30.11.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif
Pilar Cernuda
14:33
22/11/22

Iglesias quiere un canal de televisión

Iglesias quiere un canal de televisión

Pablo Iglesias ha iniciado una operación de crowfunding para conseguir los 105 mil euros que necesita para tener su propio canal de televisión. A las pocas horas de pedir ayuda económica ya contaba con un 30 por ciento de la cantidad requerida, lo que significa que los seguidores del líder de Podemos son generosos y cuentan con medios económicos para acompañarle en su nueva aventura mediática. Hace un año le falló Roures,  que estaba entonces en  horas bajas, pero así y todo cuenta Iglesias con un podcast, varias tertulias en medios nacionales y  en canales que emiten a través de las redes. Ahora dispondrá de uno propio.

    Coincide la noticia de la puesta en marcha de su canal con otra buena para Iglesias: tendrá plaza de profesor en la universidad de Políticas, en el mismo departamento que su amigo Monedero. A la tercera va la vencida. Una suplencia, pero podría convertirse en plaza definitiva. Es decir,  el hombre que abandonaba la política cuando Ayuso le dejó temblando  cuando se presentó candidato a la presidencia del gobierno madrileño,  vuelve a la política como le gusta a él: sin escaño, sin cargos… pero con altavoces varios para defender sus propuestas. Y mandando, desde luego, a través de Montero y Belarra, a las que sentó en el gobierno y, además, designó dirigentes máximas de Podemos.

Partido con  déficit de fundadores, los amigos de Políticas que parecían inseparables, fueron los primeros en darse cuenta  que es difícil hacer política con Pablo Iglesias: no admite más criterio que el suyo, y no admite cuestionar los nombramientos que hace.

Hay  que reconocerle es su capacidad de liderazgo,  incluso desde la distancia, y  hay que reconocerle también su capacidad de equivocación.  Por ejemplo,  para advertir que algunos de sus mejores colaboradores en un momento determinado iban a plantarle, hartos de su egolatría y su falta de interés en dialogar o pactar. Él es de los que quieren marcar el camino sin que nadie se mueva un milímetro. Y tampoco advirtió que algunos de sus colaboradores querían tener vida propia, como Errejón, hoy rival importante y, sobre todo, Yolanda Díaz, que no es muy experta en diseñar un proyecto político sólido, pero sí en venderlo, y  ha puesto contra las cuerdas a Podemos.

Es curioso el  espíritu de contradicción del líder de Podemos ¿Por qué quiere crear un canal propio quien aboga por el control gubernamental de los  medios privados de comunicación?  Y que no diga que el suyo nace para contrarrestar la campaña de la mayoría de los  medios contra su persona y su partido, no tiene ni idea de lo que es sufrir una campaña de acoso y derribo.

Sus adversarios sí, saben perfectamente de qué es capaz Pablo Iglesias, de sus  insidias  contra  personas que no tienen más pecado que denunciar el sectarismo y disparatadas iniciativas del  populismo de izquierdas.

Es el capitán de los que aplican el  “conmigo o contra mi”.

Iglesias quiere un canal de televisión
Comentarios