14.04.2021 |
El tiempo
mi茅rcoles. 14.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

饾懚饾拲饾拏饾挃 饾拝饾拞 饾拵饾挅饾拫饾拞饾挀饾拞饾挃 (饾懓)

Eva come la fruta del árbol
Eva come la fruta del árbol
饾懚饾拲饾拏饾挃 饾拝饾拞 饾拵饾挅饾拫饾拞饾挀饾拞饾挃 (饾懓)

En los textos b铆blicos, hubo un principio donde Eva come la fruta del 谩rbol del conocimiento, tentada por una serpiente y le da de comer a Ad谩n, que ya hab铆a sido avisado por Dios de no tocar esa fruta, por lo que ambos son expulsados del Para铆so. De lo que se pueden deducir varias cosas: que el gran poder universal, representado aqu铆 por Dios, reacciona fatal cuando no se acatan sus 贸rdenes, aunque sean arbitrarias, como que te niegue el acceso saber lo que 茅l sabe; que prohibir suele llevar a desobedecer y tener iniciativa propia, borrar los l铆mites, buscar el conocimiento, es una necesidad evolutiva desde el principio de los tiempos ; tambi茅n que a Ad谩n, el impulso de Eva, le pareci贸 bien y que si quieres conocer algo nuevo, puede animarse quien te acompa帽a a hacer lo mismo.

Y despu茅s silencio. Conocemos poco la mitad del mundo, la historia de las mujeres es un recorrido por lo herm茅tico, ya que ha pertenecido a lo privado al un铆sono del hombre que ha desarrollado la suya p煤blicamente

A modo de cata, hay que recordar a algunas:

En el siglo XII Hildegarda de Bingen, Alemania, crea, compone, estudia y publica, desde un convento.

Entre el siglo XIV y XV en Venecia, la fil贸sofa y humanista Cristina de Piz谩n, escribe la Ciudad de las Damas que bien pudiera regalarse con otros presentes en la cestita de las reci茅n nacidas.

En XVI, en Espa帽a, Sta Teresa de Jes煤s, crea una orden religiosa independiente para mujeres, y escribe con absoluta libertad de pensamiento sobre su relaci贸n con Dios.

En XVII, la escritora y poeta Sor Juana In茅s de la Cruz, M茅xico, escribe un emblem谩tico poema para su generaci贸n y las venideras en defensa de las mujeres.

Y luego empezaron LAS OLAS, 1潞,2潞,3潞,4潞鈥. tal vez se est茅 solapando ya la 5潞 con colectivos como el transg茅nero al que una parte del movimiento cl谩sico feminista no considera dentro de la agenda feminista, o el auto-excluyente de mujeres no blancas (racializadas) que no se sienten representadas por el feminismo tradicional. Tambi茅n est谩 en ebullici贸n el debate que abren las nuevas sexualidades ya que atraviesa, genero,sexos, y pertenece a la indagaci贸n del deseo humano, que no tiene por qu茅 estar dentro del movimiento feminista, sino que abre otra agenda de querer vivir y sentirse como ser humano.

En el XVIII, empieza la 1潞 Ola: cambiar el pensamiento colectivo: destaca Olimpe Gouges, autora de la Declaraci贸n de Derechos de la mujer y la ciudadan铆a, anterior a hacerse p煤blica la declaraci贸n de los Derechos del hombre, en Francia. Francois Poullain, sacerdote, filosofo escritor, fue el gran aliado de las ideas de igualdad entre sexos, mientras la Ilustraci贸n solo pensaba en los derechos de los hombres. Y en Inglaterra la escritora y fil贸sofa, Mary Wollstonecraft, publica Vindicaci贸n de los derechos de la mujer (1792)  como contestaci贸n a la propuesta de Rousseau, la educaci贸n de las ni帽as .La obra de esta autora ser谩 referencia e inspiraci贸n m谩s tarde para la escritora Virginia Wolf.

En Espa帽a, en esa 茅poca hubo tambi茅n un gran aliado en la defensa de las mujeres, el ilustrado Benito de Feijo贸, destacan mujeres como Margarita de Angulema, Sor Isabel de Villena, Josefa Amar y Borb贸n y Mar铆a Josefa Pimentel, condesa de Benavente, con sus salones ilustrados en Madrid al modo de las Salonieres francesas, dedicadas al arte de la conversaci贸n y la cultura. Mi padre que siempre me regala libros en Reyes ,en 1995 eligi贸 uno de Elena Ochoa muy recomendable que hablaba de ellas: Saber con placer.

饾懚饾拲饾拏饾挃 饾拝饾拞 饾拵饾挅饾拫饾拞饾挀饾拞饾挃 (饾懓)
Comentarios