26.10.2020 |
El tiempo
lunes. 26.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Campoo de Yuso tiene que jugar

Campoo de Yuso tiene que jugar

Leo y oigo con cierto estupor que se contempla la posibilidad de que la Peña Bolística de Torrelavega Siec sea campeona de la Liga Femenina porque las campurrianas no pueden disputar sus dos últimos partidos al estar, en principio, dos de sus jugadoras afectadas por coronavirus. Se comenta que no tienen jugadoras suficientes y que su presidente, Miguel Ángel Saiz ‘Chapi’, en una decisión totalmente acertada, no contempla la posibilidad de fichar a otras jugadoras para completar esas dos últimas jornadas. Estamos en una temporada atípica, excepcional, y las medidas que puedan tomarse deben seguir esa línea. La Federación Cántabra de Bolos tiene herramientas suficientes para aplazar el final de toda la liga o solamente el de los partidos afectados. Es lógico que estando en las dos últimas jornadas ambos equipos, Torrelavega Siec y Campoo de Yuso, jueguen en las mismas condiciones de horario. Pero no es la primera vez que esta situación se plantea, eso sí, por cuestiones meteorológicas. En esos casos, la decisión de jugar o no esos últimos partidos simultáneamente recaía en los propios equipos implicados. Es decir, que si se aplazan los partidos de Campoo de Yuso y la Bolística quisiera jugar en las mismas condiciones, tendrían que aplazarse los partidos de ambos equipos, los de Campoo de Yuso por la obligada cuarentena. Pero sí la Bolística decidiese jugar en las fechas y horarios marcados, también estaría en su derecho, dejando ‘la papeleta’ a las campurrianas, que jugarían -para el título o para ser lo que ahora son, subcampeonas- cuando su situación sanitaria se normalice.

Decía que la Federación tenía en sus manos las herramientas necesarias para validar esta opción de aplazamiento. En el artículo 11.20 de las Bases de Competición se dice que: «Cuando por causas climatológicas u otras se produjeran suspensiones masivas de partidos de una o más jornadas, la F.C.B. podrá, a fin de regular la competición, anular los acuerdos interclubes y fijar las nuevas fechas que estime convenientes en función todo ello de la necesaria coordinación entre equipos, árbitros, Federación, medios de comunicación, aficionados, etcétera». Insisto en que el artículo contempla no solo las causas climatológicas, sino otras.

Pero el artículo 10.10 es aún más claro: «La F. C. de Bolos se reserva el derecho de modificar los calendarios de Competiciones de Liga cuando, de llevarse a efecto, se produjeran resultados negativos para los intereses deportivos». Y no cabe la menor duda que las circunstancias sobrevenidas a las chicas de Campoo, que pudieran haberlo sido a las de cualquier otro equipo, léase Comillas, lesionan gravemente los intereses deportivos de las campurrianas.

Un caso distinto puede ser el de Comillas porque aún queda mucho margen para poder recuperar esos partidos, y porque de tener que producirse -en un hipotético caso de persistir confinamiento de su jugador o de sus compañeros- la posible retirada de los comillanos no sería causa mayor en sus intereses deportivos porque ni se juegan el título ni descienden.

No quiero pensar que la decana de nuestras peñas, mi Peña Bolística, utilice otros argumentos distintos a la deportividad para ser campeonas. Tampoco tengo la menor duda de que la decisión de nuestra Federación será acorde a la situación tan difícil como nueva que estamos viviendo.

Porque ¡todos somos Campoo de Yuso y todos somos Comillas!

Campoo de Yuso tiene que jugar
Comentarios