23.01.2021 |
El tiempo
sábado. 23.01.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria
Pedro Calvo
15:55
24/11/20

Por una Semana Santa despejada

Por una Semana Santa despejada

El tema de las vacunas sigue un poco liado, pese a las apariencias. Son varias las marcas y diversas sus características y falta una seria concreción sobre cuál tiene que ser exactamente la vacuna que al final resulte elegida. Se supone que pronto habrá una total concreción, pues en caso contrario las cosas podrían liarse peligrosamente. Pero esperemos que no resulte así sino que haya una clarificación absoluta que aleje todas las dudas. En cualquier caso, se supone que las cosas van bien encaminadas y que solamente se necesita unos pasos finales para que entremos en el terreno de la máxima claridad que ponga todo en su punto y pueda comenzar a cerrarse la elección final.

Digo lo anterior más que nada como advertencia que evite la caída en un error importante que pusiera las cosas fuera de lugar. Además, hay que advertir sobre la necesidad de hacer las cosas con toda claridad y limpieza, pues lo contrario podría resultar desastroso. El tema es de tanta importancia que se precisa excluir cualquier riesgo. Porque son demasiados los obstáculos y los problemas ya vividos como para que estemos obligados a evitar que se repitan. Y que podamos llegar a Semana Santa con el horizonte totalmente despejado y lejos de cualquier error o cualquier trampa, que sería un desastre. Así que vamos a exigir y a confiar en una solución o soluciones totalmente favorables.

En estas semanas nos estamos jugando demasiado como para no ponernos del todo exigentes y rigurosos. Porque bastante hemos tenido ya con vaivenes y tropiezos que han sembrado de dudas el camino, lo cual ni puede ni debe repetirse. Es demasiado lo que nos jugamos como para no mostrarnos absolutamente exigentes y rigurosos. Porque solo nos faltaba caer en algún error grave que se llevara las soluciones por delante. No quiero ni imaginarlo. Así es que el rigor más absoluto es lo que se impone y en ello están comprometidos todos los sectores responsables. Porque no quiero ni imaginar que pudiera producirse cualquier grave tropiezo que se llevara las cosas al garete.

En estas semanas, todos estamos obligados y comprometidos a colaborar con el favorable desarrollo de los acontecimientos. Cualquier error o tropiezo graves sería imperdonable y desastroso y podría tener consecuencias inimaginables. Es la hora de la colaboración de todos los responsables, desde los dirigentes políticos hasta los medios de comunicación, pasando por los ciudadanos que sepan por dónde se andan, que afortunadamente son la mayoría. Supongo y espero que todos hayan comprendido bien lo que nos jugamos y que hagan alarde de responsabilidad absoluta. No puedo ni quiero suponer otra cosa, conociendo un poquito a las gentes de mi país.

Estas semanas próximas son decisivas, eso es algo que todos debemos saber, y todos estamos obligados a cooperar en la fundamental empresa de sacar adelante la situación, por supuesto también los españoles, siendo lo ideal que todos los países sepan comportarse y sean responsables igualmente. Dejando a un lado las posibles consideraciones sobre la circunstancia de las fiestas navideñas o no, pues lo contrario sería una ligereza imperdonable, inútil, contraproducente. Todos tenemos que demostrar mucho en esta breve etapa que tenemos por delante, pues no hacerlo sería fatal. Venga, a por ello, con todo el ánimo del mundo...por lo que nos jugamos.

Por una Semana Santa despejada
Comentarios