26.05.2020 |
El tiempo
martes. 26.05.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria
Mr. Quinn
08:31
29/03/20

#AlgoMeHaDespertado

#AlgoMeHaDespertado

Me tengo que pronunciar. Me obligo a alzar la voz. No quiero, pero lo tengo que hacer. Sumido en mi rutina y adormecido por el continúo sedentarismo en el que estábamos sumidos, el COVID-19, me ha zarandeado y me ha abofeteado. Me ha sacado de los pelos de la cama y me ha removido hasta las entrañas. Ese duende, mago o serpiente de las ideas que todos llevamos dentro, pero que no dejamos que salga ha despertado. 

Me presento, soy un humilde ciudadano que intenta cada día crear un mundo mejor. Un renegado que no entendía el sistema que nos habíamos marcado. Un humano que quiere hablar y ser escuchado. Un corazón andante que ahora late más fuerte por esta crisis, que como ser vivo lucha por la supervivencia y se aferra a la vida. 

Alguien me dijo una vez, que en el camino hacia lo desconocido, hacia lo nuevo… todos tenemos miedo, pero que es en esa búsqueda, donde encontramos las verdaderas aventuras. Y cito las palabras que me dijo un gran escritor, «es difícil cuando se transitan aguas desconocidas, pero la sensación de llegar a nueva tierra no la iguala nada». 

Pues esto, no es una aventura, es una advertencia. Una llamada a la atención a la humanidad. Un punto y aparte en nuestra forma de actuar. Muchos claman por una solución, por una cura a esta pandemia. Pero todos, en nuestras casas nos preguntamos, y… ¿Ahora qué?

La humanidad se ha repuesto de muchas dificultades y esto lo superaremos, sin duda, pero no podemos seguir viviendo como hasta ahora. Debemos de cambiar nuestra forma de pensar, de relacionarnos, de formar parte del planeta. Los jóvenes ya lo estaban clamando. Clamaban por un cambio. Y muchos de ellos, se están levantando y alzando la voz. 

El planeta, ‘La Pachamama’ (diosa de los incas que representaba el planeta Tierra), tiene mucho más poder del que nosotros nos imaginamos. Somos finitos. Somos parte de ella. Y esto que nos está pasando, nos hace a algunos entender que no somos el centro del universo. No somos el dueño y señor de este planeta, no somos el depredador más poderoso que existe y como a un jardín, no podemos arrancar las ramas de las plantas a nuestro placer, pues mueren. El ser humano coge todo lo que cree que le pertenece. Y esto es, todo lo encuentra. Y al parecer, hay peligros, que nunca habíamos visto tan virulentos como hasta ahora. Más de un tercio de la población vive confinada y no parece que sea pasajero. Algunos ya lo predijeron en sus conferencias. Y no hablo de cualquiera, hablo de un tal Bill Gates. 

Pero no quiero ser pesimista, bastante lo es para aquellos que le ha tocado de cerca pero no dudaré en decir que la hora ha llegado. Mientras estemos en esta noche de invierno, muchos de nosotros a través de nuestro trabajo lucharemos para derrotar este mal que nos acecha. A través de la palabra, llegaremos a los corazones de la gente que esté dispuesta a escuchar a un humilde servidor del bien. Por qué, sin lugar a equivocación, tenemos que olvidar nuestras diferencias y caminar juntos hacia la nueva era. 

Para todos los que desde su posición están en la lucha por el cambio, por el avance y erradicación de este veneno que infecta todo en nuestra sociedad, mi gratitud. Para los que no saben todavía que su momento pasó, mi respeto por lo construido hasta ahora. Para ti que estás cada día mirando por el prójimo, mi ayuda. Para los demás, que estamos confinados en nuestras casas, paciencia. Y por último, para el que lo está leyendo, te invito a que me acompañes en este viaje que acabo de emprender contigo. 

#AlgoMeHaDespertado
Comentarios