08.03.2021 |
El tiempo
lunes. 08.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria
Carmen Tomás
14:59
27/12/20

Éramos pocos y parió la abuela

Éramos pocos y parió la abuela

El ministro de Sanidad nos dijo hace apenas unos días que la nueva variante del coronavirus que apareció en Reino Unido no estaba en España. Y, como todo lo que ha pasado en esta pandemia "no se podía saber", pero ya está en España. Era lógico pensar, darse cuenta, sin ser ni científico, ni virólogo, ni Simón que, si habían llegado a España decenas de vuelos sin control procedentes de Reino Unido, la variante del Covid entraría en nuestro país. Lo ha hecho, y además, en un momento especialmente delicado, ya que la vacunación ha comenzado, aunque sea a cuenta gotas.

Era lo que nos faltaba para aumentar el desánimo y la desesperación. Decenas de miles de empresas, autónomos, trabajadores y familias llevan meses sufriendo por los efectos del virus y ya nos amenaza una variante de la que se sabe poco y que volverá a amenazar negocios y puestos de trabajo. El Gobierno está en la propaganda, en lo positivo de la vacuna y exultante porque ha aprobado los Presupuestos Generales del Estado para 2021. Poco importa con quién se han conseguido o a cambio de qué y menos aún escucha a quienes tienen claro que son unas cuentas que ahondarán en la crisis, sube impuestos y echará a la inversión de España con normas como la prohibición de los desahucios o la bajada de los alquileres. España es ya un país donde no existe la seguridad jurídica, cuando lo que necesitamos es confianza y miles de millones en préstamos para que la maquinaria siga funcionando.

El Gobierno no ha querido adelgazar el Presupuesto suprimiendo ministerios, gastos innecesarios, subvenciones que pueden esperar y va a conseguir que 2021 no sea el año de la recuperación. Al contrario, va a asfixiar aún más a las empresas empujándolas al cierre y llevando a miles de trabajadores al paro. Los más pesimistas no esperan nada de Europa. Sin embargo, a otros nos queda la esperanza de que nuestros socios se rebelen y exijan a España, a cambio de fondos reformas de calado, que frene algunas de las malas decisiones que ha tomado o piensa tomar este Gobierno y que directamente nos pondrán a la cola de la recuperación y en el número uno del podio del paro.

Éramos pocos y parió la abuela
Comentarios