18.06.2019 |
El tiempo
Martes. 18.06.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Los 100.000 de Madera de Ser

Los 100.000 de Madera de Ser

La lluvia y el viento hicieron acto de presencia este fin de semana y trastocaron la mayor parte de la programación bolística. Solamente se salvó la DH, gracias a la norma -muy acertada- aunque entiendo a los detractores equipos locales que no cuentan con ese privilegio- que les obliga a jugar en bolera cubierta. Se jugaba la primera de las cuatro peligrosas jornadas dobles. Pude presenciar los dos test que debía superar Peñacastillo Anievas Mayba para confirmar su caché de favorito. No salieron mal parados en el juego pero sí frenados en la puntuación, otros dos empates y van siete. En la Mateo Grijuela se enfrentaron al equipo revelación de Sobarzo. Tienen mucho mérito después del susto del pasado año y con tres nuevos jugadores en la plantilla -me gustó el joven Luis Vallines, nieto del recordado árbitro Agustín- y plantaron cara hasta el punto de que el resultado pudo ser mejor de haber acertado algo más en el birle, como acertaron con los emboques. Jesús Salmón tuvo que sacar raza para tirar de un carro que va mejorando pero no acaba de convencer a los parroquianos. Y el domingo en Maliaño ante Roper Bahía Real otro empate está vez con un juego de altura por ambos equipos, un partido de los que hacen afición, por los 20 metros, los cambios de táctica, la tensión y los muchos aciertos, como los 51 bolos -cinco bolas de cuatro desde el tiro- de Roper Bahía Real desde los 20 metros con raya alta. Pudo ganar cualquiera de los dos, hicieron méritos para ello, pero también me parece justo el empate. 

«¡Arde la Liga!» Así abría ayer la jefa Merche Viota las páginas de Deportes de ALERTA, con una espectacular y expresiva foto de José Ramón, mostrando la exultante alegría por el emboque conseguido por Fernando Ocejo. Es cierto, sigue estando abierta y es nuevo líder -por tener más chicos a favor- Sobarzo igualado a todo con Roper Bahía Real. Se recupera, y se acerca jugando de tapado, Hermanos Borbolla Villa de Noja, y Comillas alcanza una muy meritoria quinta plaza. Después del aviso -peñas suelo- de la semana pasada, recupera el resuello Ribamontán al Mar Construcciones Portio, con dos victorias, igual que J. Cuesta. Negros nubarrones por La Cavada, pese al punto rascado en Noja, y aún más tenebroso por Guarnizo ya que Los Remedios Vitalitas no puntuó y ocupan ahora una de las plazas de descenso. Como el año pasado, pero dando vuelta al papel.

Hoy mis reflexiones vienen motivadas por mis años dedicados a la enseñanza. He tenido que recordar mis tiempos de maestro en la Escuela Unitaria de Aés y en el Colegio Cuevas del Castillo de Vargas, mis clases de Matemáticas y Sociales. La ocasión lo merece. Vamos a jugar un poco con los números. Dan mucho juego.

El 1 es el primer número natural, el comienzo de todo. Si le vamos añadiendo el dígito cero nos van a ir proporcionando cantidades mayores que por sí solas, independientemente de los dineros, los metros, los años y otras unidades más utilizadas seguramente a cada uno han dejado un recuerdo especial, una cita, un hecho. Así, el 10 es la nota a la que todo buen estudiante aspira, la perfección, aunque en alguna ocasión te habrás tropezado con la singular curiosidad de algún ‘profe perverso’ que pone ese límite en 11. Con dos ceros tenemos el 100, la centena, el ciento, como los 100 Kilómetros Ciudad de Santander que el atleta cántabro José Antonio Soto Rojas puso en marcha hace cuarenta años y tendrán una nueva cita el 15 de junio. Para que la clase no sea monótona es conveniente añadir algún chiste, alguna anécdota o chascarrillo. Aprovechando el 100, allá va uno. Como diría el genial humorista Eugenio, «saben aquel que dice… un alumno poco estudiado acude al examen de Historia, le preguntan por la Guerra de los 100 años, y tras pensar un rato -y reconocer que no sabía nada- le echa valor y dice: primer día... y el profesor, temiendo lo que se le venía encima, le interrumpe y le manda al sitio ¡aprobado!». Por cierto, esa guerra medieval entre Francia e Inglaterra, que duró realmente 116 años, terminó con la recuperación de los territorios que los ingleses tenían en Francia.

Añadimos un nuevo cero y tenemos el 1.000, el millar o el milenio, como aquellos soñados billetes verdes en pesetas, que la inflación y los euros dejaron fuera de servicio. O los puntos que el domingo añadió Rafa Nadal a su clasificación de la Asociación de Tenistas Profesionales, tras ganar a Novak Djokovic en Roma. Otro cero más y tenemos Los 10.000 del Soplao, prueba celebrada en el entorno de Cabezón de la Sal, con un tiempo que bien justificó aquella frase del ‘Infierno del Norte’. En esta ocasión se superaron los 10.000 participantes pero cuando se puso en marcha, en el año 2007, solamente contó con 464 y su extremada dureza solo permitió la gloria a 160. Entre los participantes históricos -no sé si ahora participaron- tenemos jugadores de bolos, y que ahora recuerde, Diego Rojas y Rodrigo Pérez, y este último al día siguiente, como si nada, jugó un partido de bolos con La Carmencita.

