07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

饾懟饾挀饾拏饾挃饾挄饾拹饾挀饾拸饾拹饾挃 饾拺饾拹饾挀 饾拞饾拲 饾拕饾拹饾拸饾拠饾拪饾拸饾拏饾拵饾拪饾拞饾拸饾挄饾拹

confinamiento
饾懟饾挀饾拏饾挃饾挄饾拹饾挀饾拸饾拹饾挃 饾拺饾拹饾挀 饾拞饾拲 饾拕饾拹饾拸饾拠饾拪饾拸饾拏饾拵饾拪饾拞饾拸饾挄饾拹

Resulta normal y cotidiano ir aprendiendo el significado de nuevas palabras a fuerza de repetici贸n en los medios de comunicaci贸n o por los hechos que producen los cambios en la vida social. Esto es, ampliar la memoria sem谩ntica. El t茅rmino 鈥渃onfinamiento鈥 se ven铆a empleando para los casos de condenas, secuestros o simplemente en personas que tomaban la decisi贸n de recluirse de forma voluntaria. A partir del momento actual tambi茅n tendremos este concepto en nuestra memoria autobiogr谩fica, lo recordaremos y hablaremos de ello el resto de la vida. Estar confinados formar谩 parte de nuestro repertorio de conductas. Aceptarlo es la mejor manera de empezar a superar este suceso antes que se convierta en trauma.

Seg煤n el diccionario de la Academia de la Lengua 鈥渃onfinamiento es la pena por la que se obliga al condenado, en libertad, a un lugar distinto a su domicilio鈥. La definici贸n es v谩lida pero no nos ayuda mucho en las actuales circunstancias, ya que la pena la estamos pasando en nuestro propio domicilio y est谩 produciendo unas consecuencias entre las personas que lo sufrimos. Deber铆amos conocer bien los traumas que conllevan las conductas que se ejecutan por obligaci贸n. Para saber sobre el confinamiento y las consecuencias psicol贸gicas es importante revisar los estudios que se han llevado a cabo en los a帽os pasados.

Los primeros estudios producidos por confinamiento en animales, lo realizaron los psic贸logos norteamericanos Anderson O. D. y Liddell H. S. (1935.) Investigaron sobre las consecuencias en un grupo de ovejas encerradas para realizar sus movimientos naturales que terminaron por adquirir conductas id茅nticas a la neurosis. Tambi茅n los investigadores y psiquiatras Freeman, G. L. y Pathman J. H. (1940), demuestran en pacientes hospitalizados y sometidos a restricciones sensoriales la aparici贸n de conductas neur贸ticas El resumen estos descubrimientos nos llevan a la conclusi贸n de que cualquier persona que se vea restringida en sus movimientos y estilos de vida cotidianos est谩 propensa a desarrollar cualquier tipo de neurosis o procesos de ansiedad generalizada. Todos estos resultados de principios del siglo XX fueron abriendo el conocimiento sobre c贸mo funciona el cuerpo y la mente humana. As铆 una persona totalmente sana se puede ir enfermando lentamente hasta llegar a una neurosis o hasta los traumas m谩s insospechados.

Un ejemplo claro y muy presente en la humanidad fue la segunda guerra mundial que se convirti贸 en una verdadera hecatombe y una fuente de m煤ltiples traumas. Aquella tragedia nos ense帽贸 el principio psicol贸gico que reg铆a en las mentes de los soldados que, aunque iban sanos a la guerra, algunos regresaban neur贸ticos, traumatizados y verdaderamente desquiciados. Fue el psiquiatra y psic贸logo surafricano Joseph Wolpe (1954) quien intentando curar a los soldados al finalizar la guerra, empez贸 a dise帽ar un m茅todo terap茅utico, que denomin贸 Psicoterapia por Inhibici贸n Rec铆proca.

El factor del confinamiento al que nos encontramos sometidos es y ser谩 el motivo de nuevos traumas, ansiedades y estr茅s emocional. Seg煤n hasta donde llevemos nuestra mente, se podr铆an presentar tres grados: 鈥減rimero hay una acci贸n acumulativa de angustia (鈥), segundo, las respuestas de ansiedad pueden condicionarse con mayor fuerza (鈥) y tercero, parece probable que haya un aumento de la conducta esquel茅tica muscular (鈥)鈥. 脫sea, que, de acuerdo a la teor铆a de Wolpe, podemos deducir que cuando nos vemos imposibilitados para actuar o escapar de un lugar confinado el aumento de los niveles de estr茅s y ansiedad ser谩n mayores.

El cuerpo y la mente est谩n en permanente di谩logo, nada de lo que ocurra al cuerpo es ajeno a la mente y viceversa. Si estamos confinados y el cuerpo no tiene la total libertad de sus movimientos la mente puede entrar en fase de conducta neur贸tica y modificar谩 el funcionamiento cerebral especialmente a los niveles inferiores. Concretamente afectar谩 al sistema nervioso aut贸nomo en particular al nervio vago, responsable de m煤ltiples funciones y en concreto de nuestra empat铆a y socializaci贸n. Pero todos estos trastornos pueden ser tratados por la psicolog铆a con las terapias de sensibilizaci贸n, relajaci贸n, mindfullnes o yoga.

Ahora propongo que busques en tu mente un lugar y una 茅poca en la que fuiste feliz. (la playa, el mar, el campo, la monta帽a). Por ejemplo, el fot贸grafo y arquitecto japones Hiroshi Sugimoto nos presenta el horizonte del mar en su obra 鈥渟eascape鈥. Algo que no ha cambiado con los siglos. Es el mismo horizonte que vio Juan de la Cosa cuando viajo para descubrir Am茅rica o el mismo horizonte que vieron nuestros antepasados de Altamira - 隆nada ha cambiado! Es importante que respires profundo varias veces y hables con tu mente para decirte que 隆estoy vivo!, que en alg煤n momento pasado tu vida fue mejor, que algo de tu existencia puede sobrevivir al tiempo sin ning煤n cambio. Tu horizonte, tu mar, tu campo, podr铆a estar ah铆 esper谩ndote para que tu pasado feliz sobreviva con el tiempo tan solo con tu mirada. Y por encima de todo piensa que volver a la normalidad en posible.

饾懟饾挀饾拏饾挃饾挄饾拹饾挀饾拸饾拹饾挃 饾拺饾拹饾挀 饾拞饾拲 饾拕饾拹饾拸饾拠饾拪饾拸饾拏饾拵饾拪饾拞饾拸饾挄饾拹
Comentarios