19.09.2019 |
El tiempo
jueves. 19.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria
Julia Navarro
14:24
4/03/19

Yo confieso

405 páginas que te dejan sin aliento son las que contienen las memorias de El Lobo. Y solo Fernando Rueda podía conseguir que uno de los espías más "famosos" y controvertidos se decidiera a hablar rememorando su propia vida.

Fernando Rueda es el mejor especialista español en asuntos de espionaje. Su libro "La Casa" es un clásico. Seguramente Fernando no es muy popular en "la Casa" ya que venciendo todo tipo de contratiempos mostró a los lectores y en definitiva a la ciudadanía como es y que hace nuestro servicio secreto. El libro lo escribió en 1993 y dos décadas después volvió a sorprender con "La Casa II", al que siguieron "Espías", "Ka, licencia para matar", "Operaciones secretas" y "Las alcantarillas del poder". Pero sin duda hay dos libros que marcaran para siempre su obra, "La Casa" en primer lugar" y el "Yo confieso", las memorias de Mikerl Lejarza, "El Lobo".

Lo más sorprendente de las "memorias" de El Lobo es que el lector se va a encontrar con un hombre contradictorio, que en ocasiones parece implacable y en otras frágil. Un hombre que un día se vio metido en una "operación" secreta que tenía que ver con ETA y que desde entonces su vida es una continua huida hacia delante. Un hombre que una vez sumergido en el mundo de las sombras no quiso, no supo, no pudo, dar marcha atrás.

Un hombre que ha viajado al peor infierno que es el que algunos albergan dentro de sí.

Fernando ha conseguido hilvanar un relato lineal con la única voz de El Lobo. Y esa voz narra como le captaron para infiltrase en ETA, como salvó el pellejo cuando a los etarras les llegó la información de que tenían un espía entre ellos y le señalaron, como ayudo a "acabar" con Terra Lliure, como espiaba para el Gobierno, como son las operaciones de tráfico de armas, cómo el servicio secreto le "abandona" y le deja a su suerte, como regresa y participa en operaciones contra el terrorismo internacional, etc, etc, etc.

También "ajusta" cuentas con algunos de los que fueron sus jefes, pero sobre todo muestra su fragilidad, cuando habla y deja hablar a su mujer.

En fin que estas confesiones de El Lobo son imprescindibles para conocer esa parte que ha permanecido oculta de nuestra historia reciente.

Y lo dicho, solo un "maestro" como Fernando Rueda podía ser capaz de que el más famoso y controvertido de los espías españoles se sentara hablar.

Comentarios