩 Ma帽ueco para gobernar. Convoc贸 elecciones anticipadas con el objetivo de quedarse a tan poco de la mayor铆a absoluta que podr铆a conservar la presidencia sin las ataduras de un gobierno de coalici贸n como el que form贸 con Ciudadanos. De ninguna  manera se plante贸 volver a la f贸rmula de la coalici贸n, pero esta vez con Vox, hasta el punto de que antes de que empezara la campa帽a, cuando los sondeos le eran muy favorables, declar贸 que si se ve铆a obligado a pactar con Vox prefer铆a convocar nuevas elecciones.

Los pol铆ticos no son tan rehenes de sus palabras como el resto de los mortales, hay que recordar que Pedro S谩nchez no solo neg贸 que pudiera gobernar un d铆a con Podemos sino que dijo que solo pensar en esa posibilidad le quitaba el sue帽o;sin embargo ah铆 est谩 la coalici贸n. Ma帽ueco no deber铆a repetir las elecciones; lo sucedido este domingo demuestra que Vox crece y crece, mientras que el PP no alcanza sus expectativas, y debe medir bien las consecuencias de una repetici贸n, las urnas las carga el diablo.  No pasa nada por admitir que hay que adaptarse a las circunstancias como hizo S谩nchez en su momento.

Habr谩 que contar con Vox, el caso es que Ma帽ueco quiera hacerlo.- Y que Vox quiera hacerlo. Y si quiere hacerlo,  con qu茅 condiciones. Porque en las 煤ltimas semanas varios dirigentes de Vox confesaban abiertamente que prefer铆an no entrar en una coalici贸n con nadie,  les favorec铆a m谩s apoyar desde fuera como han hecho en Madrid. Gestionar, y tomar iniciativas,  es la as矛raci贸n de cualquier pol铆tico 鈥 pero es tambi茅n  un foco de problemas cuando se es el partido minoritario de una coalici贸n. As铆 que habr谩 que estar a la espera.

En el futuro inmediato se vislumbran  ya las elecciones andaluzas. Juanma Moreno aspiraba a celebrarlas  en oto帽o, cuando corresponde, pero estaba pendiente del resultado de CyL para ver qu茅 pasaba con Vox y si  la continuidad de Ma帽ueco depend铆a de un pacto con Vox.  Si finalmente se concreta, el Psoe andaluz ya tiene la campa帽a hecha. No ser铆a extra帽o por tanto que Moreno adelantara la convocatoria lo m谩s posible, antes de que se formalice un pacto que, de acordarse, se puede ir negociando durante varias semanas.

Pedro S谩nchez sale regular parado  de estas elecciones. Gan贸 las anteriores, y ahora se ha dejado en el camino varios esca帽os. Ha demostrado adem谩s escasa visi贸n pol铆tica al creer a quienes le cantaban al o铆do que pod铆a ganarlas, y se empe帽贸 personalmente en subirse al carro de la campa帽a para apuntarse al 茅xito. Lo mismo podr铆a decirse de Pablo Iglesias, que ha interpretado una especie de regreso a la pol铆tica activa sum谩ndose a la campa帽a y marcando distancias adem谩s con Pedro S谩nchez. Ni uno ni otro han conseguido entusiasmar a sus huestes, que les han dado la espalda.

En cuanto a Pablo Casado, su declive es tan evidente que es dificil que llegue entero a las generales si no toma decisiones imprescindibles a corto plazo.  Es generalizado el clamor de que su equipo, que es lo mismo que decir 茅l mismo, ha destrozado al PP,  dejando de lado personas de experiencia y peso para poner la direcci贸n en las manos m谩s ineficaces. Pero no hay que echar la culpa a Garc铆a Egea, es Casado quien lo design贸 secretario general y quien lo mantiene contra viento y marea.

Para Casado era fundamental apuntarse un 茅xito en Castilla y Le贸n, no solo para visualizar que el PP va hacia arriba tras el 茅xito de Madrid, sino para demostrar lo que  Casado est谩 empe帽ado en demostrar, que el 茅xito de Madrid se debe a su persona y a las siglas PP, no a Isabel D铆az Ayuso. Mantener la tensi贸n con la presidenta madrile帽a es un error inmenso error, y lo m谩s inteligente para Casado y Egea ser铆a permitir que celebre su congreso de una vez, que la dejen trabajar en paz,  y que se feliciten de sus 茅xitos en lugar de recibirlos con un rid铆culo ataque de celos. Y, de paso, reflexionar si no es mejor la postura de Ayuso de no renegar de cualquier tipo de colaboraci贸n con Vox, aunque no tanga ninguna simpat铆a por el partido.

El PP se encuentra en una situaci贸n muy delicada, de peligro grave. Varios dirigentes  regionales no ocultan su preocupaci贸n. Son dirigentes influyentes. En su mano est谩  exigir que, en el congreso de julio, se reconduzca la situaci贸n.  Eso no significa cambiar de l铆der, sino hacer ver a Pablo Casado que es indispensable que en ese congreso se apruebe una nueva ejecutiva en la que desaparezcan determinados nombres que han sido nefastos para el partido y que abocan al PP al desastre en las pr贸ximas generales.

饾懙i 饾挀饾拞饾拠饾拹饾挀饾拵饾拏 饾拲饾拏饾拑饾拹饾挀饾拏饾拲, 饾拸饾拪 饾拲饾拞饾拕饾拤饾拞饾挃: 饾懗饾拏 饾拝饾拞饾挀饾拞饾拕饾拤饾拏 饾拡饾拏饾拸饾拏 饾拺饾拹饾挀 饾拵饾拏饾挌饾拹饾挀铆饾拏 饾拏饾拑饾挃饾拹饾拲饾挅饾挄饾拏
Comentarios