17.06.2024 |
El tiempo
Editorial
12:33
28/04/24

Coartar la libertad de prensa desde el aparato político y mediático

Pedro Sánchez.
Pedro Sánchez.
Coartar la libertad de prensa desde el aparato político y mediático

El panorama mediático y político de España ha estado marcado por un torbellino de incertidumbres y acusaciones que resaltan una preocupante realidad: la fragilidad de la prensa libre ante los embates del poder. La situación que rodea al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y las investigaciones de corrupción en contra de su esposa, Begoña Gómez, y el PSOE, han revelado no solo las discrepancias habituales en el tratamiento informativo entre medios nacionales e internacionales, sino también un uso preocupante del aparato estatal que podría amenazar la integridad del periodismo libre.

Mientras medios internacionales como The New York Times, Bloomberg y la BBC han abordado la noticia con cierta distancia, destacando la gravedad de las acusaciones de corrupción dentro del Gobierno y su entorno y la posible dimisión de Sánchez, la prensa española cercana al gobierno ha optado por una narrativa que roza el elogio hacia la «valentía» del presidente y el «amor» por su esposa, enfrentándose a lo que describen como ataques de la ultraderecha. Esta dicotomía no es solo un reflejo de las diversas líneas editoriales, sino también un indicativo de cómo se pueden manipular los relatos en beneficio de intereses políticos específicos.

Es precisamente en este contexto donde la prensa libre se enfrenta a una de sus pruebas más difíciles. La carta recientemente publicada por el presidente Sánchez, lejos de aclarar las dudas, parece más bien un preludio a una estrategia más amplia de confrontación contra aquellos medios que han sido críticos con su gestión.

La referencia a los medios como partícipes en una «operación de acoso y derribo» es alarmante. Implica un posible pretexto para justificar futuras acciones contra la prensa independiente bajo el disfraz de defender la honorabilidad.

Desde este editorial, reafirmamos nuestro compromiso con la veracidad y la independencia editorial. El poder político, independientemente de su signo, debe estar sujeto al escrutinio de la prensa, y no al revés.

Las declaraciones del presidente Sánchez, que adelantan un posible «arremeter contra esta prensa libre» el próximo lunes, son de especial preocupación. Se vislumbra no solo como un ataque a la prensa, sino como un intento de afianzar un aparato político y mediático que podría coartar la libertad de expresión y la diversidad de opiniones en nuestro país.

La Constitución Española de 1978 en su artículo 20.1.a), reconoce y protege el derecho a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

En momentos de crisis, la sociedad debe defender más que nunca los pilares de su democracia, y uno de estos pilares es sin duda una prensa libre y no adscrita al poder político de turno. Invitamos a nuestros lectores a reflexionar sobre la importancia de un periodismo que pueda operar sin presiones ni amenazas, que sirva al interés público y que mantenga a los ciudadanos informados y empoderados para tomar decisiones fundamentadas.

Tal y como lo recuerda el Código Deontológico de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España: «En el marco de las libertades civiles consagradas en la Constitución, que constituyen la referencia necesaria para una sociedad plenamente democrática, el ejercicio profesional del Periodismo representa un importante compromiso social, para que se haga realidad para todos los ciudadanos el libre y eficaz desarrollo de los derechos fundamentales sobre la libre información y expresión de las ideas».

«Los periodistas, también, está sometido a los límites que impidan la vulneración de otros derechos fundamentales, aunque siempre defenderán el principio de la libertad de difundir la información y la libertad del comentario y la crítica». Por último, pero no menos importante, es necesario resaltar: «Para garantizar la necesaria independencia y equidad en el desempeño de su profesión, el periodista deberá reclamar, para sí y para quienes trabajen a sus órdenes, el deber y el derecho de oposición a cualquier intento evidente de monopolio u oligopolio informativo, que pueda impedir el pluralismo social y político».

El futuro de una prensa libre está en juego, y es tarea de todos protegerla.

Coartar la libertad de prensa desde el aparato político y mediático
Comentarios