28.11.2020 |
El tiempo
sábado. 28.11.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria
Pilar Cernuda
12:20
2/09/20

Habrá presupuestos

Habrá presupuestos

Las matemáticas son inamovibles,  dos más dos suman cuatro y no hay  quien pueda cambiar esa cifra. Y hoy por hoy Pedro Sánchez cuenta con los apoyos suficientes para alcanzar los 176 votos que necesita para sacar adelante sus Presupuestos; incluso le sobra alguno si no se echan atrás  los partidos que ya le han prometido el “sí”. Solo un descoloque total o  una imposición  inadmisible podría impedir que no salgan adelante los Presupuestos Generales del Estado. Los primeros de Pedro Sánchez, que hasta ahora se ha visto obligado a gobernar con los de Cristóbal  Montoro.

    Casado no está por la labor de apoyar los presupuestos en los que ya trabajan  Psoe y Podemos,  y entre los argumentos que ha esgrimido en la entrevista que le ha hecho Susanna Griso es que su respaldo no es necesario, así que rechaza  las  acusaciones de insolidaridad y de falta de responsabilidad,  porque el gobierno cuenta con votos suficientes.  Por otra parte,  no confía en que sean los presupuestos   que necesita España para estos momentos y se va a centrar en asuntos  como la sanidad, la educación y la exigencia de que se cumplan las leyes y las iniciativas aprobadas en el parlamento, entre ellas la aportación de recursos para aquellos  a los que la pandemia ha llevado a una situación económica insostenible.

El encuentro de este miércoles entre Sánchez y Casado se presume interesante,  y sería bueno que dejaran atrás sus animadversiones personales y políticas y, más allá de los presupuestos, alcanzaran pactos  que son indispensables para salvar esta crisis que no se sabe a dónde nos lleva, pero desde luego a nada bueno.

Han pasado al olvido asuntos que Podemos esgrimía como banderas irrenunciables,  la derogación de la reforma laboral, castigar fiscalmente a “los ricos” o toda una serie de ayudas  de tipo social  imposibles de atender porque las arcas se encuentran vacías, como bien saben los que esperan inútilmente que les paguen lo prometido.  Y es que Pablo Iglesias es político de comportamiento flexible a la hora de defender sus principios, porque por encima de todos y cada uno de ellos está la permanencia en el gobierno,  sea cual sea lo que se le exija firmar.  Si pierde la vicepresidencia y los cuatro ministerios de su partido,  su carrera política habrá terminado; y no saldría por la puerta grande, sino con el recordatorio de una trayectoria en la que apostató de sus argumentos más atractivos para acabar asumiendo los de “la casta” que tanto detestaba.

Sánchez regresó de sus vacaciones con tres prioridades en cartera: sortear el corona virus,  que se inicien las clases con seguridad, y aprobar los PGE.  Lo primero y lo segundo está por ver,  mientras  lo tercero parece que no presenta problema.  Pero es Bruselas la que pronunciará la última palabra, no lo olvidemos: los  140 mil millones prometidos están condicionados a políticas que Sánchez e Iglesias no quieren ni mentar.

Habrá presupuestos
Comentarios