30.11.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

Los “Gurús” educativos deben dimitir

José Ignacio Monroy Rodríguez, Los Corrales de Buelna, Cantabria.
Varios niños se dirigen a entrar en sus respectivas aulas este jueves, en el primer día del nuevo curso escolar en Cantabria, con un total de 87.133 alumnos en los centros públicos, privados y concertados de la comunidad autónoma, en el primer año, desde que se inició la pandemia, sin medidas para prevenir la covid. EFE/ Celia Agüero
Varios niños se dirigen a entrar en sus respectivas aulas este jueves, en el primer día del nuevo curso escolar en Cantabria, con un total de 87.133 alumnos en los centros públicos, privados y concertados de la comunidad autónoma, en el primer año, desde que se inició la pandemia, sin medidas para prevenir la covid. EFE/ Celia Agüero
Los “Gurús” educativos deben dimitir

No importa que la adjudicación de plazas a los maestros se haga el mismo día que se incorporan los niños a los centros educativos. Ni que los currículum de la nueva ley LOMLOE se hayan publicado sin tiempo para su revisión ni el consenso necesario, en el caso de las comunidades que lo han publicado.

Aquí no dimite nadie. Es vergonzoso. Las familias, sin embargo, deben estar tranquilas, pues la calidad educativa no depende, gracias a dios, de los gurús educativos que ni siquiera dan clase en un aula. Esa calidad y calidez suele ser directamente proporcional a la vocación y dedicación del maestro.

La dignificación de la labor docente, la equiparación salarial, la recuperación del poder adquisitivo, la disminución de la carga burocrática innecesaria que no produce beneficio alguno, el abuso de la temporalidad en la función pública docente, oposiciones nacionales sin discriminación lingúística, el desarrollo de un plan de estudios y un currículum educativo neutro que garantice la homogeneidad y la protección jurídica de los maestros, esos temas los dejamos para otro rato.

Como ven, ya ni siquiera es suficiente la “Alegría”de la dimisión de la responsable de la educación nacional o  la de Cantabria. Se hace imprescindible la desaparición de todas esas cabezas que se dicen pensantes y que no ejercen.

Los “Gurús” educativos deben dimitir
Comentarios