14.07.2024 |
El tiempo
domingo. 14.07.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria

¡Qué inmoralidad! del sanchismo y Bildu

ETA y el Sanchismo.
ETA y el Sanchismo.
¡Qué inmoralidad! del sanchismo y Bildu

Qué inmoralidad política, qué vergüenza que asesinos convictos y confesos conformen listas electorales en el País Vasco. Podrán decir algunos que ya han cumplido su condena, que ya han saldado su deuda con la sociedad, pero nadie podrá convencer a los millones de ciudadanos decentes que la decisión voluntaria y deliberada de Bildu de conformar semejantes listas ha sido un despiste y que si lo han hecho es porque no tenían personas de las que tirar. En Bildu se pueden permitir el lujo de organizar listas sin problema alguno. Tienen cantera de sobra. Pero no, han tenido que exhibir a siete personas que han asesinado a sangre fría y a ciudadanos vascos que no eligieron ser víctimas.

Es verdad que ETA ha desaparecido. Todos nos felicitamos por ello. Es verdad que mejor están en un escaño que dando tiros y es verdad, aunque algunos no lo vean, que si ETA ha dejado las armas no ha sido como consecuencia de un debate moral, sino del cerco policial al que se vieron sometidos.

La inmoralidad es absoluta y una democracia puede soportar muchas circunstancias. Si hay crisis económica, mal que bien, se puede arreglar y si falta agua y todos nos tenemos que sacrificar un poco, nos sacrificamos pero ¿cómo se puede asumir semejante órdago de inmoralidad?

Se han retratado. Nunca, ni antes ni luego, pedirán perdón y nunca dirán que la actividad de ETA estuvo mal.

Ante esta circunstancia es llamativo y triste que ni el Presidente del Gobierno ni sus ministros hayan dicho ni media palabra. Ellos, tan elocuentes, a la hora de denunciar desmanes ajenos, este silencio resulta doloroso para quienes creemos en las instituciones, para quienes creemos que el Gobierno legítimo de España no está solo para gestionar problemas materiales, sino para trasladar a la opinión pública los límites de la moralidad ciudadana. Este silencio es también inmoral, sobre todo cuando es un silencio premeditado y medido. Quién ha visto y quién ve al PSOE.

Decir las cosas no es dividir a los españoles, es hacerse eco de la realidad pero hay realidades que a Sánchez y a su Gobierno prefieren ocultar, no darle trascendencia. Se imagina alguien qué estarían diciendo si el PP o cualquier otro partido incluyera en sus listas a alguien condenado por corrupción. Qué diría Irene Montero si algún partido incluyera a un hombre condenado por violencia de género por mucho que hubiera cumplido su condena.

Con la decisión de Bildu y los silencios estruendosos y dolorosos que hemos presenciado se ha abierto la veda. Ya cualquiera puede incluir en sus listas a cualquiera. ¿Si se cumple la ley electoral, nada que decir?. Pues sí, nada que decir al menos los que ahora callan.

Gusta plantear un dilema perverso. ¿Qué preferimos, que ETA mate o que esté en las instituciones?. Sin duda, lo segundo. Pero no se trata de eso. Se trata de que a lo largo de la legislatura se le ha puesto la alfombra roja. Se le ha tratado mejor que a cualquier partido de la Oposición y esto es indigno por mucho que algunos se empeñen en lo contrario. Una cosa es coincidir en una votación y otra muy distinta negociar con ellos. Ahí está la foto de Adriana Lastra con ellos y, seguro, otras muchas conversaciones que ignoramos.

Se acusa al PP de sacar a ETA a pasear. No. Ha sido Bildu que en el Congreso se infla a hablar de los derechos de los ciudadanos, el único responsable de pasear a asesinos cuyas víctimas nunca fueron lloradas por ellos. !!! Qué inmoralidad!!!

¡Qué inmoralidad! del sanchismo y Bildu
Comentarios