15.09.2019 |
El tiempo
domingo. 15.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria
Pedro Calvo
03:27
18/04/18

La estela de Cristina

La estela de Cristina

Lo más probable es que la decisión de Cristina Cifuentes de renunciar al máster no le valga para nada, a juzgar por las reacciones que se han ido sucediendo, si se exceptúan las de su propio partido, un PP todavía más debilitado como consecuencia de ese escándalo protagonizado por la presidenta de la Comunidad de Madrid y que había estallado hacía ya un mes. La reacción más importante y significativa era la de Ciudadanos, que no cambia su postura favorable a la sustitución de Cifuentes y que amenaza con votar afirmativamente la moción de censura de Podemos. La postura del PSOE sigue siendo que Cifuentes tiene que dimitir, con lo que a ella y a su partido no les quedan más apoyos que el suyo propio, y con eso no tienen nada que hacer.

Los tres partidos de la oposición tienen razones más que suficientes para negar el apoyo a Cristina, pero especialmente Ciudadanos, al que las encuestas le siguen presentando cada vez más en alza. Esto se vio el día anterior a la renuncia al máster, cuando la cadena televisiva La Sexta hacía pública su encuesta en la que por primera vez Ciudadanos aparece como ganador, aunque sea solo 4 décimas por encima del PP, que sale en segundo lugar, seguido de PSOE y Podemos. Ninguna de las tres formaciones podía permitirse el lujo de cambiar de postura por el hecho de la renuncia al máster de la Universidad Rey Juan Carlos.

A lo mejor tiene razón Pedro Sánchez y Cs vaya a desinflarse pronto. Pero de momento ahí los tenemos, dispuestos a seguir en su empeño. No se iban a arriesgar a cometer un error con el PP y jugarse su ventaja actual favoreciendo de alguna manera a Cifuentes y su partido.

El sondeo de La Sexta demuestra además que ha faltado poco para que se produjera un empate técnico de los cuatro principales partidos. El empate se produce entre los tres primeros y Podemos queda el último y a una cierta distancia, como de unos seis puntos. Quiero decir con esto que la transformación del panorama político español y la distribución de fuerzas ha cambiado sustancialmente desde la aparición de Cs y Podemos. Se acabaron las mayorías absolutas, que no han sido muy recomendables para la democracia y el fomento de las libertades. El tema tiene que encajarse mejor en nuestra realidad.

Los partidos parece que no quieren salir de la cerrazón de negarse a admitir la posibilidad de colaboración entre sí. Vemos, por ejemplo, la actitud de mutuo rechazo entre Podemos y PP y Cs. Ello crea graves problemas de funcionamiento político y de enquistamiento de situaciones de parálisis, que son muy perjudiciales para el país. Hay que tener un poco de paciencia, hasta que todos entiendan que esa es una postura no muy útil para el mejor funcionamiento de la democracia.

Comentarios