27.02.2024 |
El tiempo
martes. 27.02.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria

El valor de la palabra

El valor de la palabra

Eso de que las palabras se las lleva el viento ha tomado cuerpo en la política española y como se las lleva el viento todo se puede decir. No hay límite. Lo estamos viendo en estos días a raíz del debate sobre las listas de Bildu. Sin pudor alguno se acusa al PP de no estar contento por la desaparición de ETA pese a que ha sido un partido que en el País Vasco se ha visto masacrado por la acción terrorista. Esto lo hizo el Presidente del Gobierno en la sesión de control del Senado, cuyo partido tiene en su haber muchas víctimas, y Feijoo le espetó que estaba más con los verdugos que con las víctimas y sin pudor alguno se asegura que la Ley de Vivienda hunde sus raíces en el atentado de Hipercor como ha afirmado, también en el Senado, el popular Rollán.

El hecho de estar en campaña y de tratarse de un asunto como es el hecho de la inclusión de asesinos no puede, no debe justificar que se hurte a las palabras del valor que tienen. Sin la palabra no somos nada.

Los que hemos vivido en primera línea el terror de ETA añoramos aquella unión que hubo entre los dos grandes partidos a la hora de hacer frente al terror. Por ello, el cara a cara de Sánchez y Feijoo solo produjo tristeza y lo más llamativo es que de este debate sólo Bildu ha salido indemne. No solo indemne sino que se ha puesto en valor, por parte de los partidos de izquierda, el gran paso dado al anunciar que los siete asesinos no tomarán posesión de sus actas, como si de un acto heroico se tratara.

El anuncio de los siete de no recoger sus actas en el supuesto muy improbable de que salieran elegidos --ha sido una buena decisión pero que, como otras muchas, no responden a una reflexión moral, sino táctica-- tiene como efecto inmediato que Pedro Sánchez, como ya dijo en el Congreso, cuente con ellos para aprobar más medidas sociales y Bildu se garantiza su capacidad de influencia. Por lo menos ha quedado claro que Sánchez, si puede aspirar a renovar su presidencia, cuenta con Bildu. ¿Alguien está en condiciones de negar con rotundidad que durante el fin de semana pasado no ha habido contactos con Otegui?.

Así las cosas, Nuñez Feijoo debería ir despidiéndose de cualquier posibilidad de alcanzar pacto alguno con el PSOE, al menos con este PSOE que ya tiene bien diseñada su estrategia futura siempre que los votos les sonrían. Se tiene que despedir. No hay más que ver con qué énfasis y rapidez se han criticado las palabras impresentables del senador Rollán. Justo lo que no hubo cuando conocimos, gracias a Covite, las listas de Bildu. "No me gusta nada" dijo Patxi López mientras el Gobierno callaba...

Entramos en el ecuador de esta doble campaña que estamos viviendo. Nadie debe renunciar a la crítica pero bueno sería que todos al hacerla cuidaran las palabras porque, en contra de lo que se cree, no se las lleva el viento. Si nuestros políticos no se "cuidan" un poco como los ciudadanos les van a cuidar a ellos?.

El valor de la palabra
Comentarios