24.05.2024 |
El tiempo
Julia Navarro
08:00
19/07/23

La suerte está "casi" echada

La suerte está "casi" echada

¡Qué nervios! Sí, confieso que estoy un pelín nerviosa aguardando el resultado de las urnas. Según los expertos en demoscopia la mayoría de los votantes ya tenemos decidido nuestro voto y por tanto la suerte ya está prácticamente echada.

La cuestión, desde mi punto de vista, es si, tal como vienen indicando algunas empresas demoscópicas, los ciudadanos empezamos a deslizarnos hacia el bipartidismo, visto el resultado de los "nuevos" partidos, o por el contrario si estos van a continuar presentes y siendo decisivos. Y sí, ya sé que la sociedad española es plural, pero lo cierto es que hasta hace no tanto, alrededor del PSOE y del PP, además de en los partidos nacionalistas, se agrupaba el voto de los ciudadanos, sin que eso supusiera un déficit de pluralidad.

Y es que la cuestión de fondo es que el PP pueda necesitar a VOX, un partido de ultraderecha, o que el PSOE tenga de nuevo a Otegi y a Rufián como compañeros de viaje ahora que Podemos se ha diluido, y el santo y seña de la izquierda del PSOE lo tiene Yolanda Díaz con Sumar, que es una nueva versión de Izquierda Unida y por tanto no despierta tantos recelos por más que algunos vean en la líder de Sumar al lobo vestida con piel de cordero por hacer suyos los nacionalismos identitarios tan alejados de la izquierda clásica. Y, esas políticas de nacionalismo identitario, sin duda, hacen rechinar el engranaje constitucional.

Tampoco podemos olvidar que Yolanda Díaz ha sido la gran estrella política de Podemos y que ha hecho suyas esas leyes que han supuesto una catástrofe para las mujeres como la ley del "sí es sí". Es decir, que aunque Díaz proviene del PCE, no tiene empacho de hacer suyos otros elementos políticos que poco tienen que ver con los postulados de la izquierda de la que proviene. Supongo que además de por ambición los asume por convicción. En cuanto a esa actitud almibarada y a esa sonrisa perenne que indicaba cierta impostura, estos días, de campaña la hemos visto tal cual es, se ha olvidado de su propio personaje y ha sacado a relucir una ferocidad y dureza que mantenía bien oculta.

Pero no nos engañemos, el gran problema en estas elecciones es VOX, que no deja de ser una escisión del PP. VOX ha venido a distorsionar el centro derecha mostrando una cara que se mantenía oculta que es la de esa derecha ultramontana que creíamos, si no desaparecida, al menos amansada y encarrilada dentro de los cauces del PP.

Hay analistas que aseguran, y no sin razón, que VOX ha sido la respuesta a Podemos, un partido situado en un extremo da lugar a otro que se sitúa en el contrario. Dicho esto, la realidad es que VOX es un pésimo compañero de viaje para el PP y los votantes de centro derecha que sienten auténtico espanto al escuchar a Santiago Abascal y a los suyos. Vox representa a aquella España en blanco y negro de los NODOS.De manera que si representa un dolor de cabeza para los votantes del PP, para los votantes de centro o de centro izquierda imaginar que VOX pueda formar parte del gobierno de España es una catástrofe sin paliativos.

En los últimos días de campaña, Alberto Núñez Feijóo ha venido incidiendo en que necesita obtener una mayoría suficiente de votos para poder gobernar en solitario, esa es su mayor apuesta.

Y qué quieren que les diga, yo prefiero a un Pedro Sánchez pudiendo gobernar sin socios, es decir sin tener que necesitar a los partidos independentistas y ya puesta ni siquiera a Sumar, y si tiene que gobernar Núñez Feijóo que pudiera hacerlo en solitario. En ambos casos, no sé ellos, pero los demás dormiríamos más tranquilos. Pues eso.

La suerte está "casi" echada
Comentarios