05.03.2021 |
El tiempo
viernes. 05.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria
Pilar Cernuda
10:08
2/01/21

Gibraltar, sin verja

gibraltar
Gibraltar, sin verja

Si los españoles del Campo de Gibraltar están encantados y han dejado atrás la preocupación, y si los gibraltareños están encantados y han dejado atrás la preocupación –más del 95 por ciento se pronunciaron en contra del Brexit-, eso significa que el acuerdo logrado entre los gobiernos de España, el Reino Unido y Gibraltar es un buen acuerdo, y la ministra González Laya tiene buenos motivos para expresar su satisfacción.

Cae la verja, en breve desaparecerá físicamente, y 15 mil españoles que se desplazan diariamente al Peñón no necesitarán salvoconducto, ni pasaporte, lo que evitará las colas ante el control de la frontera  que ponía en riesgo sus trabajos, al igual que ocurrirá con los gibraltareños que viajen a España. Boris Johnson se ha felicitado por el acuerdo, pero España ha logrado algunas concesiones que tienen su aquel. Los británicos se negaban tajantemente a que los controles de las fronteras aérea y marítima estuvieran en manos españolas, pero aceptaron que sea Frontex, el servicio aduanero de la Unión Europea, quien se encargue. España cuenta con miembros en ese organismo … pero no el Reino Unido, puesto que dejó de pertenecer a la UE este 1 de enero.  El acuerdo firmado no es tan estricto con las medidas fiscales como pretendía España, Gibraltar seguirá siendo un paraíso fiscal aunque hace años que se han tomado medidas en ese aspecto desde la propia UE antes del referéndum del Brexit: no se podía consentir que hubiera más bufetes que ciudadanos gibraltareños.

La simbología importa, y la obligatoriedad para los británicos de entrar en Gibraltar, en espacio Schengen, con el pasaporte en la mano, es un cambio significativo respecto al estatus de la colonia. No es impensable que la cuestión de la soberanía, que ahora mismo es una palabra que los británicos se niegan incluso a pronunciar, en cuestión de años sea algo que se plantee con naturalidad porque la ósmosis que se va a producir entre españoles y llanitos llevará a ese escenario.

El encierro de la verja en los años sesenta, al contrario de lo que esperaba Franco provocó un alejamiento sentimental, afectivo, real, de la población gibraltareña respecto a España, y la decisión de Felipe González de reabrirla tuvo el efecto contrario, hasta el punto de que multitud de gibraltareños compraron residencias en España, en Cádiz y en Málaga principalmente, y utilizan habitualmente los servicios públicos españoles, sobre todo los sanitarios. Con el acuerdo, se eliminan barreras de comunicación entre España y el Peñón, mientras se levantan para los británicos que, sin ser ya ciudadanos europeos, quieren entrar en territorio en Gibraltar. Aunque el Reino Unido no pierde su soberanía.

Gibraltar, sin verja
Comentarios