12.07.2020 |
El tiempo
domingo. 12.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria
Luis Herrera Piris
09:11
6/05/20

Un ejemplo de solidaridad

Un ejemplo de solidaridad

En muchos documentos del archivo histórico de la Cofradía de Santoña se puede comprobar la cantidad de recursos y esfuerzo que se dirigían a la solidaridad entre los pescadores cofrades. En realidad, esta solidaridad fue uno de los pilares sobre los que se crearon y crecieron las Cofradías de Pescadores. En tiempos no tan lejanos la protección del Estado no llegaba, ni existía, como la concebimos hoy.

En el «gremio de mareantes» la unión permitió gestionar mucho mejor los recursos, construir y armar barcos, hacerse de equipamientos y material, actuar en «compañías» de varios pesqueros para garantizar el éxito de la mareas,… en definitiva, poder organizar la actividad pesquera con los escasos recursos y capital de los que podía disponer un pescador. Pero a todo esto se unía algo más poderoso: la solidaridad. En las Cofradías los pescadores dejaban parte de sus ingresos para tener a cambio carbón para calentarse y para funcionar los motores de vapor, «pez» para cubrir las ropas de aguas, algunos alimentos básicos en épocas de penuria, incluso se pagaban los entierros de los marineros para que ninguno quedase sin el último descanso por pobre que fuese. También, hasta hace no muchos años, se contrataron  médicos que cuidaban de las familias de los pescadores y de los jubilados. Toda esta acción solidaria ha ido desapareciendo por la asunción del Estado de estas situaciones, a cambio de unas cotizaciones e impuestos que los pescadores pagan como todo ciudadano, pero han dejado en el sector cierta idea de la fuerza y la potencia que tiene la unión entre muchos.

Hoy que atravesamos un tiempo incierto con la maldita pandemia, los pescadores, como tantos, se enfrentan a riesgos importantes en su actividad. Después de la parada de buena parte del invierno, los bolsillos están vacios y todos los pescadores tienen puesta su esperanza en las costeras de primavera.

Acabamos de iniciar la costera de la anchoa. Para los pescadores de cerco es el ingreso fundamental de todo el año, pues sus salarios dependen de lo que se obtiene en la lonja que se reparte entre pescadores y el barco. ¿Qué ocurriría si un pescador diese positivo en el ‘bicho’ y las autoridades pusieran el barco en cuarentena? ¿O si fuesen varios los infectados y no tuviese el buque suficiente tripulación para hacerse a la mar, aunque no esté el barco inmovilizado?  ¿O si el infectado fuese uno de los cargos y sin él el barco no pudiese hacerse a la mar? Ante estas incertidumbres los barcos de cerco de Cantabria, nos hemos juntado a guipuzcoanos y vizcaínos para crear un fondo de solidaridad. También se ha invitado a participar a barcos gallegos y asturianos que concurren a la costera de la anchoa. Aportando una pequeña parte del ingreso de sus pescas se nutrirá este fondo que en caso de darse una situación de parada forzada por el virus en algún barco, tratará de paliar la situación en la medida de lo posible y en aquello que las ayudas públicas, evidentemente, no lleguen a cubrir.

Armar un proyecto de este tipo en dos días no ha sido tarea fácil, con todo el entramado jurídico y fiscal necesario para no incurrir en ninguna irregularidad pesquera, legal ni tributaria. Explicaciones y consultas. Pero se ha conseguido, y en estos primeros días ya ha comenzado su andadura el fondo de solidaridad de los pescadores COVID-19. Creo que los pescadores nos dan, sin duda, un magnífico ejemplo; para muchos sectores y colectivos de la sociedad. Una propuesta de reacción ante situaciones de riesgo y ante la inseguridad de que las administraciones puedan cubrir adecuadamente los riesgos de los trabajadores y las empresas. Es parte de la cultura de un sector cuya epidermis es permeable a la solidaridad de forma especial, pues convive a diario y desde siempre con el riesgo de la tragedia personal que anida en el trabajo en la mar. Es una actitud ejemplar por cuanto transciende la queja, la protesta o la reclamación y actúa con visión de conjunto y con los medios a su alcance.

Un ejemplo de solidaridad
Comentarios