28.05.2024 |
El tiempo

Récord en impuestos, récord en lista de espera: la indignación de un contribuyente español

Patricia Gutiérrez, Santander
La ministra de Sanidad, Monica García.
La ministra de Sanidad, Monica García.
Récord en impuestos, récord en lista de espera: la indignación de un contribuyente español

Como española contribuyente, es frustrante ver cómo se alcanzan cifras récord en la recaudación de impuestos y, sin embargo, los servicios esenciales, como la sanidad pública, parecen no beneficiarse de esta abundancia financiera. El 2023 ha sido testigo de una recaudación tributaria sin precedentes de 271.935 millones de euros, atribuida al crecimiento económico y del empleo, junto con el impulso inflacionario. Sin embargo, esta bonanza fiscal contrasta con una realidad sanitaria desalentadora.

Actualmente, casi 850.000 ciudadanos se encuentran en lista de espera para ser operados en la sanidad pública, el peor registro desde que se tienen datos. La demora media ha aumentado también, situándose en 128 días. Esto representa no solo un deterioro continuo durante cinco semestres consecutivos, sino también una ironía mordaz para aquellos de nosotros que financiamos el sistema con nuestros impuestos.

Es legítimo preguntar ¿dónde está yendo el dinero de nuestros impuestos? La sanidad pública, que debería ser uno de los pilares fundamentales de nuestro estado de bienestar, está flaqueando. Mientras tanto, la administración se jacta de un dinamismo económico que debería traducirse en mejoras palpables para el ciudadano. No obstante, la realidad es otra, y es que seguimos esperando, literal y figurativamente.

Este contraste entre ingresos y eficacia en los servicios refleja una gestión ineficaz y posiblemente una falta de priorización hacia lo que realmente importa: la salud de los ciudadanos. Si la salud de una nación no es una prioridad incluso cuando los recursos son aparentemente abundantes, entonces, ¿cuál es la justificación de un sistema tributario que se siente cada vez más como una carga pesada más que como una inversión en nuestro bienestar común?

Es hora de exigir transparencia y responsabilidad sobre cómo se están utilizando nuestros impuestos. No es suficiente con buenos resultados económicos en papel cuando estos no se reflejan en la calidad de vida de la población. La sanidad no solo debe ser un derecho, sino una realidad accesible y eficiente para todos los españoles, algo que actualmente parece más un ideal lejano que una realidad tangible.

Récord en impuestos, récord en lista de espera: la indignación de un contribuyente español
Comentarios