19.08.2019 |
El tiempo
lunes. 19.08.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria
Juan G. Bedoya
16:59
8/04/19

Los nuevos filibusteros

Los nuevos filibusteros

Para mantenerse en el poder, los nuevos dictadores no necesitan dar un golpe de Estado, matar a los opositores y organizar referéndum controlados sin resquicio. Fue el modelo Hitler, Franco o Pinochet. A los nuevos, como Maduro, Buteflika, Al-Sisi o Putin, les sobra con controlar los medios de comunicación y usar el poder del Estado, inmenso, para hacerse propaganda a diario, como únicos salvadores patrios. Por eso es imprescindible que la Junta Electoral intervenga contra los desvergonzados Revilla, Sánchez y Torra, siempre en campaña desde el poder, con el dinero del poder. Es de ley.

S

in igualdad de oportunidades no hay elecciones libres. Mal está que la Junta Electoral haya autorizados al Gobierno a aprobar leyes cuando la legislatura en Cortes ha terminado. Si puede hacerlo, ¿por qué no ha aprobado estos días una ley para despenalizar la eutanasia? Ayer lloriqueaba Sánchez por no poder hacerlo. Así dijo en un mitin, sin darse cuenta de la falacia. En unos temas puede saltarse el pleno del Congreso, en otros dice tenerlo prohibido. Filibusteros de nuevo cuño.

Quizás para compensar, la Junta Electoral Central (JEC) ha ordenado al Ejecutivo que retire de la web de Presidencia y de Twitter un vídeo en el que Sánchez vende los logros (es un decir) de su mandato. No ha habido multa, aunque casi. La JEC es maquiavélica. Reconoce que las redes de comunicación de la Moncloa, donde viven los Sánchez, están inundadas de propaganda electoral, pero dice que se expresan en «una dialéctica política» que las excluye de sanción. Delicias judiciales.

La JEC es menos condescendiente con el Ministerio de Justicia. Ahí sí que «reprende» con severidad a la ministra, la alegre Dolores Delgado, por exhibir la intervención en la que el candidato Sánchez presentó la campaña del PSOE. ‘Con tooos los huevos’, dirían en Puertochico. La JEC tampoco multa, según los jueces porque la ministra retiró enseguida esas propagandas. Pero advierte a la secretaría de Estado de Comunicación que haga el favor de tener más cuidado.

Visto lo visto, es lógico que Miguel Ángel Revilla, en sus tiempos libres presidente de Cantabria, o Quim Torra, que dice serlo de Cataluña, protesten por las multas de 1.000 euros que les ha impuesto la Junta Electoral, al de Cantabria por ir de farra a Comillas junto a su candidato Mazón, igualmente multado. Como dice Revilla, si fueron poco más que a zamparse unas almejas con arroz (precisemos: arroz con almejas).

Revilla va a recurrir la multa, con razón. Él, que lleva en campaña desde que se fueron los nacionales, día tras día, sobre todo en Madrid o por ahí fuera, y va la JEC y le multan por viajar a Comillas, de parranda gastronómica. Esto ha dicho: «Es cierto que estuve en Comillas, me di un paseo por la playa, me hice una foto y asistí al homenaje que le dieron 40 pescadores a Mazón, pero me puse en un esquina, me comí el arroz con las almejas y me vine para casa, eso es todo lo que hice… ¡y mil euros!»

Enternece el candor del tertuliano presidente. Pero tiene razón. Por una vez que se esquinó, van y lo colocan en el centro. Y, encima, quien lo ha denunciado ha sido su socio de (des)Gobierno, el PSOE. Dixit Revilla: «Hombre, que te denuncie el socio, cuando encima desde el Gobierno de España todos los viernes, sin estar gobernando, saca decretos».

Comentarios