Y luego vienen los 100.000 hijos de San Luis -eran más-, ejército que envió en 1823 el rey Luis XVIII de Francia para arrinconar en Cádiz al gobierno liberal surgido tras la asonada de Rafael Riego y ayudar a nuestro Fernando VII a volver al absolutismo y abolir los acuerdos de libertad de nuestra ‘Pepa’, nuestra primera Constitución, así llamada por ser aprobada en Cádiz el día de San José de 1812.

Muy importante es el 1 seguido de seis ceros, el millón, cuando eran alcanzables en pesetas -millonarios- y ahora muy selectivos con los euros. Como lo era cuando Miguel García ganó al otro Miguel, Castanedo, en una noche de agosto, en la bolera procesional instalada en los terrenos del antiguos Campos de Sport de El Sardinero, con los bolos pintados de verde, el primer Torneo del Millón, torneo que desde entonces forma parte indivisible de la Semana Bolística.

Quedan cinco minutos para acabar la clase. Ahora ya no caben interrupciones ni chacarrillos. Al grano, como en los telegramas. O como decía aquel que estando en la mili escribía «queridas perras mándame madre» y a pesar de su mala redacción, le llegaban. Le queda una jornada a las ligas de pasabolo tablón pero, como estaba cantado y contado, los baracaldeses de San Vicente ganaron su segunda Liga, veinte años después. Lo hizo ganando en Baracaldo a sus vecinos de Sopuerta -ganadores de las seis primeras ligas en los comienzos de los años noventa- y enviándoles a la categoría inferior, quedando para la última jornada la otra plaza del descenso que dilucidarán este sábado en La Lastra los muchachos de Parada -Valle de Villaverde- y Josemari de la Peña -Ampuero-, ya que ambos ganaron es esta jornada. Los de Ampuero, que este año juegan en La Edilla de Rasines por las obras en su Nogalera, necesitan ganar y que los de Villaverde no consigan hacer tres juegos.  También cantó el alirón San Pedruco Ampuero Grupo Industrial, por el título y el ascenso a Primera, como se esperaba, ya que se enfrentaban a los chavales del equipo B. Y nueva victoria de Matienzo, 13 de 13, que ya eran campeones hace varias jornadas y jugarán de nuevo en la Liga Nacional.

Pinchazo de Ceferino Conde Loredo en El Cagigal -empataron con los colistas, Cubas Pontones- dejando vía libre, a tres puntos, a Arnuero Pescados José Luis al termino de la primera vuelta. Solo una victoria -al menos por 7 a 3- el próximo domingo les daría alguna posibilidad. Con cualquier otro resultado podríamos adelantar que la liga ya tiene dueño. 

No falló Alto Pas Posada La Braniza ante sus vecinos de Candolías Autobuses Figueras y sigue la estela -a dos puntos- de Margutsa. Finalizada la primera vuelta ya se conocen cinco de los ocho equipos que disputarán el Trofeo Margutsa: Margutsa, Alto Pas Posada La Braniza, El Rosario Ruipel -gran temporada- y Candolías Autobuses Figueras, de Primera; y de Segunda, Vegaloscorrales Ruipan Restaurante Roberto. Queda pendiente el obligado desempate entre Piélagos Taller Carlos Luena y La Campiza Área de Servicio Los Arcos, igualados a todo. Y otras dos de Segunda, que se conocerán cuando se jueguen los partidos suspendidos por la lluvia, antes de que comience la segunda vuelta. De momento los pasiegos ‘descansan’ este próximo fin de semana: Las Marzas de El Rosario el sábado, y tiradas todo el fin de semana en Vioño y Campuzano para los Campeonatos Regionales de 1ª y 2ª por parejas.

Dejo para el final, el postre, el motivo principal de esta clase de matemáticas e historia, realizada con muchísimo respeto a los que realmente saben de lo uno y de lo otro. Este jueves, día 23, a primera hora de la mañana llegarán cincuenta alumnos/as de 5º de Primaria del Colegio Marqués de Valdecilla, algo muy habitual en ese centro porque acuden todos los años, tarea que les dejó enseñada y aprendida su maestro Víctor Mazón, ahora jubilado y dedicado a las labores de informar de los juegos de mesa -especialmente de nuestro autóctono juego de flor- en las páginas de ALERTA. Uno de ellos pasará a la historia por ser el alumno o alumna número 100.000 que participa en el Proyecto Educativo Madera de Ser desde que se pusiera en marcha en enero de 2001. La historia de Madera de Ser viene merece un tratamiento especial. Por el momento, con presencia de las autoridades, todo está preparado para este jueves histórico. Estarán perfectamente informados.

Comentarios