30.05.2024 |
El tiempo
Julia Navarro
17:13
3/10/23

Un honor, no una obligación

Un honor, no una obligación

En un momento en que la discusión pública gira en torno a la amnistía como condición que Esquerra y Junts exigen a Pedro Sánchez para darle sus votos para ser investido como presidente, hay otros asuntos que pasan inadvertidos pero que tienen su miga.

Me refiero a la proposición no de ley presentada en el Congreso hace unos días por parte del diputado Gabriel Rufian para que se modifique la Ley del deporte y los deportistas no puedan ser obligados a representar a España si les convocan sus selecciones nacionales. Se trata de que los deportistas tengan ese derecho de asistir pero que ese derecho no sea a su vez un deber y mucho menos que se les sancione.

Verán, pienso que para cualquier deportista, futbolista, karateca, tenista, etc, ser convocado para formar parte de la selección española es un honor, un inmenso honor. Pero tener ese honor no es obligatorio o no debería serlo. Que se castigue no querer representar a España me parece un desatino porque, ya digo, que es un honor y no debe de ser una obligación. Un ejemplo: Hace unos días escuchábamos quejarse a algunas de las futbolistas convocadas por la nueva seleccionadora de fútbol, Montse Tomé, para jugar contra Suecia, que habían acudido a la convocatoria porque de lo contrario tendrían que pagar las consecuencias con multas.

Ignoro el recorrido que tendrá está proposición no de ley de Esquerra, pero en mi opinión debería de ser tomada en cuenta. Seguramente, si está propuesta sale adelante, serán quienes se nieguen a formar parte de los equipos deportivos nacionales los mayores perjudicados, puesto que participar en competiciones internacionales supone un plus en cualquier carrera deportiva. Habrá motivos varios para no querer formar parte de la selección nacional de cualquier deporte, pero seguro que uno de ellos no es otro que no sienten los colores de España como los suyos propios y sueñan con que, algún día, la Comunidad Autónoma que a la que pertenece será "otro" país y entonces sí sentirán como un honor defender sus colores. Y visto cómo se las gasta el Gobierno Sánchez, no descarten que se permita a las Comunidades Autónomas competir en el ámbito internacional como si de hecho fueran otro país.

Pero sea cual sea el motivo por el que un deportista no quiere formar parte del equipo nacional, insisto que no se le debe de obligar a asumir el honor de representar a España.

Seguro que hay decenas de jugadoras-es de fútbol, baloncesto, hockey, ski, atletismo, etc, etc, etc, para los que formar parte de la selección nacional es un sueño y un honor además de una oportunidad para dar un impulso a sus carreras. Tener tanta suerte no es obligatorio, vamos digo yo.

Un honor, no una obligación
Comentarios