15.08.2020 |
El tiempo
sábado. 15.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Nueve lecciones negativas del COVID

Nueve lecciones negativas del COVID

1.- No había ni Plan B ni Plan de Desescalada. Los hechos están demostrando que, tras el estado de alarma, el Gobierno dejó a las autonomías toda la responsabilidad y se volvió a su guarida como si ya hubiera hecho solucionado el problema y no hubiera sido necesaria una coordinación nacional. Es más, preveía que los rebrotes serían en octubre. Fernando Simón ha negado que, como se nos dijo en su día, los expertos hubieran hecho un Plan de Desescalada. Muchas autonomías, tampoco. Ni medidas en la sanidad ni instrucciones ni coordinación. Que cada cual se busque la vida. Y otra vez improvisando.

2.- El confinamiento no sirvió para hacernos mejores; solo obedientes. Muchos ciudadanos han demostrado insensibilidad e indiferencia ante las graves consecuencias de la pandemia. Y, otra vez, los cierres y las sanciones parecen la única solución. La imagen que algunos han transmitido ha perjudicado a todos.

3.- No ha habido ningún plan de actuación exterior para mostrar que la situación en España, a pesar de los rebrotes, permitía la llegada de turistas con todas las garantías de sanidad, al menos a algunas autonomías. Las palabras, otra vez, de Fernando Simón -"mejor que no vengan los británicos"- y de alguna ministra han sido utilizadas para castigar a un sector que puede quebrar antes de terminar el año y no recuperarse en una década. Hemos deteriorado la imagen de España en lugar de ganar, con hechos y datos, la confianza de gobiernos y de turistas.

4.- Las estadísticas nos castigan. Los datos son fundamentales para afrontar una crisis. Las estadísticas que manejan las autonomías y el Gobierno difieren en metodología y resultados. Por eso no sabemos todavía cuántos muertos ha habido, cuántos PCR se han hecho y dónde o cuantos afectados hay por los rebrotes. Es decir, no podemos comparar lo que está pasando en Aragón o Cataluña y otras autonomías porque cada uno lo mide y lo transmite como quiere. No es un fallo menor. Y en Europa no se fían de nuestros datos.

5.- Falta una campaña de concienciación a los ciudadanos sobre las consecuencias de una segunda ola, cada vez más cerca. Ha habido propaganda, pero ha faltado información. Hay que sensibilizar a los ciudadanos de que nos toca a todos ser corresponsables. Los botellones, las fiestas familiares masivas y algunas celebraciones deportivas han sido un escándalo de irresponsabilidad.

6.- Sobra el triunfalismo. La crisis económica va a ser dramática en los próximos meses, lo es ya con un millón más de parados. Los dineros de Europa no llegarán hasta 2021 y para entonces se habrá perdido gran parte del tejido productivo español y la economía de millones de familias. El Ingreso Mínimo Vital es una medida positiva, pero insuficiente. Hay que apoyar fuerte a los que crean empleo.

7.- El Parlamento español ha sido insolidario e improductivo durante esta crisis. La mayor parte de los diputados han cobrado sueldos y dietas sin trabajar y no han tenido ni un gesto con los más desfavorecidos. Lo que el Parlamento no ha perdido es su capacidad de dividir y de enfrentar, no de acordar. La Comisión para la Reconstrucción ha sido un quiero y no puedo. Eso sí, no dejan de hablar del Rey emérito.

8.- La educación es el siguiente problema. No hay una planificación seria del próximo cuso. Cada autonomía va por libre y hace lo que puede. Eso sí, desde el Gobierno se castiga a la concertada. Pagarán los niños y los padres.

9.- No aprendemos. Ya está en marcha la guerra por el aprovisionamiento de una vacuna que no existe todavía. Guerras a muerte entre países para lograr el autoabastecimiento y quitársela a los demás. Nos volverá a pasar lo mismo que durante la pandemia. Cuando los problemas exigen unidad, nadie la busca.

Nueve lecciones negativas del COVID
Comentarios